A MEDIDA QUE JAPÓN ABRAZA EL LIBRE COMERCIO, SUS AGRICULTORES PIERDEN INFLUENCIA POLÍTICA

A MEDIDA QUE JAPÓN ABRAZA EL LIBRE COMERCIO, SUS AGRICULTORES PIERDEN INFLUENCIA POLÍTICA

A medida que el primer ministro Junichiro Koizumi sigue adelante con los acuerdos de libre comercio con México y media docena de países asiáticos, los antaño invencibles agricultores japoneses están sintiendo en carne propia lo mucho que su poder político ha decaído. (VER GRAFICA: UN LOBBY MAS DEBIL)

20 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

A medida que el primer ministro Junichiro Koizumi sigue adelante con los acuerdos de libre comercio con México y media docena de países asiáticos, los antaño invencibles agricultores japoneses están sintiendo en carne propia lo mucho que su poder político ha decaído.

(VER GRAFICA: UN LOBBY MAS DEBIL).

El año pasado, cuando Koji Suemitsu, un criador de cerdos en la localidad rural de Kushira, en el sur de la prefectura de Kagoshima, intentó organizar una manifestación ante una oficina del gobierno japonés para protestar contra las importaciones baratas de cerdo, apenas llegaron 12 personas. En los 80, era normal que hasta 100 personas acudieran a este tipo de protestas.

Más adelante, Suemitsu envió a un grupo a Tokio para hacer lobby con los legisladores, pero fueron soslayados por miembros clave de la legislatura que antes cortejaban el voto agrícola.

Mientras tanto, Suemitsu ha visto con impotencia cómo los negociadores japoneses proponían duplicar las importaciones de cerdo de México, que cuestan unos US$2,50 por kilo, menos de lo que cuesta producirlo en Tokio.

Tokio ya no escucha , se lamenta el agricultor de 50 años, quien ha visto cómo los precios del cerdo se han desplomado un 50% desde que empezó en este negocio hace 23 años. Los legisladores ya no ven el mérito de proteger la agricultura , asevera.

En un giro que está alterando radicalmente el panorama de la política japonesa, los agricultores de ese país se encuentran en la inusitada posición de tener que luchar mucho por llamar la atención de Tokio. Durante mucho tiempo, los agricultores han sido el más poderoso y protegido de los grupos japoneses de intereses especiales. La dependencia del voto rural ha ayudado a garantizar por medio siglo el mandato del conservador Partido Liberal Demócrata. El partido recompensó a los agricultores con subsidios y barreras comerciales que mantenían a raya las importaciones baratas (como cerdo mexicano o arroz estadounidense).

Pero en años recientes, el lobby agrícola ha empezado a perder poder en Tokio, a medida que los cambios demográficos contraen la base de votantes rurales. El declive poblacional ha golpeado más duramente al campo, pues los jóvenes se están yendo a las grandes ciudades.

En la última década, Japón ha estado reduciendo gradualmente las barreras comerciales y permitiendo cada vez más importaciones de productos agrícolas. La medida fue aplaudida por muchos consumidores, que todavía pagan hasta US$100 por un melón. La tribu agrícola sector del congreso japonés que apoya la agricultura] es una especie en extinción , sentencia Ichizo Ohara, que fue ministro de agricultura a mediados de los 90.

En ningún momento ha sido esta falta de influencia tan obvia como en la actual ronda de conversaciones comerciales. Japón, que llegó relativamente tarde a la fiesta de los acuerdos comerciales, está ahora en negociaciones formales con México y Corea del Sur, y quiere iniciar conversaciones con Tailandia y otras tres naciones asiáticas. Los acuerdos tienen mucho atractivo fuera de la esfera rural como creadores de empleos y precios más bajos.

Desesperado por contener el daño de los pactos comerciales, el lobby agrícola en Japón está haciendo lo que bien podría ser su último intento. En octubre pasado, durante una visita del presidente mexicano Vicente Fox a Tokio para presidir la firma del acuerdo, los representanrtes del sector agrícola lograron estancar las conversaciones con México en relación con el tema del cerdo y el jugo de naranja. Aun así, en el largo plazo los acuerdos de libre comercio son inevitables , dice Tatsuya Kajishima, el director de política comercial del ministerio de agricultura de Japón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.