LA OTRA CARA

LA OTRA CARA

En las Lecturas Dominicales de EL TIEMPO, la semana pasada, hay una caricatura de Quino que muestra, en su primer recuadro, un grupo de personas muy elegantes comiendo en un restaurante cinco estrellas, por decir algo. Luego, en el siguiente, vemos que uno de los personajes se levanta de la mesa, tras haber ordenado su pedido, en busca del baño con el fin de ir a lavarse las manos. Enseguida, lo vemos entrar a este que por decir lo menos resulta ser una pocilga indiferenciable de cualquier baño público de un estadio de fútbol. Al regresar a su mesa, el personaje ha perdido el apetito y no puede comer, ya que es consciente de estar rodeado de cerdos.

20 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En las Lecturas Dominicales de EL TIEMPO, la semana pasada, hay una caricatura de Quino que muestra, en su primer recuadro, un grupo de personas muy elegantes comiendo en un restaurante cinco estrellas, por decir algo. Luego, en el siguiente, vemos que uno de los personajes se levanta de la mesa, tras haber ordenado su pedido, en busca del baño con el fin de ir a lavarse las manos. Enseguida, lo vemos entrar a este que por decir lo menos resulta ser una pocilga indiferenciable de cualquier baño público de un estadio de fútbol. Al regresar a su mesa, el personaje ha perdido el apetito y no puede comer, ya que es consciente de estar rodeado de cerdos.

Se trata de una caricatura que parodia, en versión colectiva, la famosa novela de Robert Louis Stevenson El extraño caso del doctor Jekyll y mister Hyde (1886). Dicha obra gira en torno a la doble personalidad del doctor Henry Jekyll quien, de ser un respetable y honrado médico durante el día, pasa a convertirse en un pervertido monstruo durante la oscuridad de la noche.

Las dos caras de una misma moneda, la doble personalidad, la doble moral. El filipichín o dandi que oculta, bajo su elegancia exterior, unos calzoncillos sucios y sus medias pecuecudas. Es la nueva cara en realidad viejísima que han dejado ver los Estados Unidos tras los sucesos afortunadamente desenmascarados ocurridos en la prisión de Abu Ghraib en Irak. Los puritanos del norte auspiciando la tortura en el sur. Una vieja historia que por fin sale a la luz en videos y fotografías. Los grandes defensores de los derechos humanos, violándolos sistemáticamente. Uno de un sinnúmero de casos de la cuádruple moral del imperio.

Algo parecido ha venido revelándose en el caso de la Iglesia. Son muchos, muchísimos, los incidentes de abuso sexual en que se han visto involucrados miembros de dicha institución, veladora de la moral sexual. Nuestras Fuerzas Armadas tienen asimismo su míster Hyde, expresado en sus vínculos paramilitares. La defensa de los tres ha sido la misma: que se trata de casos aislados que no comprometen a las respectivas instituciones.

El hecho es que todos tres han hecho ingentes esfuerzos por ocultar la otra cara de sus monedas. Entre tanto, es poco o nada lo que hacen en términos profilácticos. No parecen tener la menor intención de lavar los baños o procurar la higiene de sus cocinas. Todos sus bríos se desgastan en señalar las lacras de los demás.

El caso de Israel o, para ser más exactos, el de su gobierno, es bien distinto. Allí, la porquería se exhibe pública y desfachatadamente. Su guerra sucia es abiertamente sucia. Repugnante, pero con cartas destapadas, sin velos ni mentiras. No es que sea mejor; sin embargo, sabemos perfectamente a qué atenernos cuando de ellos se trata. Mr. Hydes al cuadrado pero sin la ambiguedad del doctor Jekyll; sin la doble vida de la hipocresía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.