EL COLUMNISTA DE A PIE

EL COLUMNISTA DE A PIE

En Suba, semáforos en contravía Avenida Suba y sus peligros. Llevo viviendo tres meses en el antiguo camino a Suba, y para acceder a esta zona es necesario tomar la avenida Suba en sentido sur-norte y retornar en el semáforo de la calle 131, a la altura de Gratamira.

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En Suba, semáforos en contravía.

Avenida Suba y sus peligros.

Llevo viviendo tres meses en el antiguo camino a Suba, y para acceder a esta zona es necesario tomar la avenida Suba en sentido sur-norte y retornar en el semáforo de la calle 131, a la altura de Gratamira.

Inicialmente pensé que se trataba de un daño temporal, pero con el tiempo noté que el semáforo no coincide cuando se pone en verde con el de los vehículos que vienen de Suba en el sentido contrario, para quienes continúa en verde al mismo tiempo que el retorno. De esta manera, ni en verde ni en rojo se respeta dicho semáforo.

Lo que debemos hacer quienes usamos a diario este retorno es aventarnos esperando que no vengan vehículos a altísimas velocidades como suelen desplazarse por esta zona en especial el servicio público.

Es una odisea y gran riesgo para los habitantes del antiguo camino a Suba y del cerro Provenza, que incluye además vehículos de transporte escolar de instituciones de la zona, el retorno a sus viviendas y colegios.

Juliana Tobón.

Observador.

Ayer (martes 18 de mayo) a las 3:02 p.m., en el cruce de la avenida Suba con calle 137 (semáforo) sentido sur-norte, el conductor del vehículo de placas CIN942, Pick Up con estacas, cometió varias infracciones en pocos segundos.

En ese lugar hay dos carriles para girar a la izquierda. Pues bien, este señor no sólo se pasó por la derecha (creando un tercer carril de giro) estando el semáforo en rojo, sino que se atravesó delante de los carros que esperaban el semáforo y se ubicó sobre la cebra, en un lugar donde además ni siquiera podía observar el semáforo. A simple vista, cometió las siguientes infracciones: dejar de señalizar con las luces direccionales o mediante señales de mano y con la debida anticipación la maniobra de giro o cambio de carril (15 salarios mínimos legales mensuales vigentes-SMDLV); adelantar a otro vehículo en berma, túnel, puente, curva, pasos a nivel y cruces no regulados o al aproximarse aála cima de una cuesta o donde la señal de tránsito correspondiente lo áindique (30 SMDLV); no respetar las señales de tránsito (4 SMDLV) y no respetar el paso de peatones que cruzan una vía en sitio permitido para ellos o no darles la prelación en las franjas establecidas (15 SMDLV).

Todo esto es habitual en este y en muchos otros cruces de nuestra ciudad. Lo que genera en gran proporción el caos del tránsito, pero lo que es aún más grave, es que todas esas irregularidades fueron cometidas ante las narices del agente de tránsito identificado con el chaleco 5514, quien no tomó absolutamente ninguna medida contra el infractor, incumpliendo con lo establecido en el artículo 135 del Código Nacional de Tránsito.

El día anterior, por la calle 138 entre la avenida Boyacá y la avenida Suba, aproximadamente a las 2:55 p.m. una Pick Up de la Policía remolcaba a una motocicleta de la misma institución, sin cumplir con las normas establecidas y violandoáel artículo 72 deláCódigo (infortunadamente no pude anotar los datos de los vehículos).á.

Estas situaciones y las que vivimos a diario, nos demuestran que no hacen falta más normas, sino más educación, civismo y más control por parte de las autoridades.

Carlos Alberto Gómez Gómez.

Quién controla?.

Resulta increíble ver como los transportadores públicos irrespetan a los usuarios. El miércoles pasado tomé el colectivo 45342 de la empresa Sidauto S.A., con placas SGL 615 y su conductor, no contento con tener el cupo lleno subióáa cinco personas más en el colectivo que no sólo iban de pie sino prácticamente encima de quienes estábamos en nuestros asientos.

Lo que másáme sorprendió, sin embargo,áfue que pasamos frente a tres Policías de Tránsito y estos se hicieron los de la vista gorda. Me pregunto. No prohíbe el Código de Tránsitoállevar sobrecupo en los colectivos?á Será que las autoridades esperan a que ocurra una nueva tragedia para sancionar a quienes infringen la norma? Y por último, cuál es la labor de los agentes de tránsito? Acaso solo esperar en las esquinas a que los conductores corrientes comentan una infracción para multarlos o multar también a los transportadores públicos que pasan por altoá las normas exponiendo al mismoátiempo su vida y las deáquienes hacen uso de este servicio?.

Karen Jiménez Zubiría.

Frenadas peligrosas.

Hace aproximadamente un mes, el pleno aguacero, se levantaron varias tapas de alcantarillado en la calzada sur-norte de la Autopista Norte, a la altura del almacén Exito y el portal de TransMilenio. Hoy, casi 30 días después, aun queda sobre la calzada el aroáen relieve en toda la mitad de la vía. Es peligroso, es inaceptable y es absurdo. Todos los días al frente se paran entre dos y cuatro Policías de Tránsito, paran buses, colocan partes, son imponentes, pero no se inmutan ante las frenadas por culpa de este peligroso elemento.

Nadie se atreve a bajarse y retirarlo ya que es un punto de mucho flujo vehicular y casi todos pasamos rápido. El agente de tránsito con su autoridad y precaución podría hacerlo en cinco minutos.

Luis Gabriel Aguirre Q.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.