LITIGIO POR LA CASONA EL SALITRE

LITIGIO POR LA CASONA EL SALITRE

Una batalla jurídica alrededor del arrendamiento de la casona El Salitre de Paipa se ha desatado entre el Instituto Financiero de Boyacá y el Grupo Boyacá Real Limitada, que hasta marzo pasado fue el arrendatario del inmueble. Después de muchas discusiones y argumentos jurídicos de parte y parte, a finales de abril se realizó un procedimiento desalojo, pero el Juzgado Penal Municipal de Paipa acaba de fallar una acción de tutela a favor de ex arrendatario y le ordenó al Infiboy restituir el inmueble, con el argumento de que el procedimiento realizado se le violó el debido proceso.

14 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La firma que tenía en arrendamiento la Casona recurrió a un incidente de desacato por incumplimiento a la tutela invocada ante ese mismo juzgado, con lo cual el gerente del Infiboy podría terminar en la cárcel.

Prefiero recibir la sanción que indique el juez, antes que entregar nuestra Casona, no sin antes dar la batalla. Juré ante el señor Gobernador cumplir con mis deberes y obligaciones, como gerente del Infiboy y dentro de estas está la de cuidar el patrimonio de la institución y protegerlo de los depredadores de los recursos públicos , dice Garzón.

Qué dice el Infiboy? Garzón dice que Juan Alberto Díaz y su familia no solo explotaron la casona comercialmente, sino que la convirtieron en su morada y lugar permanente de vida familiar.

Agrega que señor Díaz se sintió incomodo viviendo con su familia en la Casona e hizo una casa que no cumple con las especificaciones requeridas por Monumentos Nacionales, rompiendo con toda el entorno arquitectónico, impactando la armonía y utilizando materiales diferentes a la de la casa principal.

Anota además que durante todo el tiempo, las administraciones del Instituto, con la anuencia de la junta directiva, se le permitió al arrendador utilizar los dineros del arriendo para realizar inversiones y reparaciones sin ningún tipo de control o interventoría.

Finalmente dice cuando se vencieron los diez años del arrendamiento Díaz, de manera desconsiderada y descarada manifestó no estar dispuesto a entregarla e incluso con amenazas de incendiarla si fuera necesario, y que por eso se declaró la caducidad administrativa del contrato y se inició una batalla jurídica de argumentaciones y contra-argumentaciones, donde el Infiboy brindó toda la seguridad jurídica y garantizó, en todo momento, el derecho a la defensa y el debido proceso, el cual tuvo siempre la tutela y el control de la Procuraduría en cumplimiento de la vigilancia que le corresponde ejercer.

Juan Alberto Díaz dice que cuando él tomó la casona hace diez años, estaba totalmente abandonada y que él y su familia la recuperaron y la pusieron a la altura de los requerimientos de los turistas.

Estábamos cumpliendo con el contrato e incluso propusimos que se hiciera un reajuste al canon pero el grupo político que ahora maneja el Infiboy decidió sacarnos a las malas; tanto así que un juez determinó que se habían violado nuestros derechos.

Ahora hay un fallo de tutela que el señor Garzón se niega a obedecer , dice el ex arrendatario, quien espera regresar a la Casona.

La casona El Salitre La Casona El Salitre es un monumento histórico del siglo XVII, donde el Libertador Simón Bolívar pernoctó durante las noches del 3 y 4 de julio de 1819, La Casona y el Hotel Sochagota, durante casi 20 años fueron administrados por la cadena hotelera Germán Morales e Hijos, en sucesivas prorrogas del contrato inicial, hasta que en diciembre del 1992, fecha de terminación del contrato, se tuvo que adelantar un proceso administrativo de restitución de los dos inmuebles.

La administración de Alfonso Salamanca arrendó la casona al Grupo Boyacá Real Ltda, con su representante legal Juan Alberto Díaz, con un canon de 1.400.000 pesos mensuales. Hasta marzo de este año el canon estaba en 4.500.000 pesos.

La Casona es un monumento histórico del siglo XVII, donde el Libertador Simón Bolívar pernoctó durante las noches del 3 y 4 de julio de 1819. La edificación tiene más de 2.000 metros construcción en los que se incluyen 23 habitaciones, cocina, comedor, plaza de toros, capilla, una piscina y bar. Recientemente la propiedad fue avaluado en 500 millones de pesos, y también incluye jardines, murallas empedradas, piletas de agua termal y varios lotes contiguos.

Foto:La Casona El Salitre de Paipa es objeto hoy de una feroz batalla jurídica entre el Instituto Financiero de Boyacá y el Grupo Boyacá Real, representado por Juan Alberto Díaz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.