PRIMER CONDENADO POR ABUSOS

PRIMER CONDENADO POR ABUSOS

A un año de cárcel y destitución -por mala conducta, conspiración y abandono del deber- fue sentenciado ayer, en Bagdad, el primer soldado estadounidense implicado en los abusos que se cometieron en la cárcel de Abu Ghraib.

20 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

A un año de cárcel y destitución -por mala conducta, conspiración y abandono del deber- fue sentenciado ayer, en Bagdad, el primer soldado estadounidense implicado en los abusos que se cometieron en la cárcel de Abu Ghraib.

Jeremy Sivits, de 24 años, se declaró "culpable" ante una Corte Marcial que lleva el caso el caso horas antes de que se decretara su sentencia. El soldado fue responsable de tomar las fotografías que le han dado la vuelta al mundo y en donde se ve a las tropas de E.U. abusando física y mentalmente de los detenidos.

De los seis implicados, se esperaba que Sivits recibiera la sentencia más benévola dado el papel que jugó en el escándalo y a que prometió cooperar con las autoridades. Aún así la Corte determinó que deshonró a la institución al prestarse para algo que sabía era incorrecto. Tres de los soldados en cuestión también comparecieron ante la Corte pero pidieron la postergación de su juicio que se llevaría a cabo en junio.

Lo dicho por Sivits durante el juicio, sin embargo, hace aún más complicada su situación. Según el soldado, vio cómo sus compañeros, entre ellos Lynndie England -tristemente célebre por ser el primer plano en muchas de las fotografías- "pisoteaban los dedos de las manos de los prisioneros" o los golpeaban tan violentamente en la cabeza que uno de ellos quedó inconsciente. England, al igual que varios de los otros, han declarado que actuaban bajo órdenes de oficiales superiores.

Durante la audiencia se permitió la presencia de los medios de comunicación, algo que rara vez sucede durante una Corte Marcial y que muchos interpretaron como un esfuerzo de E.U. para demostrarle al mundo árabe que pretende llevar el caso con transparencia, determinar quiénes fueron los responsables y castigar a los culpables.

Pese a ello, los medios árabes criticaron los procedimientos del juicio, algunos catalogándolo de "show estadounidense" para acallar la indignación en Oriente Medio. "Este es un caso empujado por gente en Washington muy cómodamente sentados en sus sillones mientras nuestros hombres están tratando de salvar sus vidas. A los políticos solo les interesa salvar su pescuezo", afirma Samer al-Ubedi, quien sostiene que su hermano murió víctima de los abusos de los estadounidenses y cree que el juicio contra los soldados no es el corazón del asunto, sino "una distracción para evitar escándalos mayores".

FOTO: UN RETRATO del soldado Jeremy Sivits, de 24 años, quien se había declarado culpable ante la Corte Marcial. AP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.