REGINA VARGO, NEGOCIADORA COMPETENTE

REGINA VARGO, NEGOCIADORA COMPETENTE

Respeto. Esto es lo que, de entrada, inspira la jefe de negociaciones de Estados Unidos para el TLC con Colombia, Perú y Ecuador, Regina Vargo. Su misión es muy simple: abrirle mercados a su país en el resto de América. Y cumpliendo ese propósito, sólo en tres años de trabajo en la Oficina del Representante Comercial Estadounidense (Ustr) ha obtenido cuatro tratados: con Chile, República Dominicana, Centroamérica y Panamá.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Respeto. Esto es lo que, de entrada, inspira la jefe de negociaciones de Estados Unidos para el TLC con Colombia, Perú y Ecuador, Regina Vargo. Su misión es muy simple: abrirle mercados a su país en el resto de América. Y cumpliendo ese propósito, sólo en tres años de trabajo en la Oficina del Representante Comercial Estadounidense (Ustr) ha obtenido cuatro tratados: con Chile, República Dominicana, Centroamérica y Panamá.

Además, conoce con mucho detalle las economías de los gobiernos con los que negocia y su funcionamiento, principalmente lo relacionado con el comercio exterior y sus políticas comerciales. Estas apreciaciones corren de boca en boca entre los negociadores que se han sentado ante ella y su equipo a discutir los acuerdos comerciales.

Vargo, nacida en Pensilvania y de pronto con 50 años (su edad es tan secreta como la estrategia diseñada para las negociaciones comerciales), también inspira confianza por su amabilidad en el trato y espíritu de cooperación con la contraparte. Su larga experiencia en el tema, 30 años en el Departamento de Comercio estadounidense antes de pasar a la Ustr, e identificación plena con la política comercial, le permiten encontrar salidas a problemas aparentemente insolubles en las mesas de negociación.

Casada hace 27 años con Frank Vargo, vicepresidente internacional de la Asociación Nacional de Industriales de Estados Unidos (la Andi de ese país) y madre de unas mellizas de algo más de 23 años, esta funcionaria tiene reconocimiento en su país como una persona eficaz para defender como el que más los intereses estadounidenses. Así lo ha demostrado como parte del equipo negociador del Nafta, ahora dirigiendo las negociaciones del Alca, y en los TLC que ha liderado. Por esto, no es gratuito que la hubieran designado a mediados del 2001 como uno de los 21 representantes comerciales asistentes de la Ustr, encargada de los países de América.

Su amabilidad y trato afectuoso, su sociabilidad y presencia constante en cocteles y eventos sociales, sin embargo, pueden confundir. En la mesa de negociaciones es una negociadora dura y competente a la que, como a su jefe, el embajador Robert Zoellick, hay que tratar de convencer con argumentos muy bien fundamentados de que una petición suya es imposible de satisfacer por los efectos negativos en la economía, una rama industrial, del agro o de servicios o un sector social que hagan políticamente inviable un acuerdo.

Eso lo saben Hernando José Gómez y su equipo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.