LOS PRIETO QUIEREN A CRISTIAN DAVID

LOS PRIETO QUIEREN A CRISTIAN DAVID

Don Eustorgio Prieto no entiende cómo el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) ya no le deja ni siquiera ver a un bebé que él y su esposa cuidaron como suyo durante 25 días, luego de que una pareja de caminantes se lo dejara.

04 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Don Eustorgio Prieto no entiende cómo el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) ya no le deja ni siquiera ver a un bebé que él y su esposa cuidaron como suyo durante 25 días, luego de que una pareja de caminantes se lo dejara.

Cuando voy me tratan despectivamente y no me atienden porque ladoctora Gloriai y todas las otras doctoras que están allí no quieren saber nada de mí o están muy ocupadas , dice Eustorgio, quien se queja del comportamiento desconsiderado y descortés de las funcionarias del Icbf, zonal del Bosque de la República, en Tunja.

La versión de esta historia protagonizada por un pequeñoMoisési , sus padres ocasionales y el Estado, comenzó el pasado 25 de marzo cuando una joven, relata Prieto, llevaba al niño casiempeloticoi y se lo dejó encargado a Prieto y su esposa, Yolanda Molina Ojeda, de 46 años. Ellos lo recibieron y lo vistieron, le consiguieron alimento y esperaron en vano hasta el otro día a que la madre regresara.

Como esto no sucedió, prosigue el hombre, quien es mecánico de profesión y tiene su taller a la orilla de la carretera que conduce a Arcabuco, decidió que el niño había que cuidarlo y viajaron a Tunja para comprarle pañales, ropa y otros elementos. También procedieron a informar del caso a la Comisaría de Familia y al Personero Municipal, para hacer las cosas legalmente , explica Eustorgio.

Pero pasados unos días, por consejos de vecinos que los conocen desde hace 12 años, cuando se instalaron en la vereda El Salvial, tuvimos la mala idea de ir a contar en el Icbf el caso y prácticamente nos lo raparon con un gracias destemplado y ahora ni nos conocen , dice Prieto.

Que no molestei.

Luego de entregar el niño, al que habían llamado Cristian David, el matrimonio y especialmente el esposo comenzó una romería ante las oficinas del Icbf*, para pedir que le dejen ver el niño y le informen sobre sus derechos para entrar en el proceso de hacerse cargo del pequeño.

Prieto, de origen humilde, señala que aunque nuestros hijos ya están grandes, mi esposa y yo podemos hacernos cargos del pequeño, con el que nos encariñamos en los pocos días que lo tuvimos con nosotros , indicó.

También recurrió a la Defensoría del Pueblo donde le respondieron que era un caso muy complejo y que mejor se prepararan para olvidarse del infante, que ahora en el Bienestar Familiar es llamado Cristian Rodríguez, su cabeza fue rapada y entregado a una madre sustituta , indica Prieto.

Responde el Icbf.

Celina Navas, trabajadora social y coordinadora de la zonal del Icbf, en el Bosque de la República de Tunja, señaló que con el niño Cristian sus funcionarios han procedido de acuerdo con la ley y que a Eustorgio Prieto le han explicado suficientemente este aspecto.

A él se le informó que de acuerdo con la ley hay que cumplir con unos pasos orientados a determinar la real condición del pequeño, determinar su situación de riesgo y luego sí, después de hacer la respectiva investigación, tomar una determinación , indicó la funcionaria.

Aclaró que no se trata de que el Instituto se quiera quedar con el niño y que las medidas preventivas tomadas (entregarlo a una madre sustituta) son de rigor. Al señor se le advirtió que no es posible dejarle al niño ahora, porque se generarían lazos afectivos que más tarde, según la determinación que se tome, esto podría lastimar sentimientos , y agregó que no es bueno crearles una expectativa a esas personas (al matrimonio mencionado).

Navas negó que haya maltrato o desconsideración con estas personas, puesto que su personal es consciente de que a la gente hay que entenderla y tratarla bien, además de brindarle la información oportuna y completa.

Lo que pasa es que los usuarios cuando no encuentran una respuesta o solución satisfactoria a sus solicitudes o exigencias se molestan , dijo Navas, al referirse a que los funcionarios son víctimas de insultos y actitudes agresivas de quienes llegan a la oficina por lo que deben recurrir a las autoridades de policía en algunas ocasiones.

*Otro caso.

Boyacá 7 días conoció de un caso de una mujer (del que hay constancia ante un Fiscal) que no quiere a su hijo, de 12 años, y que lo entregó al cuidado de su madre (abuela del niño), quien es una persona de avanzada edad. Según consta en un acta, la mujer afirmó que recurrió al Icbf para que le recibieran el niño y allí le negaron atención. La Coordinadora de la zonal del Bosque indicó que no tiene conocimiento del caso, pues no se conoce el nombre del menor pero que se hará la respectiva averiguación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.