E.U., UN EQUIPO DURO

E.U., UN EQUIPO DURO

Un equipo experimentado, que viene de negociar acuerdos comerciales con Canadá, México, Chile y Centroamérica, será el interlocutor de los países andinos desde este martes.

17 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Un equipo experimentado, que viene de negociar acuerdos comerciales con Canadá, México, Chile y Centroamérica, será el interlocutor de los países andinos desde este martes.

La jefe del equipo de Estados Unidos es Regina Vargo, una de las mayores expertas en el tema comercial en su país, quien por más de 30 años ha estado vinculada con el Departamento de Comercio de E.U., Ustr por sus siglas en inglés.

Graduada en el servicio extranjero en la Universidad de Georgetown, es una de las grandes conocedoras de los problemas latinoamericanos.

Actualmente ocupa el cargo de representante comercial auxiliar de Estados Unidos para las Américas.

Su trayectoria en el tema de las negociaciones la hizo merecedora a dos medallas de oro por sus servicios en el Departamento de Comercio.

Una de las medallas la recibió por su trabajo en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con Canadá y México, conocido como Nafta por sus siglas en inglés y otra medalla por su aporte al programa de exportación de México.

La señora Vargo es una mujer muy atractiva, de unos 50 años y está casada con Frank Vargo, quien ocupa el cargo de vicepresidente de la Asociación de Industriales de Estados Unidos, NAM por sus siglas en inglés.

Para funcionarios de Chile y Centroamérica, que ya negociaron con Estados Unidos, Regina Vargo y su equipo demuestran un gran conocimiento de la realidad de los países con los que adelantan diálogos.

En el caso chileno, incluso, el equipo de Estados Unidos llegaba a la mesa en muchas ocasiones con información detallada que causaba sorpresa para sus interlocutores.

Para los expertos en temas de negociación, la estrategia con la que usualmente llega a la mesa Estados Unidos es dura y poco a poco van haciendo concesiones.

De hecho en el caso de los países centroamericanos, el equipo dirigido por Vargo llegó a la mesa señalando que el proceso implicaba borrón y cuenta nueva en alusión a los beneficios arancelarios otorgados unilateralmente por Estados Unidos para los países de Centroamérica y el Caribe.

Tras varias rondas de negociaciones, los centroamericanos consiguieron que el acuerdo partiera de los beneficios del CBI, que se mantuvieron, y de allí en adelante se lograron más cosas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.