LA GUARDIA INDÍGENA PIDE AVAL DE LA ONU

LA GUARDIA INDÍGENA PIDE AVAL DE LA ONU

La Asociación de Cabildos del Norte del Cauca, Acin, Cxab Wala Kiwe, le pidió hoy al secretario general de la ONU, Koffi Annan, que declare a la Guardia Indígena como Agente Internacional de Paz, con el fin de favorecer el desarrollo del Plan de Vida del pueblo paez de esa zona, donde habitan unos cien mil indígenas agrupados en 16 cabildos.

20 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La Asociación de Cabildos del Norte del Cauca, Acin, Cxab Wala Kiwe, le pidió hoy al secretario general de la ONU, Koffi Annan, que declare a la Guardia Indígena como Agente Internacional de Paz, con el fin de favorecer el desarrollo del Plan de Vida del pueblo paez de esa zona, donde habitan unos cien mil indígenas agrupados en 16 cabildos.

Los paeces argumentaron que la guardia indígena se ha convertido en un instrumento eficaz para la protección de sus derechos como pueblo en medio de la agudización, escalamiento y degradación progresiva del conflicto armado, y resaltan que no se trata de una estructura de choque frente a los actores armados.

La petición fue hecha en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, durante la ceremonia de entrega del premio Ecuatorial, que ganaron los paeces en febrero pasado, en Kuala Lumpur (Malasia), entre más de 600 iniciativas de todo mundo, gracias al Proyecto Nasa o Plan de Vida de los resguardos de Toribío, San Francisco y Tacueyó.

La misiva, entregada al administrador del Pnud, Mark Malloch Brown, resalta a la Guardia Indígena, conformada por hombres, mujeres y niños que sólo se protegen con el bastón de mando que les otorga la comunidad, como la más importante decisión tomada por los paeces para la defensa pacífica de su Plan de Vida.

La solicitud ocurre en momentos en que los paeces han denunciado hostigamientos contra el coordinador de la Guardia Indígena, Luis Alfredo Acosta, por parte de hombres que se movilizan en taxis y motos de alto cilindraje.

La guardia indígena paez, integrada por unas 2.000 mil personas en el norte del Cauca, y otras 8.000 en el resto del departamento, ha liderado actos de resistencia contra ataques de grupos armados en sus territorios y ha logrado arrebatarles algunos secuestrados a la guerrilla.

También tomó parte activa en el juicio que los paeces iniciaron contra el Ejército, en febrero pasado, a raíz de la muerte de Olmedo Ul, baleado el 31 de diciembre en una zona de operaciones de la Brigada Móvil número seis.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.