LOS GUARDIANES DE LA LÍNEA

LOS GUARDIANES DE LA LÍNEA

Mientras se conforma el escuadrón móvil de la Policía que se encargará a partir de marzo próximo de patrullar por todo el sector del Alto de La Línea, el Comando de departamento, diseñó un operativo permanente de seguridad por esta vía que conecta el centro con el suroccidente del país. Así que si viaja y se encuentra un pequeño trancón a la altura de Boquerón, piense que es por su seguridad.

17 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Mientras se conforma el escuadrón móvil de la Policía que se encargará a partir de marzo próximo de patrullar por todo el sector del Alto de La Línea, el Comando de departamento, diseñó un operativo permanente de seguridad por esta vía que conecta el centro con el suroccidente del país. Así que si viaja y se encuentra un pequeño trancón a la altura de Boquerón, piense que es por su seguridad.

Y fueron los incidentes del mes de enero, en donde fueron asesinados en una semana, dos policías y un médico, así como el asalto a un carro de valores y la incineración de siete vehículos en lo que va corrido del año, lo que generó esta reacción de las autoridades.

Tolima 7 días acompañó a la policía en uno de estos operativos, que son una versión especializada de las caravanasVive Colombia, viaja por ellai , coordinadas por el comandante nacional de Policía de Carreteras, coronel Luis Alberto Guevara.

Con este mismo concepto, trabajó el nuevo comandante de Policía Tolima, coronel Daniel Ruiz Antía, cuando dirigía el comando de Policía de Casanare.

Kilómetro a kilómetro.

Los operativos se vienen realizando desde la semana anterior y en ellos participan 200 hombres de la policía, que actúan constantemente en los 62 kilómetros que separan el centro de Ibagué con el Alto de La Línea.

Debido a la presencia de subversivos en la zona, a las características geográficas del lugar y al flujo de vehículos que transitan por el corredor vial, la policía está cambiando constantemente la forma de realizar el operativo.

Este sábado, las acciones iniciaron en el barrio Boquerón, a las afueras de Ibagué. En ese punto, la cima se ubica a 56 kilómetros de distancia. A las 6:00 de la tarde, los carros llegaron al último tramo habitado de ese sector y se encontraron con un pequeño trancón, que lo único que buscaba era que se agrupara el mayor número de carros posibles.

A las 6:30 la fila alcanzaba los 80 vehículos, entre particulares, flotas, camiones pequeños y una que otra tractomula. Entre esos automóviles, había un buen número de personal encubierto de la policía. Con toda la prudencia que merece el caso, cuando están en esa misión no saludan a sus compañeros uniformados y actúan como turistas, camioneros o pasajeros.

Es muy importante que este operativo se ponga en marcha. Así se le quita a uno el miedo a salir de paseo , señaló Flor María Rivas, una morena que en compañía de sus dos hijos pequeños, regresaba a La Paila (Valle), luego de unos días en Ibagué.

Luego de una pequeña espera, la fila comenzó a moverse rumbo a La Línea, cerro que la policía tiene dividido en zonas según las unidades que allí se encuentran. Es decir, en puntos que son modificados cada día, la caravana es relevada por otro grupo de uniformados, que pueden ser escuadrones móviles de Carabineros, de Intervención y reacción, Sijin o Policía de Carreteras.

Al cabo de poco más de una hora de ascenso, de curvas que serpentean la cordillera Central, se cruza la Línea, el límite natural de los departamentos de Tolima y Quindío y se inician los 22 kilómetros de descenso hasta la población de Calarcá. En ese punto, los uniformados toman su camino de regreso, a repetir la operación.

A eso de las 7:30 de la noche, una operación similar se organiza con los vehículos pesados, en lo que se ha llamado la caravana lenta. El ascenso, a buena velocidad, se logra al cabo de tres horas.

Todo sea por la seguridad. Llevo 15 años transitando esta vía pero este enero, sí me dio temor de coger carretera. Así uno se siente más seguro , señaló Rodrigo Guzmán, transportador de víveres que cruza tres veces por semana el lugar.

Voz a la comunidad.

La otra parte del operativo, tiene una ejecución más lenta, pero a la larga será la más efectiva, pues se pretende crear la Red Vial de Información, una figura como la red de cooperantes, conformada por los habitantes de que viven a cada lado de la vía.

Si la guerrilla aparece en algún punto de la vía y crea terrorismo, el primer damnificado es el mismo vecino, el dueño del restaurante, del pequeño hotel. A ellos, es que dirigimos esta parte de la operación , señaló el coronel José Fajardo Rivera, sub comandante del Tolima.

Así desde hace una semana, personal de la institución realiza un censo en cada una de las casas ribereñas, con el fin de verificar quiénes viven en cada lugar y en qué trabajan. Además se lesvende la ideai de ayudar a contribuir con la paz del país, delatando tan pronto conocieran de alguna información sobre actos de la subversión.

Para esta parte del operativo, se cuenta con el apoyo de la Gobernación del Tolima, entidad con la cual se realizará la compra de 20 sistemas de comunicación, para distribuirlos en aquellas personas clave que integren la red.

Según el oficial, en un par de meses, ese censo ya estará terminado y se dará paso a la implementación de los sistemas de comunicación. Para entonces, se espera la instalación del escuadrón móvil y la anhelada seguridad en este corredor será una tangible realidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.