VERDAD Y JUSTICIA EN SUDÁFRICA Y COLOMBIA

VERDAD Y JUSTICIA EN SUDÁFRICA Y COLOMBIA

El proceso de verdad, justicia y reparación de Sudáfrica, pese a carecer de privación mínima obligatoria de libertad, parece más apto que las penas mínima (5 años) y máxima (10 años) del proyecto de mismo nombre, en Colombia, para evitar la impunidad de los crímenes atroces. Al menos, ésta fue la conclusión a la cual llegué en el foro sobre Verdad, Justicia y Reparación realizado el viernes 7 de mayo en Fescol y en el cual participaron el Director Michael Fruhling de la Oficina de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, el Senador Rafael Pardo y el Representante a la Cámara Wilson Borja.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El proceso de verdad, justicia y reparación de Sudáfrica, pese a carecer de privación mínima obligatoria de libertad, parece más apto que las penas mínima (5 años) y máxima (10 años) del proyecto de mismo nombre, en Colombia, para evitar la impunidad de los crímenes atroces. Al menos, ésta fue la conclusión a la cual llegué en el foro sobre Verdad, Justicia y Reparación realizado el viernes 7 de mayo en Fescol y en el cual participaron el Director Michael Fruhling de la Oficina de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, el Senador Rafael Pardo y el Representante a la Cámara Wilson Borja.

En el proceso sudafricano, quienes confesaban sus crímenes a plenitud, a satisfacción de la Comisión de Verdad y Reconciliación (1995-98) eran acreedores a una aministía total. Quienes, a juicio de la Comisión, no habían realizado una confesión integral y autoincriminatoria de cualquiera de sus crímenes, no podían ser amnistiados y tenían que responder penalmente por la totalidad de los mismos.

En esta forma, el ex Coronel de la Policía Sudafricana Eugene De Kock, exComandante del principal centro de ejecución y tortura del Apartheid, ubicado en la casa de haciendaVlakplaasi (1981-91), y autor intelectual de un sinnúmero de asesinatos, fue amnistiado por primera vez -por un auto específico- en 1999. En cambio, la vasta mayoría de los acusados perdieron el beneficio de la amnistía, debido a su falta de cooperación o confesiones incompletas -el 75 u 80 por ciento, pensaba yo; el 90 por ciento, aclaró el senador Pardo- debiendo encarar en consecuencia la justicia penal ordinaria.

En otros términos, fue mínima la proporción de quienes, habiendo cometido crímenes atroces, lograron la impunidad legal, como el siniestro De Kock. Este último, a su vez, la obtuvo tan sólo después decantari durante 3 años e incriminar, además de sí mismo, a sus cómplices y a las más altas autoridades del régimen anterior, incluido el ex presidente De Klerk. También colaboró activamente con la ubicación de losdineros suciosi del Apartheid y su testimonio sirvió de base para millonarias demandas de víctimas y familiares contra el Estado sudafricano.

En cambio, bajo el modelo sudafricano, un Carlos Castaño que confiese 50 delitos atroces, como en su biografía (ConfesiónMauricio Aranguren Molina, 2001), mas no reconozca uno solo del cual existan elementos probantes de su autoría material o intelectual -como el asesinato de Jaime Garzón- tendría que responder penalmente por la totalidad de sus crímenes.

El actual proyecto colombiano, en cambio, bien puede aumentar la impunidad al alejar la posibilidad de que los peores responsables se acojan a la alternatividad penal o, si lo hacen, desestimular la autoincriminación y confesión integral: sería seguramente másracionali , para muchos criminales, limitarse a confesar elumbrali necesario para ser condenados a la pena mínima y punto. En la reunión de Fescol, el Representante del Alto Comisionado abogó porque la búsqueda de la verdad, justicia y reparación en Colombiasuperei otros procesos anteriores en el mundo pero tal vez resulte más importante aprender de ellos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.