LA CLAVE ESTÁ EN LA PRODUCTIVIDAD

LA CLAVE ESTÁ EN LA PRODUCTIVIDAD

Cómo aumentar la productividad es un dilema que enfrentan las compañías, organizaciones gubernamentales, industrias e instituciones educativas de todos los países.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cómo aumentar la productividad es un dilema que enfrentan las compañías, organizaciones gubernamentales, industrias e instituciones educativas de todos los países.

Para nadie es un secreto que las inversiones en tecnologías de la información (IT) son parcialmente responsables de los aumentos de productividad en la economía de Estados Unidos en la última década. Las empresas con inversiones en IT por encima del promedio registraron crecimientos en productividad hasta cuatro veces superiores en comparación con aquellas con inversiones por debajo de lo normal, según el Economic Report to the President, de enero del 2001.

El otro factor responsable de los aumentos en productividad son los procesos y modos de trabajo; en otras palabras, la manera como se utiliza esa infraestructura tecnológica. Esto se ha bautizado como Capital Organizacional, e incluye las mejores prácticas de una empresa, sus depósitos de conocimiento en las bases de datos y las cabezas de los empleados, y los valores culturales y sociales de la organización.

La generación de Capital Organizacional está relacionada directamente con la manera como se coordina y comunica la información en una compañía. Y los procesos de información y comunicación se establecen y mejoran, fundamentalmente, por medio de tecnologías de la información. En otras palabras, son muy pocos los beneficios que se obtienen solamente con inversiones en tecnología; para que sean importantes, deben ir acompañados de Capital Organizacional.

Los empresarios latinoamericanos están muy adelantados en esta ola. Por lo menos así lo manifiestan. De acuerdo con la encuesta "Actitudes de los Empresarios Latinoamericanos con Respecto a Internet", realizada en el 2003 por la firma independiente Kaagan Research and Associates, y patrocinada por Cisco Systems, el 47 por ciento de los ejecutivos dice que Internet ha mejorado de manera importante la productividad de sus compañías, mientras que un 36 por ciento opina que la ha mejorado por lo menos de "alguna manera".

Otro dato revelador: la mayoría de las empresas tiene soluciones de negocios basadas en Internet. Por ejemplo, 71 por ciento de las compañías de la región cuenta con algún tipo de funcionalidad para recibir pedidos en línea; 60 por ciento dispone de sistemas de atención al cliente en línea; 50 por ciento tiene algún tipo de funcionalidad basada en Internet para el manejo de la cadena de proveedores; y más del 50 por ciento de las compañías entrevistadas dicen que es muy alta la probabilidad de realizar inversiones importantes en IT en los próximos 2 años.

Estas opiniones, optimistas y muy alentadoras, contrastan, sin embargo, con los niveles de inversión en IT de la región. Mientras que en Estados Unidos las inversiones en IT representan el 5,2 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB); en Europa, el 3,5 por ciento; y en Asia, el 2,4 por ciento, en Latinoamérica equivale sólo a 1,4 por ciento del PIB de la región.

Si las empresas y los gobiernos de Latinoamérica invirtieran en tecnologías de la información de manera mucho más acelerada, podrían automatizar sus procesos, descentralizar su trabajo, mejorar sus equipos humanos, aumentar su productividad y de esta manera mejorar la calidad de vida de millones de personas.

De acuerdo con la Oficina de Análisis Económico (BEA) y la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) de Estados Unidos, un aumento en la productividad del 1 por ciento anual haría que el nivel de vida de un país se duplicara cada 77 años. Si la productividad aumentara un 3 por ciento anual, el nivel de vida se duplicaría cada generación. Y si la productividad aumentara un 5 por ciento anual, el estándar de vida se duplicaría cada 14 años.

Por esto me llaman mucho la atención casos como el de Chile, donde la comunidad empresarial, junto con el gobierno, se ha propuesto como objetivo colectivo tener un millón de líneas de banda ancha para el bicentenario de su independencia (año 2010). Y va tan en serio la propuesta que crearon los mecanismos para medir el avance cada tres meses por medio del barómetro de la banda ancha .

Otro caso interesante es el de Costa Rica, que entregará conectividad a Internet al 100 por ciento de la población en cuestión de años. Esto, por no citar los cientos de empresas de la región que están demostrando que las inversiones en IT importan y mucho.

América Latina tiene enorme desafíos. La educación, la salud y la infraestructura son áreas que se verán beneficiadas con el uso inteligente de la tecnología y la renovación de procesos y sistemas. Es tarea de los gobiernos y del sector privado lograr que estos cambios se aceleren y arrojen el fruto esperado por todos: una mejor calidad de vida para millones de latinoamericanos.

* Goodwin es vicepresidente de Cisco Systems, el mayor fabricante de equipos para redes del mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.