SE REPRODUCEN FORTUNAS RUSAS

SE REPRODUCEN FORTUNAS RUSAS

Rusia tiene 36 megamillonarios con fortunas de más de 1.000 millones de dólares, un 40 por ciento más que hace dos meses, afirma en su primera edición rusa la revista Forbes , cuya aparición desató escándalos. (VER TABLA: Millonarios rusos con menor simpatía)

14 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Rusia tiene 36 "megamillonarios" con fortunas de más de 1.000 millones de dólares, un 40 por ciento más que hace dos meses, afirma en su primera edición rusa la revista "Forbes", cuya aparición desató escándalos.

(VER TABLA: Millonarios rusos con menor simpatía).

Después de este veloz incremento del número de rusos poseedores de 1.000 millones de dólares, que en el último año aumentó de 17 a 36, la aparición de la "centena de oro" rusa no ha sido el único escándalo causado por el primer número del "Forbes" ruso.

Los rusos, que todavía recuerdan los tiempos soviéticos cuando todo era "patrimonio popular", se enteraron de que una cuarta parte del Producto Interior Bruto (PIB) del país está en manos de cien personas.

El más pobre de ellos es Ralif Safin, ex vicepresidente de la petrolera Lukoil, con una fortuna de apenas 210 millones de dólares.

En Estados Unidos, por ejemplo, las fortunas de los 100 hombres más ricos supera ligeramente el seis por ciento del PIB.

Los expertos de "Forbes" explican que la aparición en escena de nuevos "megamillonarios" se produjo el pasado mes de abril, cuando la Bolsa de Moscú alcanzó su punto más alto.

La publicación de la lista de los 100 rusos más ricos ha provocado al menos otros dos escándalos.

Para empezar, los señalados han sido los primeros en indignarse.

El vicepresidente de la petrolera Lukoil, Leonid Fedún, cuya fortuna personal fue cifrada en 1.700 millones de dólares, tachó de "virtual" la metodología de Forbes pues "consiste en la multiplicación mecánica del número de acciones (que posee el titular) por su precio en la Bolsa".

Entre tanto, "parte de las acciones que están a mi nombre por la contabilidad internacional de la compañía en realidad no me pertenecen, sólo puedo influir sobre ellas", explicó.

Pero la razón principal del descontento de los oligarcas rusos por haber aparecido en el Forbes ruso es que para muchos en la Rusia de hoy esta lista de oro es más bien una lista negra .

La encabeza, con una fortuna de 15.200 millones de dólares, Mijaíl Jodorkovski, cuya residencia actual no es una lujosa mansión, sino la cárcel de alta seguridad "Matrósskaya Tishiná" de Moscú, donde desde hace casi siete meses de prisión preventiva afronta varias acusaciones, incluidas las de fraude y evasión fiscal.

Intensos rumores en círculos políticos y periodísticos de Moscú afirman que el segundo en la lista, el gobernador de Chukotka y dueño del club de fútbol londinense Chelsea, Román Abramóvich, con una fortuna de 12.500 millones de dólares, tampoco goza de las simpatías del Kremlin.

El cuarto, Vladímir Potanin, el rey del níquel a quien Forbes atribuye una fortuna de 5.400 millones de dólares, desapareció misteriosamente de Rusia a finales de abril, presuntamente después de ser citado por la Fiscalía, lo cual provocó un derrumbe de las acciones de su empresa bandera, "Norilski Níquel".

Cabe señalar que el único de la centena que afirmó que su fortuna es mayor a la evaluación de Forbes ha sido Borís Berezovski, a quien la revista atribuye 670 millones de dólares que le sitúan en el 47 lugar.

Semejante afirmación es uno de los lujos que le permite a Berezovski su asilo en Gran Bretaña, adonde escapó de la Justicia rusa quien otrora, según Forbes, fue el ruso más rico.

"Ninguna otra ciudad del mundo puede vanagloriarse de tantos habitantes con fortunas de más de 1.000 millones de dólares", indicó Forbes, al comentar que la mayoría de los cien rusos más ricos viven en la capital de Rusia.

Mujer afortunada.

Pero nada se ha podido comparar con el impacto que ha ocasionado la aparición en el lugar 35 de la lista de la única mujer, Elena Baturina, con una fortuna de 1.100 millones de dólares.

Y no se trata del machismo ruso, sino de lo que Baturina, cuyo negocio principal está centrado en la capital rusa, es la esposa del alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov. Como ella misma dice su principal riqueza es su esposo de oro .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.