Secciones
Síguenos en:
SE QUEMAN AUDITORÍAS CONTRA MORENO

SE QUEMAN AUDITORÍAS CONTRA MORENO

Los 14 informes de auditoría de las entidades descentralizadas y de la gestión de la administración del pasado alcalde Iván Moreno Rojas se quemaron ayer en el incendio que se produjo en el tercer piso de la Contraloría municipal, según Ricardo Arturo Arias Beltrán, director de ese organismo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de julio 2004 , 12:00 a. m.

Los 14 informes de auditoría de las entidades descentralizadas y de la gestión de la administración del pasado alcalde Iván Moreno Rojas se quemaron ayer en el incendio que se produjo en el tercer piso de la Contraloría municipal, según Ricardo Arturo Arias Beltrán, director de ese organismo.

La pérdida de esos procesos por las llamas generó tal suspicacia en la ciudad, que la Fiscalía General de la Nación anunció para hoy el arribo a esta ciudad de un experto en incendio del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de Bogotá para determinar si en la conflagración hubo o no manos criminales.

El funcionario aseguró que se perdieron también informes sobre el alumbrado público, obras inconclusas, el hueco fiscal (que a junio pasado era de 59 mil millones de pesos), y el no uso de herramientas financieras como el Plan Anual Mensualizado de Caja.

La conflagración fue reportada al Cuerpo de Bomberos por el celador de la Contraloría a las 6:25 de la mañana. Para atender el incendio, que ocurrió en el almacén de la entidad y parte de la oficina de Política Fiscal, llegaron tres máquinas y 10 bomberos, quienes 15 minutos después detuvieron las llamas.

El comandante de Bomberos, Juan Carlos Pedroza, dijo que ayer la Fiscalía comenzó a investigar las causas de la conflagración junto con dos especialistas de bomberos, un electricista de la Empresa Electrificadora de Santander y el CTI, pero que la Fiscalía determinó acordonar el lugar y esperar la intervención del especialista que llegará desde Bogotá.

Pedroza dijo que las pérdidas ascienden a 15 millones de pesos y que pese a que se perdió la documentación, se alcanzaron a salvar los procesos de jurisdicción coactiva, la contabilidad y los procesos de responsabilidad fiscal.

El Contralor no descartó que en el hecho pudiese haber manos criminales. "Esto podría estar relacionado con las continuas amenazas que han recibido nuestros funcionarios y que he recibido de manera personal para no seguir investigando lo que ocurrió en Bucaramanga en los años 2001, 2002 y 2003".

Edgar Higinio Villabona, concejal de la coalición mayoritaria, dijo que en repetidas ocasiones le había advertido al Contralor que hechos como este se podrían generar para evitar que se investigara a la administración de Moreno Rojas.

Al paso de esas acusaciones salió Jairo Jaimes, presidente regional de la Alianza Nacional Popular (Anapo), partido del ex alcalde, quien afirmó: "Las declaraciones del Contralor son ligeras y a lo mejor buscaban ocultar otro tipo de anomalías en ese organismo".

Trasladaron proceso.

Arias Beltrán reclamó la semana pasada ante la Contraloría General de la República que le devolviera la competencia de investigar la administración del ex alcalde Moreno Rojas, función que el pasado 16 de junio se le retiró. Sin embargo, no recibió respuesta favorable.

El órgano de control nacional le pidió a la Contraloría municipal que todas las investigaciones contra el ex mandatario fueran suspendidas y trasladadas a su despacho en Bogotá.

La decisión se adoptó luego de que el 7 de junio el representante legal de la Veeduría Ciudadana Bucaramanga la Nuestra, Clemente Ernesto Cáceres Niño, y otros de sus miembros le pidieron al contralor General, Antonio Hernández Gamarra, cambiar el investigador del ex mandatario.

"La escogencia del actual Contralor obedeció a turbios motivos de retaliación contra la anterior administración", afirmaron los integrantes de la Veeduría.

En repetidas oportunidades este medio trató de dialogar con el ex alcalde Moreno Rojas pero fue imposible localizarlo.

En dos años, esta es la segunda oportunidad en la que las llamas devoran los archivos de la Contraloría Municipal. El primero de junio del 2002, el fuego acabó con el Palacio Municipal, en donde estaban, entre otras, las dependencias del ente de control fiscal. El Palacio aún no ha sido reconstruido por lo que las instalaciones que allí funcionaban se encuentran desde entonces dispersas por toda la ciudad.

FOTO/Edgar Vargas.

El incendio que ocurrió ayer a las 6 de la mañana en la Contraloría de Bucaramanga dejó pérdidas por 15 millones de pesos. Ayer, solo los organismos de socorro pudieron entrar al edificio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.