PAGAN PARA PODER DORMIR

PAGAN PARA PODER DORMIR

Para gran parte de la población japonesa dormir de un tirón o a pierna suelta se ha convertido en una obsesión debido al inquietante aumento del estrés, en la mayoría de los casos por la presión laboral, estudiantil o social, lo que ha creado una floreciente industria en torno al buen dormir.

05 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Para gran parte de la población japonesa dormir de un tirón o a pierna suelta se ha convertido en una obsesión debido al inquietante aumento del estrés, en la mayoría de los casos por la presión laboral, estudiantil o social, lo que ha creado una floreciente industria en torno al buen dormir.

Los negocios que han proliferado para conciliar el sueño parecen no tener límites en este país, donde se pueden adquirir desde almohadas a la medida, hasta máquinas que prometen soñar a la carta.

Los empresarios son los primeros en haber advertido que el mercado es lo suficientemente atractivo como para intentar sacarle partido: diez billones de yenes, unos 90.000 millones de dólares.

El famoso sistema japonés del empleo vitalicio, bajo el cual los empleados prometían fidelidad a las empresas y los patrones les aseguraban el trabajo hasta la jubilación, se ha ido derrumbando poco a poco en los diez años de recesión que ha sufrido este archipiélago.

La segunda potencia económica del mundo comienza ahora a levantar la cabeza, pero con una fuerte carga de inseguridad laboral y su consiguiente dosis de tensión nerviosa.

Según un estudio del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social, un 20 por ciento de los japoneses sufren algún tipo de problema de sueño o insomnio, se despierta frecuentemente durante la noche y luego se tiene que levantar muy temprano por la mañana, por lo que durante el día no se siente descansado.

Este problema quedó en evidencia el año pasado con la pasmosa comercialización de la primera medicina popular del sueño, Drewell , de la farmacéutica SSP.

Nada más aparecer en las vitrinas de las farmacias, hace un año, el fármaco superó en sólo un mes la previsión anual, y tras los seis primeros meses logró unos ingresos de 1.350 millones de yenes (unos 12,2 millones de dólares).

Los japoneses demostraron no escatimar gastos para dormir bien, por lo que muchas empresas han reaccionado inundando el mercado con esos productos.

La empresa Lofty lanzó almohadas a medida, teniendo en cuenta la longitud del cuello y forma de la cabeza, y seleccionando el relleno entre más de diez materiales, como plumas, algodón, poliuretano o plásticos.

Su catálogo incluye un modelo última generación con un sistema de transmisión de sonido a través de los huesos, que permite escuchar música sin molestar a quienes comparten cama, y otro que permite a las mujeres dormir sin arrugar el cuello.

A la invasión de productos relacionados con el sueño también han contribuido empresas ajenas a este tipo de industria, como las de electrónica.

Entre las invenciones de una de ellas la que más llama la atención del público es la cama Yume Rakuen , cuya traducción más aproximada al español viene a significar El edén del sueño .

Este paradisíaco lecho le contará los latidos de su corazón antes de dormir y, dependiendo del nivel de fatiga, los trece compartimentos de aire que forman el colchón le darán un masaje con la potencia necesaria correspondiente.

Más lejos del concepto tradicional de cama se halla la cápsula del buen sueño , del fabricante de acondicionadores Daikin.

No usa manta alguna, sino una especie de capota bajo la cual se ajusta la temperatura ideal para el ser humano, 26 grados para la cabeza y 30 grados para los pies.

Shucichiro Shirakawa, responsable del Centro Nacional de Neurología y Psiquiatría de Tokio, explicó que "debido a la influencia del confucionismo, los japoneses pensaban que dormir es pecado, en su sentido de negligencia".

De ahí, añadió Shirakawa, que Japón sea un país "ultra atrasado" en lo referente al sueño, aunque en la actualidad los japoneses parecían haberse dado cuenta de su importancia. EFE.

BREVES.

Costosa alarma.

Seis mujeres murieron pisoteadas en Bangladesh cuando una falsa alarma de incendio en una fábrica de Dacca precipitó a miles de personas hacia la salida, declaró la policía. El incidente se produjo después de que se declarara un pequeño incendio en un depósito de algodón situado enfrente de la fábrica. Las trabajadoras pensaron que la fábrica estaba ardiendo y miles de personas se precipitaron hacia la salida del edificio. AFP.

Niños huérfanos.

El Próximo sábado 7 y domingo 8 de Mayo en el Bazarte de la luz, de la calle 83 con carreras 12 y 13, Fundamor, celebra el Día Mundial de los Niños Huérfanos por el Sida. Fundamor suministra medicamentos y los cuidados que un niño requiere, alimentación, vivienda, educación y atención integral.

El misterio del Everest.

Ochenta años después de la desaparición de los montañistas británicos George Mallory y Andrew Irvine en las laderas del Everest, una expedición salió en busca de una cámara que podría resolver la duda de si ambos fueron los primeros en llegar al techo del mundo. Mallory e Irvine desaparecieron cuando intentaban conquistar la montaña de 8.848 metros en junio de 1924; casi tres décadas antes de que Edmund Hillary y Tenzing Norgay lo lograran en 1953. AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.