MERCADOS ENTRARON EN CÍRCULO DE TURBULENCIAS

MERCADOS ENTRARON EN CÍRCULO DE TURBULENCIAS

Los mercados financieros y bursátiles internacionales se estremecieron ayer afectados por el temor a una pronta alza de las tasas de interés en los Estados Unidos, a los efectos del precio del petróleo y hasta la tensión en Irak. VER GRAFICO Indice de Deuda Pública Corfivalle - Deuda Pública intern

11 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Los mercados financieros y bursátiles internacionales se estremecieron ayer afectados por el temor a una pronta alza de las tasas de interés en los Estados Unidos, a los efectos del precio del petróleo y hasta la tensión en Irak.

VER GRAFICO Indice de Deuda Pública Corfivalle - Deuda Pública intern.

Todas las bolsas del mundo cayeron, mientras la mayoría de las monedas locales se devaluaron y los precios de los papeles de la deuda emergente perdieron valor.

El Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, retrocedió 1,26 por ciento, el nivel más bajo de todo el año y por debajo de la barrera de los 10.000 puntos por primera vez en cinco meses.

También el tecnológico Nasdaq se encontraba en mínimos anuales descendió 1,14 por ciento.

En cuanto al resto de indicadores, el índice S&P500 perdió 1,05 por ciento, en tanto que el promedio general de la bolsa tradicional NYSE perdió el 1,76 por ciento.

Todas las bolsas de Europa, Asía y América Latina presentaron caídas, siendo las más fuertes la de Tokio con pérdida de 4,84 por ciento, Hong Kong con una descenso de 3,57 por ciento y Seul con un retroceso de 5,73 por ciento.

La bolsa de Paris cayó 2,73 por ciento, la de Londres retrocedió 2,29 por ciento, Zurich descendió 3,19 por ciento y Latibex donde se cotizan las principales empresas latinoamericanas bajó 4,53 por ciento.

En América Latina la bolsa de México cayó 3,58 por ciento, Sao Paulo bajó 5,46 por ciento y Buenos Aires presentó la mayor caída en la región con 8,36 por ciento.

El desplome de las bolsas responde, según los analistas, al temor a que la subida de tasas en Estados Unidos se produzca mucho antes de lo esperado, quizás en junio, especialmente tras las excelentes cifras de empleo conocidas el pasado viernes.

El desempleo cayó en abril al 5,6 por ciento desde el 5,7 por ciento de marzo, gracias a la creación de 288.000 nuevos empleos, mucho más que los cerca de 170.000 que esperaban los analistas.

Estos datos, si bien revelan la fortaleza de la economía estadounidense, apunta hacia un posible recalentamiento en el crecimiento del país, lo que se podría solventar con el encarecimiento del precio del dinero.

Ni siquiera el descenso de los precios del petróleo de ayer, tras las fuertes subidas de la semana pasada, calmaron los ánimos de los inversionistas, pues se cree que los valores de los combustibles siguen en nivel muy altos y que eventualmente podrían llegar a poner en peligro la recuperación económica global.

Junto con el alto valor del petróleo y las previsiones de prontas alzas de las tasas, los mercados sufrieron una vez más también por las últimas noticias respecto a la situación en Irak y el escándalo de abusos de prisioneros, que se cree dificultará las labores de las fuerzas estadounidenses en la región, indicó la agencia EFE.

Este remezón en los mercados afectó los precios de la deuda de mercados emergentes que cayeron por tercera jornada consecutiva.

Los títulos de países emergentes más afectados fueron los de Turquía y Brasil, tras la decisión de inversionistas de reducir su exposición ante la cada vez más cercana posibilidad de una subida en las tasas de interés en Estados Unidos.

Los spread subieron para la mayoría de países emergentes. El de Brasil se situó en 808 tras estar en 760 el pasado viernes, el de Colombia se ubicó en 603 subiendo 75 puntos básicos frente al viernes, mientras que el de Ecuador aumentaba en 60 puntos básicos, a 1.081 puntos básicos.

Esto naturalmente es una mala noticia pues se trata de países altamente endeudados y que dependen del flujo de capital internacional para satisfacer sus necesidades de financiamiento, señalaron analistas internacionales.

Entre tanto, el dólar cobró ayer una nueva fortaleza en el mercado de divisas, animado por las mismas perspectivas de una subida las tasas en los Estados Unidos que hará más atractivo invertir en activos nominados en esta divisa.

La mayoría de las monedas locales en Latinoamericana se devaluaron frente al dólar.

***.

Los efectos en Colombia.

Los efectos en Colombia han sido severos. La coyuntura internacional y local han provocado caídas generales, generando lo que muchos analistas advertían como la destorcida de los mercados.

Ayer se presentó una nueva alza del dólar, las tasas de interés de la deuda pública interna siguieron elevadas, mientras que se registró el mayor desplome de la Bolsa de Colombia en los dos últimos años.

La situación que ya venía agitada, se agravó luego de que en los mercados internacionales se presentó el fuerte remezón, reflejado en la caída generalizada de las bolsas de valores de todo el mundo y el empeoramiento de las percepciones de riesgo de los países emergentes, comenzando por Brasil y México, las dos mayores economía de América Latina.

En Colombia, el precio del dólar se disparó otros 24 pesos para registrar un promedio de 2.732,13 pesos.

Desde el 27 de abril a hoy, el dólar se ha encarecido 118 pesos, lo que pone en evidencia la nueva tendencia alcista de la divisa después de varios meses consecutivos de bajas.

Con el precio del dólar vigente hoy, el índice de revaluación del peso se ubica en 4 por ciento en los últimos doce meses y en 1,67 por ciento en lo corrido del año. Hace tres semanas, la revaluación superaba el 10 por ciento anual.

Operadores del mercado cambiario sostiene que los fondos de inversión extranjera continúan sacando dólares del país ante el alza inminente de las tasas de interés en Estados Unidos o incluso de Europa en donde Inglaterra dio el primer paso en esa dirección la semana pasada.

La demanda de divisas también se presenta por parte de inversionistas nacionales que tenían recursos comprometidos en acciones y en TES pero que ante la caída de esos activos ahora prefieren buscar refugio en la moneda estadounidense.

Las perspectivas de nuevas alzas del dólar son amplias en la medida en que la economía de Estados Unidos siga consolidando su recuperación, abriendo paso a la Fed para aumentar las tasas de interés para frenar cualquier amago de inflación.

Pero si bien en el mercado cambiario hay una nueva tendencia hacia la devaluación, lo que verdaderamente tiene asustados al gobierno, a los analistas, a los operadores y a los inversionistas es el encarecimiento de la deuda pública interna.

Las tasas de interés de los Títulos de Tesorería (TES) registran desde hace un mes una tendencia alcista que a estas alturas ha causado pérdidas multimillonarias en los portafolios de los inversionistas institucionales.

Ayer fue una nueva jornada de dolor de cabeza para el mercado, con un incremento sustancial de las tasas de interés, especialmente en los papeles con vencimiento a más largo plazo.

La tasas de los TES que vencen en abril del 2012, los más representativos del mercado, cerraron ayer en 14,70 por ciento efectivo anual después de que el viernes se había ubicado en 14,318 por ciento.

En un mes, esa tasa ha subido alrededor de 250 puntos básicos (2,5 por ciento), nivel que los analistas califican de exagerado.

El aumento de las tasas ha causado pérdidas en los portafolios de entidades financieras, compañías de seguros, fondos de pensiones y cesantías y en los fondos de valores y de inversión de las firmas comisionistas de bolsa y sociedades fiduciarias.

La manera como los inversionistas en TES han tratado de frenar sus pérdidas es suspendiendo la comercialización de sus papeles en el mercado secundario a tal punto que los volúmenes de negociación bajaron sustancialmente en los últimos días.

A través del Sistema Electrónico de Negociación (SEN) ayer se transaron apenas 508.000 millones de pesos, de los cuales 407.000 millones correspondieron a los TES del 2012.

Antes de iniciarse lo que ya muchos llaman la nueva crisis de los TES, los montos diarios de transacción superabas los 1,6 billones de pesos.

Además de la incertidumbre vivida en el dólar y los TES, ayer se presentó una situación similar en el mercado de acciones con un desplome de 4,59 por ciento en el índice de rentabilidad de la Bolsa de Colombia (Igbc).

Esta fue la mayor caída de ese índice de los últimos dos años pata ubicarse en 3.054,82 puntos.

La acción que más cayó de precio fue la de Mineros de Antioquia con el 10 por ciento hasta los 855 pesos y la única que subió de cotización fue la de Pavco con el 2,73 por ciento hasta los 226 pesos.

Para los analistas el ciclo en el que entraron los mercados estaba previsto.

"Todos sabíamos que en algún momento esto tenía que suceder", comentó el presidente de Anif, Fabio Villegas.

Se pensaba que el punto de quiebre se daría con un aumento en las tasas de interés por parte del FED, pero la verdad se anticipó. "Estamos ante un nuevo ciclo de los mercados financieros internacionales con presión a la devaluación de nuestras monedas y aumento en las tasas de interés", señaló Villegas.

***.

Qué hacer con los TES.

La turbulencia que se viene presentando en el mercado de deuda pública ha puesto nerviosos a los inversionistas y al gobierno.

Aunque para la dirección de Crédito Público no hay que comparar el momento con lo sucedido en agosto de 2002, es inevitable que en el mercado se recuerde esa coyuntura.

Algunos analistas afirman que es el mismo mercado el que genera la volatilidad porque va a un ritmo diferente. "Ellos pierden o ganan al día y bajo esas presiones toman decisiones, provocando una mayor volatilidad", señaló un banquero.

Lo cierto es que muchos ya comienzan a evidenciar pérdidas importantes en sus portafolios.

El director de Anif, Fabio Villegas, señala que si bien en condiciones de tranquilidad y de aumento en la liquidez el mercado toleraba una mayor oferta de TES, es evidente que, en medio de la turbulencia, el mercado resiente el aumento significativo en el monto de colocaciones de estos papeles en los últimos meses.

"El anuncio de que se van a reducir las metas de colocación de TES en lo que resta del año sería importante", anotó Villegas.

Pero consideró que sería importante que se anunciara un mayor ajuste fiscal superando las metas impuestos por el FMI. "Y desde luego es momento para reafirmar el compromiso y la prioridad en las reformas estructurales que requieren las finanzas del Estado".

Por su parte, para la Asociación Bancaria todos los fundamentos macroeconómicos de corto plazo no respaldan un incremento de las tasas de los TES. "El principal factor de influencia ha sido externo, por el temor que despierta un eventual incremento en las tasas de interés en los Estados Unidos y su influencia sobre el signo de los flujos de capital", señaló Juan Carlos Pinzón, vicepresidente de la Asobancaria.

En nombre de la banca, señaló que la situación de nerviosismo del mercado será transitoria, pero, agregó que tanto el Banco de la República como el gobierno pueden ayudar a estabilizar el mercado.

Primero mediante una política monetaria más activa (compra definitiva de TES) viabilizada por los buenos resultados de inflación y segundo mediante un compromiso político del más alto nivel de presentar las reformas fiscales estructurales a comienzos de la siguiente legislatura.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.