LOS ESCLAVOS DEL SENADOR BRASILEÑO

LOS ESCLAVOS DEL SENADOR BRASILEÑO

Un equipo de fiscales del Ministerio de Trabajo de Brasil liberó 32 personas que trabajan en condiciones análogas a la esclavitud en una hacienda de un senador en la Amazonía.

19 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Un equipo de fiscales del Ministerio de Trabajo de Brasil liberó 32 personas que trabajan en condiciones análogas a la esclavitud en una hacienda de un senador en la Amazonía.

Los trabajadores, forzados a realizar duras labores sin ninguna garantía laboral, habían sido reclutados por los administradores de una hacienda en el municipio amazónico de Pizarra que pertenece al senador Joao Ribeiro, según el Ministerio de Trabajo.

El parlamentario, representante del conservador Partido del Frente Liberal por el estado de Tocantins, negó las acusaciones y dijo que los trabajadores fueron contratados temporalmente para limpiar el pasto en una finca en la que tiene 300 cabezas de ganado.

"Esa noticia es absolutamente falsa. Esa condición (de esclavitud) jamás existió", dijo el legislador en un comunicado.

El fiscal responsable por la inspección, Marcelo José Fernandes da Silva, aseguró que presentará una denuncia contra el senador ante la justicia laboral para obligarlo a indemnizar a los trabajadores.

En sus declaraciones a la policía, los trabajadores liberados dijeron que no tenían derecho a ningún día de descanso ni recibían salarios, y que habían contraído una deuda con los administradores de haciendas para adquirir las herramientas que empleaban.

Ribeiro es el cuarto parlamentario acusado en los últimos meses de someter trabajadores a condiciones análogas a la esclavitud.

El año pasado fueron abiertos procesos contra el diputado Inocencio Oliveira, ex presidente de la Cámara Baja, y contra el diputado federal Leonardo Picciani, y su padre, el diputado regional por Río de Janeiro Jorge Picciani.

"Cuando comenzamos las inspecciones no sabemos quiénes son los dueños de las haciendas. Es lamentable, una vergenza, que descubramos cada vez más hombres públicos involucrados en estas denuncias", dijo el coordinador del Programa de Combate al Trabajo Esclavo del Ministerio de Trabajo, Luiz Antonio Camargo.

La fiscalización en la hacienda de Ribeiro fue realizada un día después de que el pleno de la Cámara Baja aprobara, tras un año de debates y de presiones contrarias de diputados que representan a productores rurales, un proyecto de ley que prevé la expropiación de las haciendas en donde se registren casos de trabajo esclavo.

Ocurrió igualmente poco después de que el presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, le pidiera a los "buenos hacendados" que denuncien los casos de trabajo esclavo que tengan conocimiento.

***.

Un problema viejo.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera que actualmente hay en Brasil entre 25.000 y 40.000 personas obligadas a trabajar en condiciones de esclavitud.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.