EL DIRECTOR DE CINE, EN CASA

EL DIRECTOR DE CINE, EN CASA

La llegada de un hijo a la familia revoluciona la casa y también los sentimientos. Muchas cosas cambian. Uno quisiera conservar para siempre aquellos primeros instantes de una nueva vida y las transformaciones de esa personita. Así nos pasó a mi esposa y a mí con Manolito, nuestro hijo.

20 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La llegada de un hijo a la familia revoluciona la casa y también los sentimientos. Muchas cosas cambian. Uno quisiera conservar para siempre aquellos primeros instantes de una nueva vida y las transformaciones de esa personita. Así nos pasó a mi esposa y a mí con Manolito, nuestro hijo.

A cada rato me la pasaba sacándole fotos, de papel y digitales. Cada gracia, el inicio del gateo y los primeros pasitos, la primera caída, cada alteración del orden hogareño, eran buenas excusas.

Pero no todo eran imágenes fijas. Con el auxilio de una no tan moderna webcam, una PC-Cam 300, de Creative, que también permite efectuar filmaciones -como casi todos los dispositivos de este tipo- de hasta 75 segundos, luego de pocos meses tuve una infinidad de archivos en formato .AVI poblando el disco duro de mi PC. Así que mostrar con orgullo las monadas de Manolito a cualquiera que se prestara implicaba abrir cada uno de los videos.

Decidí crear una única película que fuera síntesis de los primeros meses de vida del pequeñín. Y para eso recurrí al Movie Maker, una aplicación que viene incorporada al Windows XP.

Ya existe una versión 2.0 -en español- que puede bajarse gratuitamente del sitio de Microsoft. El ejecutable, llamado mm20esn.exe, ocupa 12,0 MB. Una vez instalado nos encontraremos ante un software con algunas herramientas muy útiles y sumamente sencillas de usar.

Por una cuestión de organización conviene tener todos los videos, las fotografías y los sonidos -sí, el programa permite ejecutar audio externo a las filmaciones- en un mismo directorio. El software permite trabajar con un sinnúmero de formatos de video -como por ejemplo avi, mpg, wmv-, de imágenes -jpg, gif y bmp, entre otros- y de sonido (wav, mp3 y aif).

La interfaz del Movie Maker es muy sencilla, con un área de comandos en la parte superior izquierda, un visualizador a la derecha y un sector inferior donde podemos elegir entre mostrar una línea de tiempo o un guión gráfico (storyboard, en inglés).

Vamos a empezar con el primer clip. Cliqueamos en Importar video, en Tareas de película. Aparecerá en pantalla un cuadro de diálogo para elegir el video.

En instantes comenzará el proceso de importación y cuando se ve una miniatura (thumbnail) en la parte central, en Colección, habrá terminado esta fase. Con el botón izquierdo sostenido se arrastra el clip desde Colección hasta uno de los cuadrados grandes vacíos del storyboard. Importamos los videos siguientes y los arrastramos en el orden establecido por nosotros hasta el storyboard. Recuerde que puede importar varios videos a la vez, seleccionándolos con Ctrl+clic.

Hecho esto, salve el proyecto desde el menú desplegable Archivo. Esto evitará tener que repetir el proceso de edición, aunque todavía no hemos generado el video final. El archivo resultante tendrá una extensión mswmm.

- Efectos de video.

El Windows Movie Maker 2.0 brinda una interesante colección de efectos de video. Para eso debemos ir al sector Editar película, en Tareas de película. En el lugar donde antes aparecían los clips tendremos los símbolos que representan cada efecto. Para previsualizar más acabadamente en qué consisten seleccionamos uno y cliqueamos en el reproductor del soft.

Cuando hemos decidido cuál es el tratamiento que tendrá cada clip, arrastramos el icono del efecto al video respectivo en el sector de la línea de tiempo. Algunos de ellos son muy atractivos. Podemos tornar las imágenes al tono sepia, volverlas como si fueran antiguas -con rayaduras incluidas o moviéndose como si se tratara de una película muda-, aumentar o disminuir la luminosidad o rotar la imagen, entre otros trucos.

De todas maneras, en cualquier momento puede quitarse el efecto marcando el clip, y con el menú contextual que se despliega al presionar el botón derecho del mouse optar por la función Efectos de video, seleccionar lo que deseamos eliminar, cliquear en Sacar y luego en Aceptar.

- La hora del número vivo.

Seguramente se habrán percatado de que en la línea de tiempo, entre los cuadros que representan cada uno de los clips participantes de la película que estamos creando, existen unos rectángulos más pequeños. Son los destinados a los efectos de transición entre video y video. Aquí podemos optar entre medio centenar de fundidos especiales.

Como era de suponer, para incluirlos en nuestro proyecto debemos arrastrar su icono al pequeño rectángulo entre dos clips.

Agregar una transición será una manera atractiva de que no se produzca un salto en el continuo de cualquier filiación, incluso una casera.

En el supuesto caso de que en realidad queramos colocar un texto entre dos videos, presionamos -también en Editar película- el enlace Crear títulos o créditos.

Aquí aparecerán cinco posibilidades de acciones. Las relacionadas con textos entre clips permiten agregar títulos antes, durante o después del video seleccionado.

Al hacer clic sobre cualquiera de ellos aparece en la interfaz una ventana donde se puede escribir la frase adecuada con una veintena de animaciones para que aparezca y desaparezca. También se pueden cambiar las fuentes y los colores del texto y fondo, así como la transparencia de la frase por colocar, ya que ésta puede ubicarse sobre una imagen.

- Con música.

Otra de las capacidades del programa es colocar sonido sobre los videos, quitando o no por completo el audio original.

Para esto se debe presionar el link Importar audio o música, en Captura video. Cuando se abre el correspondiente cuadro de diálogo descubrimos que son muchos los formatos permitidos, como los ya citados MP3 y WAV. Al realizarse el comando aparecerá en el mismo sector donde se veían los anteriores documentos importados un icono representativo de la música.

Para incluirla, tendremos que arrastrar el símbolo anterior a un frame (marco), ocupado o no por un video. El Windows Movie Maker permite variar el volumen del audio agregado o el original del video. Esto lo lograremos cliqueando en el botón más a la izquierda de Niveles de audio. En el cuadro que aparece hay un cursor que es posible mover de izquierda a derecha. Llevándolo todo a la izquierda, desaparece el audio o la música importados y se escucha sólo el original. En el otro extremo, la inversa.

Veamos que en el modo de Mostrar guión gráfico (o storyboard) una de las líneas es para Audio/Música. Seleccionándola, si llevamos el cursor a la derecha del rectángulo representativo de la pista, descubrimos que aparecen dos flechas rojas en sentido contrario. Esto significa que con el botón izquierdo del mouse podemos acortar la música.

- El retoque final.

Un detalle para agregar cuando tenemos casi listo nuestro proyecto serán los títulos y créditos de la película.

También se generan desde Editar película, enlace Crear títulos o créditos, ya visto cuando analizamos el tema de los textos entre clips.

Con este programa también pueden intercalarse imágenes entre los videos. Para esto se cliquea Importar imagen, en Capturar video. A éstas puede agregársele audio. Otra característica interesante del programa es que se puede trabajar en el mismo proyecto con diversos formatos de video y audio.

Una vez terminado el proyecto, hay que guardarlo como un nuevo video. Para eso vamos a Finalizar película, en Tareas de película. Vemos que es posible guardarlo en el disco rígido, en un CD-R -obviamente si tenemos una quemadora instalada en el equipo- o grabarlo en un formato que pueda ser reproducido en una filmadora. Quiere decir que desde allí podemos reproducirlo en TV o pasarlo a videocasete.

Una restricción del software es que graba en el formato WMV y no en los más populares AVI o MPG. El proceso de grabado demanda un tiempo considerable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.