UNAB INICIÓ CRUZADA POR LOS OLVIDADOS

UNAB INICIÓ CRUZADA POR LOS OLVIDADOS

Ver como la esperanza y la alegría pueden surgir en medio del conflicto y la pobreza, fue lo que motivó al periodista Juan Gonzalo Betancur, al fotógrafo español Kim Manresa y a todo el equipo de Extensión Cultural de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab) a emprender una expedición por el Magdalena Medio en busca de personajes, música e historias populares.

13 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Ver como la esperanza y la alegría pueden surgir en medio del conflicto y la pobreza, fue lo que motivó al periodista Juan Gonzalo Betancur, al fotógrafo español Kim Manresa y a todo el equipo de Extensión Cultural de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab) a emprender una expedición por el Magdalena Medio en busca de personajes, música e historias populares.

Se trata del proyecto Los Olvidados - resistencia cultural en Colombia , que en el 2003 rescató del olvido a varios artistas nativos de las poblaciones de Río Viejo, Arenal, Morales, San Pablo, Barrancabermeja, San Vicente de Chucurí y Landázuri.

"Es asombroso que en medio del sufrimiento haya gente capaz de sentir, de coger la guitarra y cantar", afirma Manresa, ganador de los premios de fotografía Unicef 2001 y Fotopress 1999 y autor de la memoria gráfica recogida en el libro Los Olvidados; el cual fue lanzado en la XVII Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Por su parte, Juan Gonzalo Betancur, autor del libro que viene acompañado de un CD con la música de sus personajes, explica que, aunque ya conocía la región, este proyecto le permitió acercarse más a la gente y comprender cómo, a pesar de la violencia, en estos pueblos existe gente que sigue luchando por la vida y que hace parte de esa cantidad de cosas buenas que también se encuentra en el Magdalena Medio y que muchas veces no se ve.

"Este proyecto me permitió conocer una Colombia real, una Colombia viva en la que el conflicto, la alegría, la pobreza, la esperanza y la lucha conviven diariamente", explica Berzetti David, Coordinadora de Extensión Cultural de la Unab.

"Existen historias que te tocan el alma. Evangelina, de las Cantaoras de Barranca, ha sido desplazada y uno de sus hijos fue asesinado en medio del conflicto. Desde entonces no había vuelto a cantar; verla en el escenario y escucharla decir que cantar de nuevo era una forma de cantarle a su hijo es algo que te llena de emoción", agrega Berzetti.

Para Manresa, este proyecto demuestra cómo las ganas de vivir y de sonreír son terriblemente fuertes. "Estas poblaciones se acostumbraron a vivir con la muerte; no tienen nada y sin embargo te lo dan todo", afirma el fotógrafo.

***.

La otra cara de Colombia.

Estos municipios son "tan parecidos y a la vez tan distintos como su música, la cual va desde la tambora hasta el vallenato y desde las décimas hasta la música campesina de cuerda", asegura Betancur.

"Una riqueza folclórica sorprendente, consecuencia de la procedencia variada de sus pobladores, pese a estar unidos por ese mismo cordón umbilical que es el Río Magdalena y nacer de la misma madre que es esta patria sangrante", agregó.

Creo que vale la pena dar a conocer la otra cara de Colombia, la de la gente que tiene ganas de luchar contra la corriente", concluye Manresa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.