PETRÓLEO, COMO EN LA GUERRA DEL GOLFO

PETRÓLEO, COMO EN LA GUERRA DEL GOLFO

El precio del petróleo alcanzó ayer un nuevo récord en el mercado de Nueva York, al cotizarse a 41,17 dólares. El alza obedece a los temores por las limitadas reservas de gasolina en Estados Unidos, a lo que se suman las tensiones políticas en Medio Oriente.

14 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El precio del petróleo alcanzó ayer un nuevo récord en el mercado de Nueva York, al cotizarse a 41,17 dólares. El alza obedece a los temores por las limitadas reservas de gasolina en Estados Unidos, a lo que se suman las tensiones políticas en Medio Oriente.

A pesar de que el valor al cierre de las negociaciones de ayer fue de 41,08 dólares, esto significó romper la marca del 10 de octubre de 1990, cuando las tensiones por la invasión de Kuwait por parte de Irak y la inminente guerra del golfo, llevaron al precio del petróleo hasta 41,15 dólares.

"Es poco probable que el mercado baje antes de la semana próxima debido a los temores vinculados al terrorismo", indicó Bill O Grady, analista de AG Edwards, precisando que los precios podrían aumentar aún más hoy, por compras de cobertura.

El mercado petrolero está extremadamente nervioso debido a las tensiones en Medio Oriente y temores a nuevos atentados contra instalaciones petroleras, como las que se registraron en las últimas semanas en Irak y Arabia Saudita.

La tensión en el mercado es de tal magnitud que ni siquiera los anuncios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de aumentar su producción, hicieron bajar los precios.

El presidente del cartel petrolero, Purnomo Yusgiantoro, indicó que sus miembros, inquietos por el alza de los precios, deberían alcanzar un acuerdo para aumentar la producción en su encuentro informal el 21 de mayo en Amsterdam.

La decisión sería confirmada en la próxima conferencia extraordinaria de la Organización, el 3 de junio, en Beirut.

Yusgiantoro, quien es también el ministro indonesio de Energía, calificó de absolutamente positiva la proposición de Arabia Saudita de elevar la cuota de producción en 1,5 millón de barriles diarios (mbd), llevándola así a 25 mbd a partir del 1 de julio, frente a 23,5 mbd actualmente.

"La Opep está muy preocupada por los altos precios actuales y tratará de evitar que se produzca una recesión global similar a la que se presentó en 1973", señaló.

En 1973 y a raíz de la derrota sufrida por los árabes frente a Israel en la guerra de Yom Kippur, los precios del petróleo se dispararon de forma espectacular, lo que causó serios problemas económicos para los países importadores.

Pero el mercado recibió estas declaraciones con escepticismo. Para Peter Luxton, analista de Global Markets, las declaraciones del cartel "fracasaron en calmar los nervios (de los inversionistas) ya que la Opep podría no ser capaz de procurar un gran alivio" al mercado petrolero.

Luxton se refería al hecho de que la Opep dispone de una capacidad de producción limitada. Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), el cartel puede proveer 2,5 mbd más que actualmente, y solo Arabia Saudita, Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos pueden producir más.

David Thomas, analista de Commerzbank, estima también que "la inestabilidad geopolítica y la gasolina dirigen el mercado en este momento, no los comentarios de la Opep".

***.

Cómo calmar los precios.

Para Bill O Grady, analista de AG Edwards, si "la Opep y Arabia Saudita se pusieran a producir a su plena capacidad", o si el crecimiento económico se desacelera en China, eso podría invertir la tendencia del mercado.

Otro factor susceptible de calmar los precios es que "el gobierno estadounidense decida intentar poner en el mercado una parte de sus reservas estratégicas, lo cual quitaría un poco de presión al mercado de la gasolina", afirmó O Grady.

***.

Temor por la demanda.

Detrás de la fortísima escalada alcista de los últimos días, y que sólo es comparable a la de 1973 o con la de la Guerra del Golfo, está el temor a que los países productores no puedan atender la fuerte demanda mundial de crudo que se avecina.

Los temores se han desatado tras el anuncio formulado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) de que la demanda de crudo crecerá este año en un 2,5 por ciento, hasta los 80,6 millones de barriles diarios, debido a la reactivación económica.

Esta cifra, que es la mayor desde 1996, rebasa en 330.000 barriles diarios las estimaciones anteriores de la AIE, y en 1,95 millones de barriles la de 2003.

Los inversionistas también temen que se produzca un desabastecimiento de gasolina durante el verano, debido al descenso que se produjo la pasada semana en las reservas de Estados Unidos, y que fue de 1,1 millones barriles.

Este factor es sumamente preocupante, especialmente porque en dos semanas se inicia la campaña veraniega de desplazamientos en automóvil, la mayor de todo el año en E.U.

De hecho, la demanda de gasolina ha crecido en mayo hasta alcanzar los 9,37 millones de barriles por día, cifra no conocida hasta ahora en este periodo del año.

Adicionalmente, el Departamento de Energía de E.U., pronosticó que el precio de la gasolina seguirá en aumento durante los próximos meses y poco es lo que pueden hacer las refinerías para aliviar la situación, mientras disminuyen los inventarios.

El organismo indicó que la semana pasada la provisión de gasolina bajó, inesperadamente, en 1,5 millones de barriles (159 litros) y quedó en 202,5 millones de barriles. El informe sorprendió a los analistas, que habían calculado un aumento de 1,5 millones de barriles en los inventarios.

***.

Efecto inflacionario.

El Banco Central Europeo indica que la reciente subida de los precios del petróleo ha ejercido una presión alcista adicional, que se reflejará en los próximos meses en un aumento de la inflación superior al 2 por ciento en la zona euro.

"Los adversos efectos de las condiciones comerciales de las recientes subidas de los precios del petróleo y de otras materias primas suponen un riesgo en un horizonte a corto plazo, mientras que los persistentes desequilibrios globales implican incertidumbres a medio plazo", según el banco.

El barril de crudo Brent ha subido a 38 dólares por barril, el mayor precio desde octubre de 1990, lo que genera inflación importada en Europa y también ha contribuido a incrementar el ya abultado déficit comercial en E.U., que en marzo alcanzó la cifra récord de 46.000 millones de dólares (38.983 millones de euros).

Una apreciación del euro contra el dólar, moneda en la que se calcula el crudo, ayudaría a reducir la factura energética en Europa, pero la divisa comunitaria se ha mostrado un tanto indolente en las últimas semanas al moverse en torno a los 1,8 dólares, lo que ha sido muy bien acogido por los exportadores europeos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.