FERVOR RELIGIOSO EN BOUTIQUES Y PASARELAS

FERVOR RELIGIOSO EN BOUTIQUES Y PASARELAS

La camiseta rosa con un gatito pintado en la que se lee Jesus loves me (Jesús me ama) no es el tipo de ropa que Jaye Hersh suele vender en Intuition, su boutique en Los Angeles.

11 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La camiseta rosa con un gatito pintado en la que se lee Jesus loves me (Jesús me ama) no es el tipo de ropa que Jaye Hersh suele vender en Intuition, su boutique en Los Angeles.

"Soy judía y muchos de mis clientes son judías de clase alta que se visten al último grito de la moda", dice Hersh, quien a pesar de todo vende la camiseta junto con pulseras y cinturones de cuero con los Diez Mandamientos estampados.

Desde tops hasta anillos para los dedos de los pies, las prendas con mensaje cristiano están capturando la atención de adolescentes y demás poseedores de un sexto sentido para las modas pasajeras.

Madonna, que practica una especie de misticismo judío, ha sido vista llevando una camiseta en la que se lee Mary is my homegirl (María es mi amiga del alma). Pamela Anderson (en la foto) también se ha sumado a la moda.

Parte de esta mercancía funciona a dos niveles: moda divertida para los creyentes y comentario irreverente para los demás. En cualquier caso, la ropa cristiana goza de un momento de popularidad, al menos en Estados Unidos.

"No hace falta ser un cristiano ferviente para pensar que `Jesús es mi amigo del alma" dice Samantha Lee, una joven de 19 años que compró una camiseta con ese mensaje en Beverly Hills. La empresa detrás de estas camisetas es Teenage Millionaire.

Estas nuevas referencias religiosas son irónicas, pero el fin no es ofender, aclara Doug Williams, director creativo de la empresa de Los ngeles. "Estamos en 2004, la gente ha visto demasiadas provocaciones, ...] espero que las camisetas lleven a la reflexión".

Los temas cristianos están cada vez más presentes en la cultura popular. La película La pasión de Cristo de Mel Gibson ha recaudado más de US$360 millones y ya es la séptima película más taquillera en la historia de E.U. "La religión se ha convertido a su manera en una marca, y ahora está de moda", dice Jane Buckingham, directora general de Youth Intelligence, firma neoyorquina que sigue tendencias.

Los estadounidenses gastan US$200.000 millones en ropa cada año, según la firma de investigación NPD Group. Las ventas de "ropa cristiana" apenas representan US$100 millones, según Christian Booksellers Association.

Los fabricantes más tradicionales de camisetas con lemas cristianos se han sumado a este fervor. Vic Kennett, director general de Kerusso Inc., dice que la mayor parte de los US$5 millones que vende en camisetas proviene de prendas que llevan lemas como Tougher than nails (Más duro que los clavos) o Dead to sin, alive to Christ" (Muerte al pecado, vida a Cristo).

Thomas Nelson Inc., empresa de Tennessee, ha sacado una publicación para jóvenes que, por su diseño, se parece mucho a la revista CosmoGirl!, pero ofrece partes del Nuevo Testamento. La revista ha vendido 300.000 ejemplares desde julio, pero Nelson se resiste a la publicidad. "Es la Biblia, no queremos meternos con ella", dice la vocera Laurie Whaley.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.