URIBE NO QUIERE JALARLE A LA UNIÓN LIBERAL

URIBE NO QUIERE JALARLE A LA UNIÓN LIBERAL

Si del ex presidente López dicen que cada vez que habla pone a pensar al país, del ex presidente Samper se podría afirmar que levanta ampolla. Frentero, rápido y lleno de humor, no rehuyó ninguna de las preguntas. Al contrario, le gusta la polémica. Si fuera torero, dejaría sin aire a la tribuna en cada uno de sus pases. No esboza teorías sino ideas concretas, presentadas de forma simple y directa. Así, luego de afirmar que el Presidente no quiere la unión liberal, remata con la frase de que tal vez está pensando en cambiar de pareja y está en todo su derecho . Sin mucha convicción, dice que está retirado en sus cuarteles de invierno y que paso, gracias en materia de reelección. Se le nota que disfruta su posición de ex presidente. Pullas para Andrés Pastrana y alabanzas para Lucho Garzón.

15 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Si del ex presidente López dicen que cada vez que habla pone a pensar al país, del ex presidente Samper se podría afirmar que levanta ampolla. Frentero, rápido y lleno de humor, no rehuyó ninguna de las preguntas. Al contrario, le gusta la polémica. Si fuera torero, dejaría sin aire a la tribuna en cada uno de sus pases. No esboza teorías sino ideas concretas, presentadas de forma simple y directa. Así, luego de afirmar que el Presidente no quiere la unión liberal, remata con la frase de que tal vez está pensando en cambiar de pareja y está en todo su derecho . Sin mucha convicción, dice que está retirado en sus cuarteles de invierno y que paso, gracias en materia de reelección. Se le nota que disfruta su posición de ex presidente. Pullas para Andrés Pastrana y alabanzas para Lucho Garzón.

Cómo le parece la propuesta de Fabio Echeverri y otros amigos del Presidente de crear un partido uribista?.

El PAFE, el Partido de Fabio Echeverri, nació muerto, vivió unas pocas horas en medio de las convulsiones verbales de su progenitor. El epitafio para la tumba que conmemore su fugaz existencia es claro: la gente no quiere que el Gobierno haga política sino que gobierne.

Usted tuvo partido, el Poder Popular, por qué Uribe no puede tener el suyo?.

Lo malo es que nunca supimos si realmente el PAFE era el partido de Uribe; fue como un misil de ensayo que explotó antes de salir de plataforma. Salvada esta circunstancia, no me parece malo sino, al contrario, muy bueno que los neoliberales de derecha que estarían en el PAFE se destapen, eso le daría claridad a la política y legitimaría una coalición en la otra orilla, encabezada por el liberalismo socialdemócrata y el sector tolerante del Polo.

Solo ve neoliberales en el uribismo?.

Los neoliberales no se ven, ese es parte del problema, son vergonzantes, se esconden; o muéstreme un neoliberal confeso. Lo único que le puedo decir es que en esa lista no está el Presidente.

Cuando habla de neoliberales a qué y a quiénes se refiere?.

La gente piensa que el neoliberalismo es una teoría económica. Es mucho más, una ética, la de los negocios que confunde los valores morales con los bursátiles. Es una manera de aceptar la sociedad como una realidad naturalmente fragmentada por el mercado; es además una manera autoritaria de manejar la convivencia, sin concertar y hasta una forma de vivir la vida en On Line permanente.

Qué opina de los asesores presidenciales fundando partidos?.

Es curioso, mientras me la pasé cuatro años manejando las crisis que me creaban mis enemigos, el Presidente, por lo visto, se va a pasar sus cuatro años manejando las crisis que le ocasionan sus amigos. Y entre ellos, sus propios asesores, algunos de los cuales no están haciendo patria sino política y negocios. Que aprendan de José Roberto Arango, que trabaja día y noche por su jefe con la boca bien cerrada.

Usted no era amigo de Echeverri?.

Al menos lo era cuando iba a Palacio durante mi gobierno a expresarme su solidaridad y pedirme favores, todos legítimos, para las empresas que representaba.

Es que hoy sigue haciendo lo mismo?.

No tengo la más remota idea. Seguramente nos volveremos a ver cuando le pase la ventolera, entonces le cuento.

Que piensa de la propuesta de reelección presidencial que ya se formalizó?.

Que va a polarizar el país y a dificultar la gobernabilidad del Presidente. Le pregunto: qué va a pasar con los uribistas que no estén con la reelección y forman parte de ese 80 por ciento que apoya al Presidente? Los van a condenar los agresivos promotores de la iniciativa al ostracismo, les va a quitar la visa el Embajador de E.U.? He dicho y lo repito que mi contribución a la salida de este tema es no pronunciarme, no voy a echar leña a esa hoguera que se nos viene encima como se nos vino el Referendo.

No me diga que no le gustaría reelegirse.

Paso, gracias. Sólo el Presidente, que está haciendo un magnifico gobierno, puede evaluar en conciencia cuánto le cuesta al país que por cuenta de la reelección se sacrifique gobernabilidad por continuidad y se deteriore su capacidad de convocatoria dividiendo al país, en el preciso momento en que nos necesita a todos para avanzar en su lucha contra la violencia.

Le gusta como está gobernando Uribe?.

Por supuesto y pierden tiempo quienes quieren hacerme pelear con el Presidente. Veinte años de trabajo conjunto nos han servido para conocernos y saber que podemos tramitar pública o privadamente nuestras ocasionales y obstinadas diferencias sin alterar los vínculos de amistad que nos acercan.

Como cuáles diferencias?.

Como el manejo confuso que se está dando al tema vital del Acuerdo Humanitario. O a la política económica, manejada por los Hommes neoliberales de siempre, que están saboteando dentro del Gobierno iniciativas presidenciales como el alivio cambiario para los agricultores, la utilización de las reservas para prepagar la deuda externa o la disposición fiscal de los fondos de salud para los pobres.

Explique esta última parte de los Fondos de Salud.

Es sencillo. Sabía que hoy hay más de un billón de pesos para salud congelados en una fiduciaria con los cuales se podría extender el Sisbén a tres millones de colombianos pobres durante tres años? El Ministerio de Hacienda no deja tocar ese dinero porque forma parte de la caja para el financiamiento del déficit. A eso en mi época lo llamaban peculado técnico.

Que haría con el tema del acuerdo humanitario?.

Avanzar con la misma celeridad con que se está avanzando en la desmovilización y los acuerdos con los paramilitares, con la diferencia de que en el caso del Acuerdo no estaríamos regresando a sus hogares a actores sino a víctimas de la violencia. Mire cómo Ariel Sharon, Primer Ministro de Israel, cuya política de seguridad no es un catecismo astete, hace pocas semanas entregó cuatrocientos presos palestinos y libaneses a cambio de los despojos de tres de sus soldados y un coronel de su Fuerza Aérea que le entregó el grupo terrorista Hezbolah.

Cómo lograrlo?.

Que el Gobierno nombre sus negociadores y ofrezca garantías para el encuentro y las Farc digan cuándo y dónde. Así de sencillo. Monseñor Castro, que es un apóstol de la conciliación, puede ser un vocero muy activo de estas pretensiones si existe voluntad de hacer el Acuerdo, que es lo que hoy todavía no está muy claro por parte del Gobierno. Pero mientras no haya esa potencia del alma que es la voluntad, no habrá acuerdo.

Que haría conSimón Trinidadi ?.

Algunos piensan, con razón, que lo deTrinidadi puede ser una piedra en el zapato para el intercambio humanitario. Creo que lo que es negociable no es la libertad sino la no extraditabilidad deTrinidadi .

Perdón y olvido para los paramilitares? Por qué ha estado tan callado frente al proyecto de alternatividad penal?.

Porque estoy en suspenso como mucho otros colombianos de una película que comenzó por el final, que es la desmovilización y que ahora nos están devolviendo para decirnos que todavía no hay acuerdos sobre los temas de fondo como reparación, verdad y castigo que son los que le interesan a la comunidad internacional y más concretamente a Europa.

Es de los que creen que el Gobierno sí tiene política exterior?.

Sin duda la tiene, así algunos confundan la política exterior con tener buenas relaciones con E.U.

Dicen que el Presidente está bravo con Usted por el episodio del Consejo Electoral, que no lo ayudó con sus amigos para que revisaran el censo electoral que está lleno de muertos y militares.

El cuento es exactamente al revés de como se lo contaron en Palacio a una columnista del TIEMPO que no se preocupó por averiguar la otra cara de la moneda. Me buscaron los asesores de Palacio para que les ayudara con la Registradora y el Consejo Electoral para modificar el censo y cambiar el resultado del Referendo. Les hablé de la inoportunidad y dificultad de sus pretensiones. Organizaron una reunión en Palacio con el Presidente: le dije lo mismo. Les advertí que estaba distante de algunos magistrados liberales del Consejo a quienes la honestidad administrativa de la Registradora les resulta, por decir lo menos, incómoda. Insistieron. Les hablé a algunos magistrados sin encontrar eco alguno. Transmití sinceramente mi impresión, pero el Presidente reaccionó molesto, tomó la decisión de irse para el Consejo, aunque le pedí inútilmente que no lo hiciera. Lo demás es de público conocimiento.

A que atribuye entonces la molestia del Presidente con Usted, que dicen es grande?.

No sé si está o no molesto. Sinceramente no lo creo. Pienso que estaba buscando una oportunidad para cobrarle al liberalismo que no lo hubiera acompañado en el Referendo y la encontró en este episodio, injusto en mi caso, porque el país sabe que con el presidente Turbay nos la jugamos a fondo por el Referendo, nos retiramos del Partido en ese tiempo, convocamos a los ex ministros de nuestros gobiernos a apoyarlo y hasta yo mismo firmé, tapándome las narices, cartas de apoyo público a la iniciativa con algunos personajes detestables que merodean la despensa palaciega.

Para Usted, la posición del Presidente es exagerada.

Por supuesto y he comenzado a pensar que lo que él quería era encontrar un argumento para no jalarle a la reunificación liberal que le veníamos proponiendo privadamente, de manera directa e indirecta, los ex presidentes Turbay y Gaviria.

Por qué actuaría así el Presidente?.

Tal vez está pensando en cambiar de pareja y está en todo su derecho.

Ahora qué piensa de eso?.

Que nadie hizo lo suficiente para que la unión se diera. Ni el Partido que se opuso ciegamente a una iniciativa, que para el Presidente era de vida o de muerte como el Referendo, ni el propio Presidente que a lo largo de este tiempo no ha llamado a su gobierno a uno solo de los liberales que acompañaron a Serpa.

Todo se reduce entonces a un problema de cuotas, de puestos para los liberales?.

Usted cae lamentablemente en el macartismo típico. Si el Presidente consigue mayorías en el Congreso, asegura una coalición patriótica; si lo hacen Lucho en el Distrito o Angelino en el Valle, son mangualas asquerosas. Si nombran a alguien del carrusel Banco Mundial-Fondo Monetario-Banco de la República-Ministerio de Hacienda, es un acierto técnico. Pero si designan a alguien con sensibilidad social es un error político. En todas las democracias serias el mapa de fuerzas políticas a favor o en contra del Gobierno se tiene que reflejar en el gabinete; a eso a lo que me refiero.

Qué viene para el liberalismo?.

Depende del Presidente, él juega con las blancas y el liberalismo debe prepararse para responderle con las negras, o mejor, con las rojas. Las posibilidades de reunificación todavía están vigentes aunque no por mucho tiempo.

Qué podría hacer Uribe?.

Una crisis de gabinete como desarrollo de los acuerdos que esté trabajando Sabas Pretelt para demostrar, entre otras cosas, que su propuesta es nacional y que tiene largo aliento, por un término inclusive superior al de su gobierno, haya o no haya su reelección.

Entonces, si pueden trabajar juntos neoliberales y socialdemócratas. Esa división desaparace a la hora de nombrar ministros.

Desaparece en la medida en que estén claras las reglas de juego que se apliquen para esa convivencia y que no son las del mercado, todo para mí, sino las de la democracia, todo para todos.

Es consciente de que hoy la mayoría de los ciudadanos no está con los partidos?.

Hace cuánto que no se ha dado una paseadita por Latinoamérica? La región está incendiada por falta de gobernabilidad asociada a la crisis del modelo neoliberal, que ya huele a muerto y a la propia crisis de los partidos que desaparecieron en medio del escepticismo de gente que opina como usted, ingenua e ignorantemente. Lo que necesitamos en América Latina no es menos Partidos sino más Partidos, fuertes, transparentes y comprometidos ideológicamente.

Para qué tanto juego partidista, si eso le importa a muy pocos?.

Precisamente, ahí está el problema. Hoy nos están acostumbrando a que todo lo que nos venden le quitan lo que nos interesa: café sin cafeína, cerveza sin alcohol, leche sin ácido láctico, azúcar sin azúcar y ahora, por lo visto, política sin políticos.

De dónde sale su propuesta de postular a su archiadversario César Gaviria como jefe del liberalismo?.

El ex presidente Gaviria tiene en su bolsillo las llaves de la unión o de la división del Partido porque es el único que puede devolver al liberalismo a los que se fueron. Así se lo expliqué a la DLN para justificar el haberlo propuesto como Director del Partido a partir del próximo Congreso Liberal.

Dicen que es una jugada suya para que, estando Gaviria de jefe liberal, le quede despejado el camino a un samperista para ser candidato.

No se las dé de vivo. Le revelo mi estrategia: lo que estoy buscando es que Gaviria se vuelva por fin samperista, así el candidato venga del gavirismo.

Siguiendo con los ex presidentes, cómo ve el apoyo de Pastrana a Uribe?.

Con las luces que le puede dar el ex presidente Pastrana al Presidente sobre cómo gobernar con éxito, ya estoy durmiendo mucho más tranquilo.

No es a veces incómoda la posición de los ex presidentes? Cómo asume esta singular posición?.

La gente no sabe qué hacer con los ex presidentes, pero tampoco sabe qué hacer sin ellos. En un país con tantas dificultades lo que podemos aportar es la experiencia, que algo cuenta por lo de los perros que operan dos veces.

Usted ejerce de verdad. Impulsa a sus amigos a altos cargos, vive pendiente de los temas claves.

Cuando uno deja la Presidencia ni lo matan ni lo entierran. Respecto a mis amigos, no los impulso yo, se impulsan solos porque son buenos pero eso sí, como ellos le confirmarán, los apoyo siempre.

Cómo ve al país?.

Saliendo adelante. Con más seguridad, más economía y más confianza. Definitivamente, y sin que el latín sea mi fuerte: habemus Presidente.

Y usted qué va a hacer?.

Retirarme a mis cuarteles de invierno, de los cuales solo saldré para opinar sobre el Acuerdo Humanitario, la política internacional o cuando me toreen con capote rojo.

Como vio el arranque de Lucho en Bogotá?.

Empezó bien, con un buen equipo y una coalición fuerte en el Concejo lo que, por supuesto, no deben ser buenas noticias para quienes andan por ahí esperando que pise la carrilera para pasarle el tren por encima, o los que adolecen del complejo de Santa Helena, ese que le dio a Napoleón cuando sus áulicos lo convencieron de que Francia se derrumbaba sin su presencia y que las goletas ya llegaban para regresarlo a la gloria.

Cuál columnista lee siempre?.

Varios y no le cuento para que no los saquen de EL TIEMPO ni de El Espectador.

Personajes en una frase.

Una frase para estas personas: Serpa.

Lo leal no quita lo Presidente.

Piedad Córdoba.

La emoción al servicio de la razón.

Juan Manuel Santos.

Menos ambición y más estrategia.

Gómez Méndez.

Su mayor virtud, su mayor defecto: la memoria.

Peñalosa.

Pensar con el deseo no es suficiente para ganar en política.

Vargas Lleras.

El mejor de los Lleras y el menos simpático de los Vargas.

Pardo Rueda.

El candidato de Fernando Cepeda.

Navarro.

Los ahijados desagradecidos nunca han llegado a Presidente.

Mockus.

No toda genialidad distrital es buena a nivel nacional.

Hommes.

El Fernando Londoño de la economía.

Salud Hernández.

Si esa es la salud, cómo será la justicia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.