LA FUGA DEL EX AGENTE DEL CTI

LA FUGA DEL EX AGENTE DEL CTI

Entonces qué muchachos, vamos a tomar algo o qué? , les propuso John Freddy Marulanda Agudelo a dos de sus compañeros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía en Medellín.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

"Entonces qué muchachos, vamos a tomar algo o qué?", les propuso John Freddy Marulanda Agudelo a dos de sus compañeros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía en Medellín.

Ese viernes 15 de febrero del 2003, Brisbane Orlando Gómez y Yojan Orlando Castro aceptaron la invitación y subieron al carro de este último. Marulanda pidió irse solo en el puesto de atrás.

Unas cuadras más adelante, según dice el expediente de la Fiscalía, Marulanda sacó una pistola que escondía debajo de su chaqueta y les disparó a quemarropa a sus compañeros. Castro murió de inmediato y aparentemente la misma suerte había corrido su compañero.

Sin embargo, cuando llegó la ambulancia al lugar de los hechos, los médicos detectaron!!que Gómez tenía signos vitales, pero su situación era complicada. Estuvo varios meses! en estado de coma.

Una vez recobró el conocimiento, Gómez no dudó en decirle a la justicia que el día en que resultó herido su compañero John Freddy Marulanda les había disparado por la espalda.

La Fiscalía investigó lo ocurrido, capturó a Marulanda, lo declaró insubsistente y el pasado 27 de febrero lo llamó a juicio por homicidio agravado. Según las pesquisas, el agente del CTI habría atentado contra sus compañeros porque estaban investigando un caso de corrupción en que él estaría implicado.

Los fiscales, además, descubrieron que Marulanda tenía un proceso pendiente por secuestro de una familia en Medellín. Con otras personas mantuvieron a los miembros encerrados en su propia casa y les pidieron dinero con amenazas y distintas clases de torturas.

Una de las víctimas posteriormente lo reconoció como miembro de la banda de delincuentes.

Desde finales de febrero pasado, el fiscal encargado del caso advirtió por medio de una carta al Inpec sobre la urgencia de trasladar a Marulanda de la cárcel de San Quintín, en Bello (Antioquia).

"Me permito solicitarles se sirvan trasladarlo por las precarias medidas de seguridad con que cuenta dicho centro penitenciario, a la cárcel de Chiquinquirá (Boyacá)", reza la petición!de la Fiscalía.

Sin embargo, el requerimiento no fue atendido oportunamente y a principios de la semana pasada Marulanda se fugó de la prisión. Las primeras averiguaciones! señalan que salió como Pedro por su casa por la puerta de un pequeño taller que hay en el centro carcelario.

Por estos hechos, la Fiscalía abrió investigación penal por la fuga y le pidió a la Procuraduría investigar a los funcionarios del Inpec, quienes pudieron incurrir en alguna anomalía por no realizar el traslado de Marulanda, así como por! fuga de presos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.