LA HISTORIA DE LA FAMILIA INGA

LA HISTORIA DE LA FAMILIA INGA

Alexandra Agreda Jacanamijoy nació en el Putumayo hace 16 años, pero no lo conoce, ni siquiera en fotos. Tampoco recuerda a sus abuelos que se quedaron en la selva, y en quechua solo ha aprendido a decir un par de frases. Quiere estudiar medicina forense, su pinta favorita son los jeans y los tenis, es fanática del rockero Marilyn Manson, buena parte de su vida la pasó en La Dorada (Caldas) y desde hace un año vive en Bogotá. Sin embargo, dice con orgullo que es inga.

19 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Alexandra Agreda Jacanamijoy nació en el Putumayo hace 16 años, pero no lo conoce, ni siquiera en fotos. Tampoco recuerda a sus abuelos que se quedaron en la selva, y en quechua solo ha aprendido a decir un par de frases. Quiere estudiar medicina forense, su pinta favorita son los jeans y los tenis, es fanática del rockero Marilyn Manson, buena parte de su vida la pasó en La Dorada (Caldas) y desde hace un año vive en Bogotá. Sin embargo, dice con orgullo que es inga.

Inga, a pesar de que el ajiaco es uno de sus platos favoritos. Inga porque lo lleva en la sangre, porque se siente distinta al lado de las compañeras del colegio, porque sueña con conocer esas veredas de las que le habla su madre y porque desde hace algunos meses la picó el bicho de la nostalgia. Una nostalgia que la obligó a acercarse a la cultura de sus antepasados, la misma que lleva en la piel.

Alexandra es uno de los 22 niños y jóvenes que todos los jueves por las tardes llegan a La Candelaria dispuestos a aprender sobre quenas, flautas traversa, tamboras o chatckas, una especie de sonajeros hechos con semillas de árboles o con pesuñas de llama. Llegan a tocar música andina y a memorizar los cánticos tradicionales; esos que se les entonan a los niños cuando nacen, a los adolescentes cuando se convierten en hombres, a los enamorados cuando se casan y a los seres queridos cuando se van de este mundo.

recuperar mis raíces- dice Alexandra- . Estoy estudiando el quechua y la música. No quiero perder las tradiciones porque eso es lo que me hace diferente, especial.

El Cabildo.

La Formación artística de niños y jóvenes indígenas inga es la más reciente iniciativa del Cabildo Indígena Inga de Bogotá, creado hace 15 años e integrado por 400 indígenas o descendientes, que luchan por conservar sus tradiciones.

la década de los 50 empezamos a emigrar hacia las grandes ciudades por problemas de expropiación- dice Antonia Agreda, ex gobernadora del Cabildo- . Muchos de nuestros antepasados se fueron de Putumayo, Caquetá y Nariño. Pero en la gran ciudad queremos estar unidos, por eso estamos concentrados ahora en la parte artística.

El proyecto, que es financiado por el Instituto Distrital de Cultura y Turismo, además de la música, se ocupa de las danzas.

papá es bogotano y yo también nací acá, pero soy inga porque desde pequeño mi mamá me inculcó mis raíces dice Oscar Sánchez Cuatindioy, un joven de 20 años- . Viví un tiempo con mis abuelos en Santiago (Putumayo), donde aprendí a hablar quechua y a amar los ritos y las tradiciones. La melodía de la quena es la más hermosa. Y por eso estoy acá, porque quiero aprender a tocarla.

Y, con lo que ya ha aprendido, la tocará el próximo 24 de febrero, cuando los ingas se reúnan en la Atumpunche, la fiesta del perdón con la que reciben un nuevo año. La fiesta mayor, en la que bailan, comen maíz, carnes y picantes, beben chicha y juegan para simbolizar la fertilidad, la prosperidad y la amistad.

Y la tocará también el 7 de marzo en el Primer Encuentro de Culturas y Saberes Indígenas, en el que los ingas compartirán el teatro al aire libre La Media Torta con artistas pastos, sirianos y embera chamí, entre otras comunidades.

es mi cultura - dice Oscar- . Es mi sangre, mi ser, mi pasado, mi presente, mi música.

Foto.

Los jóvenes inga están aprendiendo a tocar tamboras, chatckas, flautas y quenas.

Gerardo Chaves / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.