LA REELECCIÓN

LA REELECCIÓN

En este momento Colombia es una olla de presión, dentro de la cual hierven la violencia, el desempleo, la pobreza absoluta, la más denigrante desigualdad social, el exceso de impuestos, la corrupción rampante, la violación flagrante a los derechos fundamentales.

04 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En este momento Colombia es una olla de presión, dentro de la cual hierven la violencia, el desempleo, la pobreza absoluta, la más denigrante desigualdad social, el exceso de impuestos, la corrupción rampante, la violación flagrante a los derechos fundamentales.

A todos estos factores explosivos se le agrega ahora la batalla por la reelección presidencial. Un país tan convulsionado, tan explosivo, necesita de bomberos y no de dinamita.

No le hace bien a la nación el Presidente cuando en situaciones tan críticas por las cuales cruzamos los colombianos se lanza a la palestra, espada en mano, buscando abrirse paso para un nuevo período.

No acabamos de salir del referendo que desgastó al país y el presupuesto, en una pugna inútil, cuando el primer mandatario nos vuelve a lanzar a otra contienda innecesaria, cuyas consecuencias son impredecibles, pero cuya realidad será un duro enfrentamiento de los colombianos.

Estos no son debates cívicos, ni democráticos, sino iluminismo, mesianismo, el super ego alborotado de que hablaba Freud.

Será posible que el presidente no tenga un rincón en su conciencia, en donde pueda refugiarse y reflexionar que, mientras combate a los grupos al margen de la ley, sus ambiciones políticas le quitan fuerza y valor a esa lucha, pues igualmente con esta nueva polarización, siembra inestabilidad social, inseguridad institucional, confusión política, desasosiego espiritual.

Será que no hay dentro de los seguidores del presidente, quien pueda continuar su programa?.

Entonces, no hay partido político del Presidente, no hay uribismo, no hay hombres de estatura presidencial dentro de dicho grupo, que puedan continuar con los programas y políticas de su movimiento y, por tanto, tendríamos que pensar en regímenes nefastos como los de Fujimori, Pinochet, Perón, o peor, volver al Rey Sol, quien pronunció la catastrófica premonición después de mí, el diluvio .

* Ex magistrado del Tribunal Contencioso Administrativo de Boyacá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.