NO HUBO EXCESOS : ARMADA

NO HUBO EXCESOS : ARMADA

Las calles aledañas a Chambacú y el Castillo de San Felipe amanecieron ayer literalmente tapizadas de piedras, vidrios y escombros de llantas quemadas. En las edificaciones y parques estaban las huellas de los destrozos que dejaron los enfrentamientos del martes entre la Policía y los participantes de la marcha contra el Tratado de Libre Comercio (TLC).

20 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Las calles aledañas a Chambacú y el Castillo de San Felipe amanecieron ayer literalmente tapizadas de piedras, vidrios y escombros de llantas quemadas. En las edificaciones y parques estaban las huellas de los destrozos que dejaron los enfrentamientos del martes entre la Policía y los participantes de la marcha contra el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Esta ha sido una de las más violentas protestas de los últimos cinco años en la ciudad. El parque El Espíritu del Manglar, la subestación de Policía de Chambacú y la supertienda Olímpica, del Paseo Bolívar, fueron los blancos de los agresores.

En el supermercado hubo saqueos y los paraderos de buses de la avenida Pedro de Heredia resultaron averiados. Ayer al mediodía nuevamente el servicio de buses se restringió por una marcha, pero esta vez de los trabajadores de la USO.

El alcalde de Cartagena, Alberto Barboza Senior, condenó los hechos vandálicos y se preguntó: " Qué tal si permitimos el ingreso de la manifestación hasta la zona histórica?". El mandatario expidió el lunes un decreto que restringía manifestaciones públicas en la zona aledaña al Centro de Convenciones.

Barboza dijo que los organizadores la hubieran podido hacer en otro sector y agregó que informes de inteligencia indicaban que la ciudad podía ser blanco de acciones terroristas y por eso se adoptaron medidas para evitar alteraciones en las jornadas de apertura de negociaciones del TLC con Estados Unidos.

El alcalde explicó que, según informaciones que le dieron en la noche del martes, hubo 20 detenidos por la revuelta.

Sobre el apagón que sufrió el centro amurallado se dijo que había sido por causa de los ataques con piedras a una subestación de energía en Chambacú. Sin embargo, la empresa Electrocosta dijo que había sido una falla.

El comandante de la Fuerza Naval del Caribe, almirante Guillermo Barrera, destacó el comportamiento de la Policía. "Los agentes utilizaron la cantidad exacta de fuerza, como lo establece la Constitución", dijo el oficial y sostuvo que en la marcha se infiltraron agitadores profesionales pues, según él, no se explica la cantidad de piedras que aparecieron y que no eran de la zona, sino traídas de otros sitios.

Contrastes.

Esta declaración contrasta con la de los congresistas Gustavo Petro, Venus Albeiro Silva y Piedad Córdoba, quienes dijeron que fueron agredidos por la Policía e insistieron que la marcha era pacífica hasta que los agentes antimotines les pegaron con sus bolillos y lanzaron gases lacrimógenos.

Varios periodistas también sufrieron heridas por causa de las balas de los gases. Aníbal Therán, de El Universal y quien sufrió una lesión en una de sus manos, dijo que la Policía disparó balas de plástico.

El senador Jaime Dussán anunció que promoverá un debate en el Congreso contra el alcalde de Cartagena, a lo que el mandatario respondió que le agradecía, pues ordenó que la marcha no llegara al Centro de Convenciones porque "estaba en juego la seguridad de Cartagena".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.