OFERTA Y DEMANDA

OFERTA Y DEMANDA

La oferta y la demanda de vivienda en Bogotá sigue con buenos vientos. Pero debe tener en cuenta algunos aspectos para no saturarse y entrar en una borrasca que desestabilice el mercado. Principalmente, porque en algunos sectores ya se sienten algunos síntomas de saturación.

25 de junio 1994 , 12:00 a.m.

Por ejemplo, en el periodo de septiembre de 1993 a marzo de 1994 se registró un leve descenso del 3,3 por ciento en el inicio de nuevos proyectos, pero actualmente se registra una oferta de 8.833 viviendas en Bogotá.

Del total de la oferta, cerca del 50 por ciento corresponde a viviendas de menos de 5.000 upac (alrededor de 29 millones de pesos).

Así lo analiza el más reciente estudio sobre oferta y demanda de edificaciones en Bogotá, realizado por la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

El informe dice que si bien al interior del sector se registran algunos problemas de saturación del mercado en los rangos de precios altos y se ha resentido en alguna medida la de los estratos medios, sin duda, el comportamiento de la economía ha determinado un desenvolvimiento favorable de la edificación.

Nuevo escenario Así que continua el auge de la construcción, pero tanto la oferta como la demanda de vivienda deben acomodarse a las nuevas perspectivas del mercado.

El estudio detectó resagos en la venta de viviendas de más de 20.000 upac (173 millones de pesos) y en el rango entre 3.500 y 5.000 upac (entre 20 y 29 millones de pesos).

Las razones que aducen los inmobiliarios es que el mercado de la vivienda de estrato alto es muy estrecho y prácticamente ya se colmó la demanda.

En el caso de la vivienda media baja, la razón es que este segmento es muy sensible a las alzas.

Un aumento en los precios por encima del índice de precios al consumidor, puede frustrar las esperanzas de muchas personas de adquirir vivienda , dice María Claudia París, directora del Departamento de Investigaciones Económicas de Camacol Cundinamarca.

Y desde 1991 los precios de la vivienda han crecido por encima de la inflación, jalonados por las alzas en los precios de la tierra, 70 por ciento anual; en los materiales básicos, 29 por ciento, y en la mano de obra, 30 por ciento.

Y la demanda? Para quienes piensan comprar, el escenario también cambia, depende del tipo de vivienda que buscan.

Los inversionistas que adquieren vivienda alta están en su mejor momento para negociar con los constructores el precio y la forma de pago. En este segmento se encuentran alrededor de 300 unidades que tienen un retraso de más de seis meses en su venta.

Igual cifra se encuentra estancada en el rango de 3.500 y 5.000 upac. En este caso se prevé que no haya mayores aumentos de precios, pero la limitante son los ingresos de los posibles compradores.

Por su parte, la vivienda hasta 3.500 upac (20 millones de pesos), dispone para la venta de 2.250 unidades.

En este rango los constructores privados perdieron participación, mientras que el sector institucional (cajas de compensación familiar, Caja de Vivienda Militar y Favidi) duplicó su oferta de viviendas.

Dónde están? De acuerdo con el informe de Camacol, la mayor oferta de vivienda se encuentra en la zona de Modelia, que incluye a Ciudad Salitre. Le siguen Mazurén y Multicentro.

Y en cuanto a la vivienda social, la mayor oferta se concentra en Tibabuyes, Bosa-Soacha (San Mateo) y Marruecos.

Entonces los vientos de inversión dependen, en todos los casos, de un buen análisis.

(VER RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.