11-S: REVELAN RIVALIDAD ENTRE POLICÍAS Y BOMBEROS

11-S: REVELAN RIVALIDAD ENTRE POLICÍAS Y BOMBEROS

Las tareas de rescate tras los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York se vieron afectadas por comunicaciones deficientes y la rivalidad entre bomberos y policía, concluyó ayer en su primera sesión una comisión que investiga lo sucedido el 11-S.

19 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Las tareas de rescate tras los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York se vieron afectadas por comunicaciones deficientes y la rivalidad entre bomberos y policía, concluyó ayer en su primera sesión una comisión que investiga lo sucedido el 11-S.

La comisión bipartidista inició, a escasa distancia del lugar donde cayeron las Torres Gemelas, el interrogatorio de autoridades políticas locales, responsables actuales y pasadas de los bomberos, la policía y del "Port Authority", entidad propietaria del terreno donde se alzaba el World Trade Center (WTC).

A las sesiones, que comenzaron con una advertencia de que el debate podía ser "penoso de ver y oír", asisten familiares de víctimas impactados, en algunos casos con fotografías de los muertos.

Casi 3.000 personas murieron en los atentados del 11 de septiembre del 2001, de los cuales 343 eran bomberos y 23 agentes de la policía.

Las primeras horas de audiencia mostraron que los esfuerzos de salvamento estuvieron obstaculizados por la rivalidad entre departamentos de policía y de bomberos, que persistía pese a que el entonces alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, había dado directivas en ese sentido.

Los bomberos de la torre norte nunca supieron que la torre sur había caído y que probablemente no tenían mucho tiempo para evacuar, según testimonios de ex responsables de ese departamento.

Además, un sobreviviente declaró haber escuchado por sonido interno que el edificio en la segunda torre era seguro, después del ataque al primero, y que podían regresar a sus oficinas.

Los que sobrevolaban con helicópteros la zona llegaron a la conclusión de que era imposible un rescate por el tejado, pero no lo sabían los operadores del servicio telefónico de emergencia, algunos de los cuales recomendaban dirigirse hacia esa zona del edificio.

Uno de los ex responsables del departamento de bomberos, Joseph Pfeifer, declaró en la grabación de video que tenían más información los que miraban la televisión que los propios bomberos en las torres.

La comisión reconoció que las autoridades locales y responsables de los servicios de emergencia tuvieron que tomar decisiones rápidas "en ausencia de buena información" y "a veces en condiciones adversas", pero también que los diferentes departamentos implicados en el rescate no compartieron toda la información.

La sesión estuvo marcada por aplausos del público a comentarios de un miembro de la comisión, Bob Kerrey, después de que Reiss declaró que no culpaba a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) por no compartir información sobre los atentados, sino más bien estaba furioso con los 19 secuestradores de los aviones.

Kerrey cuestionó su respuesta y subrayó que los secuestradores vencieron al servicio de inmigración, al de aduanas, al FBI y al servicio de inteligencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.