Secciones
Síguenos en:
EL SECRETO ENCANTO DE PANDILLAS

EL SECRETO ENCANTO DE PANDILLAS

Es violento, no muestra gente bonita ni bien vestida y sus locaciones generalmente son las zonas marginales de Bogotá. Entonces por qué se sigue sosteniendo Pandillas, guerra y paz, en un momento en el que todos los programas reinventan su look con miras a una supuesta internacionalización, cuando se cuida la fotografía y se escoge al elenco según el registro físico antes que las capacidades actorales.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de abril 2004 , 12:00 a. m.

Es violento, no muestra gente bonita ni bien vestida y sus locaciones generalmente son las zonas marginales de Bogotá. Entonces por qué se sigue sosteniendo Pandillas, guerra y paz, en un momento en el que todos los programas reinventan su look con miras a una supuesta internacionalización, cuando se cuida la fotografía y se escoge al elenco según el registro físico antes que las capacidades actorales.

La serie se ganó su espacio, o al menos eso se deduce de la historia que cuenta su creador y libretista, Gustavo Bolívar. Según él, cuando escribía y dirigía Unidad investigativa (una serie de unitarios sobre casos policíacos) hizo dos libretos sobre el tema pero se los rechazaron una y otra vez: En Telecolombia -la productora- se asustaron por la crudeza. Pero les tocó aprobarlos cuando, por el ritmo de grabaciones, se nos acabaron los temas. El rating se disparó y Samuel Duque (presidente de Telecolombia) me pidió ocho capítulos más... Luego fueron trece y ya llevamos 260 de una hora cada uno .

Puntos a favor.

Eso supera todas las expectativas, sobre todo teniendo en cuenta que una telenovela exitosa generalmente tiene 240 capítulos de media hora. Me preocupaba que los televidentes no entendieran la trama. Lo encausamos, pues, aunque tiene mucho realismo, lleva a la reflexión , agrega Duque.

Y es tal la paradoja que este programa, que durante cuatro años estuvo en el Canal Uno siendo uno de los más vistos y en ocasiones superando a sus enfrentados (marcó en promedio más de 9,5 puntos en hogares), desde octubre pasado empezó a ser transmitido por RCN. De lunes a viernes están pasando las temporadas anteriores, a las 6 p.m. (13,7 puntos de sintonía), y los domingos se ven los nuevos capítulos, a las 9:30 p.m. (con 21,5 puntos). Estos últimos, se ven desde enero pasado.

El crítico Omar Rincón dice que uno de los valores de la serie es lo que al comienzo justamente se convirtió en su obstáculo: La TV se había vuelto elitista y, en ocasiones, con visos cómicos. Pandillas refleja el mundo popular que había desaparecido de la pantalla. Además, los jóvenes siempre se habían presentado como los de Francisco el matemático y aquí se redescubre el mundo de la calle .

El uso de actores naturales, combinados con profesionales, también es otro de sus puntos fuertes. Pues justamente estos participantes, algunos de los cuales fueron pandilleros, nutren la historia no solo con su personificación sino con los relatos que le cuentan a Bolívar.

No es pretencioso -agrega Vicky Hernández, que actúa como Fiscal-. Y aunque todos hacen su esfuerzo, no es perfecto. Esa misma imperfección, mostrada con naturalidad, da un aire de frescura .

Para Rafael Ayala, profesor de sociología y semiología de comunicación social de la Universidad Los Libertadores, recrear el mundo de las pandillas también genera identificación: Como los jóvenes han perdido referentes de interacción social con sus familias, es en las pandillas donde se sienten queridos y respetados. Allí se crean lazos que, si bien no son de sangre, sí son de hermandad. Los pandilleros se cuidan y se quieren en cualquier situación violenta .

Actores naturales.

José Hurley Rojas tiene 31 años y vive en el barrio Jerusalén, en Ciudad Bolívar. El interpreta a Rasputín y trabajaba en Corabastos cargando bultos, una labor en la que diariamente se hacía entre 15 mil y 30 mil pesos diarios. Hoy recibe más por su trabajo como actor: No fui pandillero pero sí tengo amigos que lo son y ellos, contrario a lo que dicen algunos, piensan que al programa le falta realidad .

Es allí donde la popular frase de que la realidad supera a la ficción tiene aplicación: Muchos televidentes no dicen nada frente a la violencia de las películas gringas. Es porque resulta más fuerte ver algo similar representado en las calles que conocemos, con gente que es como nosotros. Esa proximidad agrede , apunta Ayala.

Los que creen que enseña a hacer el mal son ese tipo de gente que ve el problema y no lo enfrenta, los que se escandalizan por la TV pero no por la realidad , afirma Iván Aldana, que encarna a Shampoo.

Labor social.

Samuel Duque lo define como el tono realista que invita a reflexionar. Y Bolívar cuenta que cuando firmaron contrato con RCN, para que la serie se emitiera por ese canal, intentaron que metiera actores más bonitos y niñas bien maquilladas, pero se negó pues eso iba contra la esencia del programa.

Los realizadores dicen que para superar la barrera inicial y acabar con el temor de que se convirtiera en una apología al delito, le metieron personajes como el coronel, un coro de niños y hasta el padre Alirio, que trabaja con la alcaldía de Bogotá en el programa Vida Sagrada, Goles en Paz y Desarme.

En un capítulo recreamos el desarme de unos pandilleros. Muchos creyeron que eso era cierto y empezaron a llegar cartas , cuenta el libretista. Entonces hicieron jornadas de desarme en Manizales, Popayán, Villavicencio y Girardot, entre otras ciudades. Allí no solo grabaron sino que además salieron historias y algunos de los nuevos actores naturales.

El padre Alirio resume los logros: El testimonio de estos muchachos les dice a otros que nunca es tarde para cambiar. Y aunque el programa es pesado a veces, vemos que no podemos seguir siendo bufones del drama que vive Colombia con jóvenes sin esperanza por falta de oportunidades y capacitación .

FOTO/Archivo particular.

Carroloco (interpretado por Adrián Jiménez), Ricardo (Juan Sebastián Calero), Javier (Freddy Ordoñez) y Mateo (John Alex Toro) son cuatro de los protagonistas de la serie.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.