Y SI NO SON HORMONAS, QUÉ

Y SI NO SON HORMONAS, QUÉ

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es un medicamento que contiene una o más hormonas femeninas, por lo general, estrógenos más progestina (progesterona sintética). La Asociación Americana de Menopausia aconseja que se tom siempre con la dosis más baja por el menor tiempo posible . (VER GRAFICO: PORCENTAJE EN MUJERES POR INCIDENCIA DE ENFERMEDADES SEGUN ESTUDIOS DE INICIATIVA PARA LA SALUD DE LA MUJER AÑO 2002)

15 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es un medicamento que contiene una o más hormonas femeninas, por lo general, estrógenos más progestina (progesterona sintética). La Asociación Americana de Menopausia aconseja que se tom siempre con la dosis más baja por el menor tiempo posible .

(VER GRAFICO: PORCENTAJE EN MUJERES POR INCIDENCIA DE ENFERMEDADES SEGUN ESTUDIOS DE INICIATIVA PARA LA SALUD DE LA MUJER AÑO 2002).

La TRH se utiliza básicamente para tratar los síntomas de la menopausia como sofocos, resequedad vaginal, alteraciones del humor, trastornos del sueño y disminución del deseo sexual. El medicamento se suministra en píldoras, parches o cremas vaginales. Otros usos son su incidencia para disminuir la osteoporosis, aunque es necesario un suplemento de calcio para asegurar la fortaleza de los huesos.

La mayoría de las mujeres experimenta alivio del acaloramiento, de los problemas para dormir y de la resequedad vaginal a las seis semanas de tomar la TRH. Su consumo a corto plazo (hasta un máximo de cinco años) todavía parece seguro.

Consumos prolongados, de cinco años en adelante, registran problemas de salud. En este caso, las pacientes deben ir a controles médicos continuos. Quienes siguen tomándolo a edades avanzadas lo hacen convencidas de sus beneficios en reducción de enfermedades cardíacas y cáncer, puntos que precisamente se están revaluando. Los médicos aconsejan descontinuar su uso en forma gradual al reducirse los síntomas de la menopausia.

Para las mujeres que, teniendo los síntomas, no pueden o no quieren someterse a la terapia, hay opciones como el ejercicio, dieta, suplementos del calcio y vitaminas.

Para Moreno, cuando las pacientes no quieren tomar la terapia, pueden usa fitoestrógenos o derivados de la soya que tienen efectos sobre los calores y son similares a los estrógenos .

Aparte de los fitoestrógenos de la soya están los procinéticos, el estriol vaginal en pequeñas dosis y los preparados de estrógenos conjugados a bajas dosis.

Otra opción es usar lubricantes vaginales sin hormonas para la resequedad vaginal.

Para el médico Mauricio Espinosa, hay formas sencillas de mejorar la salud sin acudir a las hormonas.

Propone para ello, al igual que lo hace la Sociedad Americana de la Menopausia, tomar vitaminas y minerales, hierro para evitar la anemia, calcio para los huesos y vitamina E para los calores; controlar el peso; vigilar los estresantes metabólicos; hacer ejercicio para regular el exceso de estrógeno; revisarse la función tiroidea, y comer alimentos que normalicen los niveles de insulina y azúcar en la sangre, y de paso equilibren las hormonas.

Además está la medicina herbal con la Cimicífuga. El dong quai, el gingko y el gingseng también son usados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.