QU HAY TRAS LA ALERTA EN CIUDAD BOLIVAR

QU HAY TRAS LA ALERTA EN CIUDAD BOLIVAR

Treinta y seis muertes selectivas entre enero y febrero, ediles amenazados y la presencia de escuadrones de encapuchados pusieron en alerta a las autoridades.

16 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Treinta y seis muertes selectivas entre enero y febrero, ediles amenazados y la presencia de escuadrones de encapuchados pusieron en alerta a las autoridades.

El martes, la capital fue sorprendida con el anuncio de que los índices de violencia habían obligado al Gobierno central a declarar una alerta temprana en Ciudad Bolívar, localidad de Bogotá compuesta por 252 barrios y más de 628 mil habitantes.

Aunque la administracin de Luis Eduardo Grazn enfatiz en que la problematica est a años luz de parecerse al fenomeno de la comuna 13 de Medellin o las favelas de Río de Janeiro, en Brasil -donde delincuencia y autoridades han librado batallas campales en las calles- el tema inquietó a varios sectores: hasta ahora las alertas tempranas eran exclusivas de pueblos pequeños y distantes, como Bojayá, en el Chocó.

Nadie imagin que la figura terminase por aplicarse, precisamente, en las goteras de Bogot.

Pero que precipit la desicin? Tanto garzn como los restantes participes del consejo de seguridad que sesion el martes se han abstenido de dar detalles.

No obstante las razones de fondo están consignadas en un informe de riesgo presentado el pasado 3 de marzo por la Defensoría del Pueblo a un comité interinstitucional, conformado por los ministerios de Defensa e Interior, la Vicepresidencia de la República, la Policía, el Ejército y el DAS.

Tras corroborar y valorar lo consignado, en el informe, el comite decidi elevar el diagnóstico a alerta temprana, una especie de alarma previa destinada a evitar una confrontacin de mayores proporciones.

El primer dato señala que, a pesar de que en la capital los índices de criminalidad se han reducido Ciudad Bolívar se registra un fenmeno contrario.

Slo entre enero y febrero de este año, los crmenes selectivos incrementaron en un 50 por ciento, al pasar de 24 a 36.Todas la víctimas, entre ellas dos mujeres, oscilan entre los 15 y los 29 años.

Los más afectados, señala el informe, son los jóvenes de los barrios Caracolí, El Paraíso, Los Alpes, Perdomo Alto, Potosí, Santo Domingo, Santa Bibiana, Sierra Morena, Tres Esquinas y Vista Hermosa.

Los homicidas en varios de los casos han sido grupos de entre 4 y 7 personas que portaban armas de corto alcance.

"Cuatro hombres vestidos de negro y encapuchados asesinaron a tres personas e hirieron a una más a la 7:50 p.m.", se lee en el informe que, de la misma manera, detalla con fecha y hora al menos otras 14 muertes registradas en la zona.

Ana Divia Ortiz, Juan Pablo Rivera y Arismedi Sánchez Lugo, residentes del barrio Santa Bibiana, son algunas de las victimas.

También hay evidencia de múltiples amenazas de muerte contra profesores del Distrito -uno de ellos del Colegio Ciudad Bolívar Argentina-, líderes comunales, miembros de ONG, desplazados y hasta ediles, cuyos nombres EL TIEMPO reserva por razones de seguridad.

De acuerdo en el informe y a las indagaciones en curso, el frente 22 del bloque oriental de las Farc, es uno de los protagonistas de cuanto est ocurriendo."Entrega de un panfleto amenazando a todos los candidatos a ediles de la localidad, el cual fue leído por parte de desconocidos en el parque del barrio Perdomo, a las 12 m del 26 de octubre del 2003".

El reclutamiento de menores -que reciben entre 300 mil y 600 mil pesos mensuales por militar en una organización- también está comprobado.

Actores.

Los responsables del paulatino cerco, señala tanto el informe de la Defensoría como la comunidad a la que este diario consultó, son el Bloque Centauro/Capital de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y las arrinconadas milicias urbanas Antonio Nariño de las Farc (Muan), que se han visto desplazadas por los`paras` , así como combatientes de los frentes 22,41, 42, 44, 53 y 56.

"(..) Han librado una disputa territorial marcada por el interés de las Farc de conservar sus corredores de movilidad y redes de apoyo en la localidad, y por parte de las Auc de copar el corredor de entrada y salida de Bogotá y establecer un proceso de control y posicionamiento sobre la población civil (ver recuadro).

El fenómeno se viene registrando desde el 2001 cuando Albert Narváez Mejía, `Careto` , entró a liderar el Bloque Capital. Tras ser capturado por el Das, la jefatura de esa organización fue asumida por Miguel Arroyabe, miembro del estado mayor de las Auc y negociador en el actual proceso de paz con el Gobierno Uribe, asumi la jefatura del grupo..

Los organismos de inteligencia señalan que dentro de ese proceso, las Auc ha iniciado una`limpieza social` contra jóvenes a quienes acusa de pertenecer a las Farc. Esta, a su vez, está intentando recuperar el terreno perdido reclutando más gente.

El escalamiento de este conflicto es el que quieren evitar las autoridades locales y nacionales, como también que crezca la confrontación entre los hombres de Arroyabe y las Autodefensas Campesinas del Casanare, al mando de Martín Llanos, con más de 400 hombres en Soacha.

Este martes, según confirmó el subsecretario de seguridad de Bogotá, Carlos José Herrera, se llevará a cabo un consejo de seguridad con autoridades nacionales en el que se trazarán las estrategias para que la alerta temprana se desactive y con ella los peligros contra el resto de Bogotá pues, según el informe, no se trata de fenómenos aislados sino que podrían hacer parte de la expansión del conflicto en el Distrito.

Por qué la localidad 19.

Por qué la localidad 19.

La posición geoestratégica, sumada a los elevados índices de pobreza y la llegada masiva de desplazados, ha convertido a la deprimida localidad de Ciudad Bolívar en escenario de guerra entra paramilitares y guerrilla.

Así lo consideran los distintos organismos de seguridad del Estado y la Defensoría del Pueblo, encargados de prender esta semana la alerta sobre lo que está ocurriendo en este populoso sector del sur de la ciudad.

Para las Farc, Ciudad Bolívar es el principal escenario en su afán de urbanizar el conflicto armado a través de los frentes 41, 42 y 44, que operan en los limítrofes departamentos de Cundinamarca, Meta, Tolima y Huila. Usan este corredor estratégico para interactuar con más de 10 bloques.

Los paramilitares no solo buscan cortar estas líneas de abastecimiento sino generar su propio corredor con el Llano.

A eso se suma que de cada 4 desplazados que llegan a Bogotá, Ciudad Bolívar recibe a uno.

Este hecho ha contribuido a que la localidad 19 presente hoy los más altos índices de pobreza de Bogotá: 156.487 personas viven en la pobreza absoluta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.