AGUA DE PALOGORDO ES IMPURA

AGUA DE PALOGORDO ES IMPURA

Una segunda muestra, en menos de dos semanas, al agua que consumen en la Penitenciaría de Mediana y Alta seguridad de Palogordo, en Girón (Santander), ratificó que el líquido que beben los 1.405 internos del penal no es apto para el consumo humano y registra una alta concentración de coliformes fecales.

25 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Una segunda muestra, en menos de dos semanas, al agua que consumen en la Penitenciaría de Mediana y Alta seguridad de Palogordo, en Girón (Santander), ratificó que el líquido que beben los 1.405 internos del penal no es apto para el consumo humano y registra una alta concentración de coliformes fecales.

En un primer análisis, efectuado el pasado 4 de febrero por la secretaría de Salud de Santander, se determinó que el agua tenía bacterias presentes en rastros fecales.

En visita a la capital santandereana, el general (r) Carlos Emilio Cifuentes, director del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec), desmintió ese informe e insistió en que la muestra había sido tomada cuando se realizaban labores de mantenimiento a las tuberías y equipo de tratamiento de la cárcel.

Anoche, David Augusto Peña, Defensor del Pueblo en Santander, reveló que el pasado 18 de febrero técnicos de la Secretaría de Salud tomaron cuatro nuevas muestras y el resultado fue el mismo, presencia de coliformes fecales.

"Los especialistas analizaron el agua de la entrada y salida de la planta de tratamiento, la salida del tanque de distribución y la llave de un lavamanos en el patio II y todos los resultados son similares. Nos preocupa muchísimo esta situación porque vemos que el Inpec no está tomando los correctivos del caso y no se está suministrando agua potable a los reclusos", advirtió el Defensor.

Los familiares de los internos denunciaron que los hombres privados de la libertad han venido sufriendo de permanentes dolores de estómago y fuertes diarreas.

El representante del Ministerio Público también expresó su descontento ante la epidemia de tuberculosis que afecta a seis internos del penal y mantiene en observación a diez más. "La duda es si el personal médico contratado por el Inpec no está haciendo los rigurosos exámenes médicos requeridos a los detenidos que llegan a la cárcel", agregó Peña.

En repetidas oportunidades EL TIEMPO trató de dialogar anoche con los funcionarios de la regional del Inpec en Santander, pero nunca respondieron a los llamados de este medio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.