FRACASÓ INTENTO POR ENCONTRAR SOCIO PARA BANCAFÉ

FRACASÓ INTENTO POR ENCONTRAR SOCIO PARA BANCAFÉ

El gobierno fracasó ayer en su intento por conseguir un socio privado que se quedara con el 55 por ciento del capital accionario de Bancafé.

19 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

El gobierno fracasó ayer en su intento por conseguir un socio privado que se quedara con el 55 por ciento del capital accionario de Bancafé.

Hace casi seis meses que el Fogafín anunció la estrategia que seguiría para vincular capital privado a la institución oficial, pero el esquema no funcionó, pues nadie se presentó ayer con sus ofertas a la audiencia pública.

Por qué el nulo interés por Bancafé? Fueron varias las razones que motivaron a los inversionistas a desistir de participar. No fue una sola.

Aunque en las últimas semanas se habló insistentemente de la costosa convención colectiva de Bancafé como el mayor obstáculo para participar en la operación, la verdad es que fue un conjunto de "peros" lo que "espantó" a los inversionistas.

"No puede decirse que la convención colectiva en sí misma nos hizo desistir, fue un conjunto de reparos que nos atajó", manifestó ayer uno de los inversionistas inicialmente interesados.

Estas preocupaciones las conocían Fogafín e Inverlink, la banca de inversión contratada para adelantar el proceso, señaló esta fuente.

Sin embargo, el gobierno en cabeza del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras consideró que no era conveniente ni se podían modificar las condiciones del banco para atender los reparos de los inversionistas.

"Se dio una verdadera batalla de abogados durante varias semanas para explicar los inconvenientes que veíamos", dijo uno de los abogados participantes.

Pero el conjunto de razones comienza, efectivamente, por la convención colectiva que de por sí le impone a Bancafé un sobrecosto del 30 por ciento frente a sus competidores en el mercado (ver nota adjunta convención ).

Esta era una preocupación legítima de los potenciales inversionistas, sobre lo cual el gobierno tiene poco margen de maniobra. El Banco ha denunciado esta convención cada seis meses, pero sin éxito alguno, indicó un funcionario de Bancafé.

De todas maneras, para los inversionistas ubicados en el país y con institución bancaria propia, existía el riesgo de extender la convención de Bancafé a sus propias entidades.

De hecho, este habría sido un punto que contribuyó a alejar al Grupo Empresarial Antioqueño de participar en la audiencia pública. Un memorando de la jefatura de relaciones industriales de Bancolombia analizó el tema y concluyó que sería un gran riesgo para este grupo participar, señaló una fuente cercana al proceso.

Por su parte, los analistas financieros del inversionista extranjero Hong Kong Shanghai Bank (Hsbc), también hicieron sus evaluaciones sobre este asunto convencional y concluyeron que no era oportuno.

Inicialmente, los interesados en participar sugirieron a Bancafé modificar la operación y vender separadamente activos y pasivos para superar el impasse de la convención, pero ya Fogafín había definido que haría una capitalización para vincular capital privado y no estaba interesado en marchitar la institución.

Como si fuera poco el asunto de la convención laboral, los abogados y financistas, asesores de los grupos bancarios interesados en comprar, se encontraron con un inconveniente tributario más.

Se trata del crédito fiscal que tiene Bancafé, que implica un ahorro tributario, pero que al final se convertiría en una carga para los nuevos accionistas.

Ello porque cuando la entidad arroje utilidades los impuestos recaerán en cabeza del accionista y no de la sociedad como es en condiciones normales.

Si bien estas son las reglas de juego en Colombia y ni la banca de inversión, ni Fogafín podían alterarlas, el asunto no les gustó a algunos de los interesados extranjeros.

Otro aspecto que se unió a los reparos tiene que ver con las garantías o coberturas sobre los activos que pedían a Fogafín.

Algunos inversionistas expresaron la conveniencia de que el gobierno diera garantías sobre los activos.

Dado que el gobierno no accedió, "ello desinfló a los inversionistas", dijo uno de los asesores asistentes ayer a la audiencia pública. La no garantía llevaba a castigar el precio del banco en unos 10 millones de dólares, estimó la misma fuente.

Para Fogafín no había porqué dar coberturas sobre activos, pues los interesados asistieron al cuarto de datos para verificar minuciosamente toda la información.

Sin embargo, para la contraparte, el cuarto de datos no es suficiente para acceder a esos detalles y afirmaron que en muchos negocios de esta naturaleza se pueden fijar cláusulas de cobertura para que el nuevo dueño no se lleve sorpresas en el futuro.

Por ejemplo, hacía alusión a las garantías sobre los pagarés, "esto es muy importante en este tipo de negocios", sostuvo.

Uno de los financistas aclara que en ningún momento pidieron garantías por riesgo crediticio, pues eso es muy claro que lo asume el comprador.

El pasivo pensional fue otro motivo que desanimó a los potenciales compradores.

Aunque el pasivo pensional está asegurado en una fiducia, los inversionistas señalaron que era necesario tener una cobertura por este tema, pues se podría convertir en un riesgo nación.

Es decir, que de aparecer en el futuro una contingencia por algún motivo, el comprador se vería en un pleito con Fogafín.

Como si fueran pocas estas razones, quienes comenzaban a interesarse por Bancafé, en diciembre se encontraron con una nueva reforma tributaria que algo pesó en la decisión.

El impuesto al patrimonio más el aumento del tributo bancario del tres al cuatro mil, terminó por desanimar a los interesados.

Y a ello se unió lo que algunos banqueros extranjeros comentaron como un cambio continuo en la reglas del juego.

Sobre este particular el temor se sitúa en algunas modificaciones que estaría considerando la Superintendencia Bancaria en el sistema de riesgos de mercado. Se teme porque se impongan nuevas capitalizaciones, sin considerar los grandes esfuerzos que han hecho los accionistas para reforzar las instituciones.

Y no faltó a quien no le pareciera una ventaja la red de oficinas de Bancafé en sitios muy apartados.

Todos estos factores juntos ocasionaron que uno a uno, los tres más firmes interesados en participar fueran "sacando la mano".

***.

Un baldado de agua fría.

Ni el director de Fogafín, ni el presidente de Bancafé, ni el ministro de Hacienda, esperaban lo sucedido ayer en la audiencia pública.

A las ocho de la mañana, Juan Pablo Córdoba, como director de Fogafín, abrió la audiencia mientras que un visible reloj comenzaba a marcar los minutos.

En el salón había un ambiente tenso, pues desde el día anterior comenzaron a circular los rumores que el inversionista extranjero Hong Kong Shanghai Bank (Hsbc) había desistido de participar.

A medida que pasaban los minutos crecía la expectativa. Cuando el reloj marcaba las 8:14 minutos el director de Fogafín se aprestaba a dar por cerrada la audiencia, pero esperó hasta que corrieran las 8:15 para dar las gracias a los asistentes y declarar desierta la subasta.

El desconcierto en las caras de los funcionarios del gobierno no podía ser mayor. También el representante legal de Inverlink, Camilo Villaveces.

Visiblemente nervioso, Villaveces, tomó el micrófono y anunció que desgraciadamente no hubo proponentes para capitalizar a Bancafé por parte de los interesados, algunos de los cuales, dijo, estaban presentes en el salón.

***.

No eran tantos.

Interesados en la operación de Bancafé estuvieron realmente tres grupos que compraron los pliegos para asistir al cuarto de datos.

Básicamente eran: el Grupo Bolívar, propietario de Davivienda, el Sindicato Antioqueño dueño de Bancolombia y el Hong Kong Shanghai Bank (Hsbc), que buscaba su entrada al país.

Otros tres inversionistas rondaron y preguntaron pero nunca concretaron nada.

En el mercado se especulaba con la llegada de los inversionistas interesados. Desde Gilinski que acaba de recibir el permiso para comprar a Sudameris, pasando por la mayoría de las instituciones nacionales y siguiendo con la banca extranjera con el Grupo español Bbva dueño del Banco Ganadero.

Lo cierto es que Gilinski no iba a participar porque había acordado dedicarse en pleno a su nueva adquisición en el país.

Aunque Fogafín le presentó la oferta al presidente de Grupo español Bbva, Francisco González en Madrid, ellos no estaban interesados, entre otras razones por la alta exposición que tienen en América Latina. Las agencias calificadores aconsejaban no ampliar su exposición.

Ayer Juan Pablo Córdoba afirmó que dentro de un proceso desarrollado con base en estándares internacionales, se logró atraer la atención de un grupo de inversionistas nacionales e internacionales que, hasta el último momento, analizaron la posibilidad de participar en la capitalización de la institución.

"Es común en este tipo de negocios que los inversionistas tomen decisiones en el último momento y, en este caso, los interesados decidieron no presentar propuestas".

Agregó que Fogafin reconoce a los inversionistas que habían expresado su interés en el proceso, sus expresiones de confianza en el país.

***.

Gobierno dice que buscará otra salida.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo que el Gobierno insistirá en la vinculación de capital privado al Bancafé, pese a la frustrada operación de venta.

El ministro reconoció que se revisará el tema de la convención colectiva que rige para los trabajadores de la entidad y otros problemas que puedan existir, solucionarlos a la brevedad para que pase a manos privadas ya que en manos públicas es un peligro.

"Doy fé de que se hicieron todos los esfuerzos para adecuar la realidad del banco con la realidad de la venta y las inquietudes de los interesados", al tiempo que reiteró que la entidad es sana, rentable y una excelente oportunidad para el sector privado.

Carrasquilla precisó que la situación financiera del banco es saludable y que sus utilidades al cierre del 2003 alcanzaron los 45.000 millones de pesos.

El presidente Alvaro Uribe, también se refirió al tema, explicando que el proceso de venta fue técnico y responsable y que hay que tener paciencia para encontrarle un inversionista.

El Jefe de Estado dijo que los indicadores de financieros de Bancafé han mejorado sustancialmente.

Descartó que se presente alguna incertidumbre pues anotó que el banco viene en franca recuperación.

Por su parte, el director de Fogafín, Juan Pablo Córdoba, señaló que la entidad explorará alternativas para ejecutar la política gubernamental de la banca pública.

"El Gobierno Nacional sigue firmemente comprometido con la búsqueda de vinculación de nuevos accionistas al Banco y explorará las alternativas que le permitan ejecutar cabalmente lo que al respecto se plasmó en el Plan Nacional de Desarrollo.

Este señala que "en adición a la política de racionalización de la banca de desarrollo, se mantendrá al Banco Agrario como única ventanilla de primer piso, en atención a la función social que realiza, velando porque cumpla con eficiencia esa labor. Para los demás intermediarios financieros, el Gobierno Nacional adelantará programas de vinculación de capital privado. En desarrollo de estos programas, la Nación podrá recibir los pasivos pensionales y asumir las contingencias que sean necesarias, como resultado de esquemas que asignen el riesgo de manera adecuada a los inversionistas, garantizando el éxito de los procesos y evitando el detrimento del patrimonio público".

Cabe recordar que en el acuerdo con el Fondo Monetario se incluyó la venta de Bancafé. Dentro de los compromisos a diciembre del año pasado aparece "dejar a Bancafé en condiciones para su venta".

***.

Los trabajadores se defienden.

Ayer el sindicato bancario (Uneb) protestó porque se les responsabilice del fracaso de la venta.

En un comunicado la Unión Nacional de Empleados Bancarios, Uneb, que representa a los trabajadores del banco, manifestó que los responsables del fracaso de la "casi segura venta" pretenden buscar el ahogado río arriba trasladando su responsabilidad a los trabajadores.

Para la Uneb, la crisis económica del país, la lenta recuperación del negocio crediticio, la política tributaria del gobierno que grava la intermediación financiera, aunados al ambiente de guerra propiciado por la política de Seguridad Democrática, desestimulan el ahorro y generan un ambiente poco propicio para la inversión privada.

Para la Organización Sindical, los gastos de personal, congelados desde hace dos años por decisión de los trabajadores, que ascendieron en el último año a 238.026 millones de pesos y representaron el 3.98 por ciento de los activos y el 20 por ciento de unos costos totales de 1,16 billones de pesos de la entidad, no pueden ser el argumento con el que se oculte la imposibilidad de concretar la privatización del banco.

Un Bancafé más atractivo para los inversionistas, según la Uneb, pasa por una reducción de los otros costos administrativos que llegan a la suma de 174.608 millones de pesos.

***.

Las gabelas de la Convención.

La Convención colectiva de trabajo de Bancafé aplica a todos los trabajadores, con excepción de que tienen régimen de salario integral.

Algunos puntos de la convención son los siguientes:.

-Aumento de sueldo por cambio de jornada de nocturna a diurna. Entre el 15 por ciento y el 32 por ciento.

-Aumento de sueldo automático. Después de un año y medio de servicio, tres por ciento cada año.

-Aumento automático de sueldo por ascensos. Mínimo 30.000 pesos.

-Auxilio de almuerzo -trabajadores con sueldo hasta 1.600.000 de pesos: 41.783 mensuales. Constituye salario.

-Auxilio de comida -todos los trabajadores nocturnos 40.761 pesos mensuales. Constituye salario.

-Auxilio de desayuno para visadores: 18.300 pesos mensuales Constituye salario.

-Auxilio mensual educativo por cada hijo: 25.515 pesos para guardería, prekinder, kinder, y primaria; 32.473 pesos para secundaria; 183.823 pesos semestre para universidad.

-Auxilio funerario o de defunción: 1.188.331 pesos por cónyuge o hijos; 476.182 pesos por padres o hermanos dependiente económicamente.

-Auxilio de natalidad: 141.806 pesos por cada hijo.

-Auxilio óptico anual: 63.813 pesos por montura de anteojos, más valor lentes.

-Auxilio de transporte: subsidio legal incrementado en un 15 por ciento, para sueldos hasta de 1.074.000 pesos. Constituye salario.

-Becas universitarias hasta 100 por ciento costo matrícula.

-Horas extras y trabajo nocturno: recargo del 42 por ciento.

-Incentivo para cajeros y visadores: 71.784 pesos Trimestrales.

-Indemnización por despido sin justa causa comprobada. Para trabajadores vinculados antes del 1_ de diciembre de 1999: por el primer año, 88 días de salario. Por mas de un año y menos de cinco, 33 días por año o proporcional. Por mas de cinco años y menos de diez, 44 días por año o proporcional. Por más de diez años, 66 días por año o proporcional. Además, acción de reintegro.

Para trabajadores vinculados a partir del 1_ de diciembre de 1999: por el primer año, 60 días de salario; por mas de un año y menos de cinco, 21 días por año o proporcional; por mas de cinco años y menos de diez, 30 días por año o proporcional; por más de diez años, 50 días por año o proporcional.

-Pasajes aéreos para trabajadores de San Andrés. Un pasaje a cualquier ciudad del País.

-Prima de antigedad: por 5 años, 2 sueldos básicos; por 10 años, 3 sueldos básicos; por 15 años, 4 sueldos básicos; por 20 años, 5 sueldos básicos; por 25 años, 6 sueldos básicos. Esta prima es factor salarial.

-Primas semestrales y/o de navidad. En junio 84 días y en diciembre 102 días.

-Prima de vacaciones: 30 días calendario de sueldo por año. Constituye salario.

-Seguro de vida o seguro por muerte: por muerte natural, 6.100.803 pesos; por muerte accidental 10.167.519 pesos; por muerte en atraco 12.223.446 pesos.

-Traslado de trabajadores: 30 días de viáticos y el valor del transporte de su familia y enseres.

-Vivienda: el Banco ha hecho aportes por más de 30.000.000.000 de pesos para Fondo de Vivienda. Se hacen dos (2) préstamos que suman 40.000.000 de pesos, con plazo de 20 años e interés del 5 por ciento anual. El Banco da auxilio por el 10 por ciento del valor del préstamo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.