DEUDA RUSA VUELVE A PROVOCAR INQUIETUD

DEUDA RUSA VUELVE A PROVOCAR INQUIETUD

Han pasado menos de seis años desde que el desplome financiero de Rusia desató una brutal oleada de ventas en los mercados mundiales. Pero al estar las tasas de interés estadounidenses en alza, algunos inversionistas han vuelto a caer en la misma trampa. (VER GRAFICO: BAJO PRESION)

14 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Han pasado menos de seis años desde que el desplome financiero de Rusia desató una brutal oleada de ventas en los mercados mundiales. Pero al estar las tasas de interés estadounidenses en alza, algunos inversionistas han vuelto a caer en la misma trampa.

(VER GRAFICO: BAJO PRESION).

Mientras que en 1998 fue la moratoria en deuda soberana la que disparó la caída, ahora el culpable es el mercado de deuda empresarial.

Aunque la situación económica de Rusia es notablemente sólida, los precios de la renta fija corporativa han caído fuertemente y, más recientemente, han contagiado toda la negociación, salvo la de los mayores bonos, impidiendo a los operadores valorar con exactitud la deuda rusa.

Durante la semana pasada dice Boris Ginzburg, director de análisis de renta fija de NIKoil Bank en Moscú, simplemente no ha habido ningún volumen de operaciones . En cambio, el caos en los bonos corporativos rusos pone presión adicional sobre la deuda del gobierno.

No se prevé que la racha vendedora de deuda corporativa genere otro desplome mundial. Aun así, también forma parte de una ola de ventas más amplia que ha afectado la deuda brasileña, turca y otros bonos especulativos. El índice J.P. Morgan de bonos de mercados emergentes cayó un 5,5% en las tres jornadas previas al lunes (su peor desempeño en dos años) ante la expectativa de una subida de tasas y menor apetito por el riesgo.

Las pérdidas y la falta de liquidez de la deuda empresarial rusa han dado dolores de cabeza a los fondos de cobertura y secciones de negociación por cuenta propia de los bancos en Estados Unidos y Londres, y a los bancos rusos pequeños y medianos que poseen esta deuda.

Muchos de estos inversionistas pidieron dinero prestado para comprar mayores posiciones en bonos empresariales rusos.

Este tipo de movimientos trae a colación lo ocurrido en 1998, cuando los altos niveles de apalancamiento en deuda soberana rusa dispararon la demanda de cobertura suplementaria, lo que que hizo quebrar a algunas firmas.

Los inversionistas tienen poca memoria , dice Christian Stracke, analista de mercados emergentes de CreditSights. Aunque la situación económica rusa ha mejorado enormemente desde 1998, señala, muchas de las emisiones de deuda empresarial del país son bonos basura . A diferencia del gobierno ruso, que recibió ayuda del Fondo Monetario Internacional, estas compañías rusas no recibirán un paquete de rescate internacional si tienen problemas para pagar sus intereses , afirma Stracke.

La reciente volatilidad ha pospuesto emisiones de bonos de empresas como Vimple Communications y Mobile TeleSystems por alrededor de US$500 millones cada una, según los operadores. Gazprom Bank también retrasó una oferta de US$500 millones. Los analistas esperan que esta y otras empresas rusas reactiven sus emisiones cuando acabe el letargo operativo y predicen que podrían intentar recabar hasta US$7.000 millones este año, aunque sigan subiendo las tasas y el apetito por el riesgo siga descendiendo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.