VALLE LIDIA CON LÍOS FRONTERIZOS

VALLE LIDIA CON LÍOS FRONTERIZOS

Desde hace más de una década, los problemas y líos fronterizos acompañan a unas diez localidades del Valle.

11 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Desde hace más de una década, los problemas y líos fronterizos acompañan a unas diez localidades del Valle.

Doris Noemí Pizarro, secretaria de Planeación Departamental, dice que esta situación ha restringido la inversión en servicios públicos, ejecución de obras y cumplimiento de funciones administrativas.

"Estos conflictos se han agudizado a raíz de la aplicación del sistema general de participaciones y están afectando considerablemente el desarrollo socioeconómico y cultural de la poblaciones localizas en estas zonas", dice la funcionaria.

Además, han surgido malestares entre los gobernantes, la clase política de estos municipios y la comunidad organizada. Según Planeación, hay líos fronterizos entre Calima-El Darién y Restrepo; Bolívar y Trujillo; Andalucía y Tuluá; Yumbo y Vijes; y Cali y Yumbo.

En el conflicto entre Cali y Yumbo, Planeación explicó que no existe una definición precisa en la zona donde se localiza la glorieta de Sameco y de la Quebrada de Menga. Los accidentes geográficos, definidos como límites, han desaparecido por el crecimiento de ambas localidades.

Incluso, dice Planeación Departamental, hay un problema de identidad: no se sabe todavía a qué municipio pertenece Brisas de Los Alamos, un barrio al que todos dan por sentado que es de Cali. Los límites entre Cali y Yumbo se fijaron en 1912.

Luis Guillermo Parra, secretario de Planeación de Yumbo, dice que el litigio se mantiene igual. El gran problema, observa, es que nunca se pusieron mojones, plan que piensa desarrollar la presente administración en sus límites con otros municipios. Un segundo problema es que se canalizó y se corrió la quebrada Menga, por el urbanismo de las dos municipalidades.

***.

Otros conflictos.

Entre Calima-El Darién y Restrepo hay, también, un pleito que origina problemas de identidad cultural y económica por parte de la comunidad indígena y campesina que habita la región del río Bravo. Viene de 1939, cuando Restrepo invadió terrenos de su vecino.

Planeación dice que este lío se ha reactivado por las regalías que generarían la construcción del proyecto hidroeléctrico de Calima III.

Sobre este lío, el secretario de Planeación de El Darién, Saúl Enrique Pérez, afirma que el corregimiento del Río Bravo es de su municipio y que Restrepo dejó de interesarse por la región cuando fue suspendido Calima III.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.