CORPORACIÓN CENTRO DE IBAGUÉ

CORPORACIÓN CENTRO DE IBAGUÉ

Los ibaguereños nos hemos acostumbrado a dejar en manos de la Administración Municipal la mejora y el ornato de los diferente componentes de la ciudad. La participación ciudadana en estos aspectos se ha limitado a aprobar o reprochar las acciones que en tal sentido ha adelantado cada gobierno de turno. Es claro que el embellecimiento de nuestro lugar común debería despertar toda clase de manifestaciones y esfuerzos mancomunados para lograr más y mejores resultados.

18 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Los ibaguereños nos hemos acostumbrado a dejar en manos de la Administración Municipal la mejora y el ornato de los diferente componentes de la ciudad. La participación ciudadana en estos aspectos se ha limitado a aprobar o reprochar las acciones que en tal sentido ha adelantado cada gobierno de turno. Es claro que el embellecimiento de nuestro lugar común debería despertar toda clase de manifestaciones y esfuerzos mancomunados para lograr más y mejores resultados.

No es extraño a nosotros el compromiso de personas o instituciones de carácter privado o mixto, en el desarrollo de actividades para la promoción de la ciudad. Caso concreto la Fundación Musical de Colombia que organiza el Concurso Nacional de Duetos y la Corporación Folclórica Colombiana, encargada de organizar el Festival Folclórico Colombiano. Dos ejemplos de trabajo coordinado entre gentes que quieren a Ibagué.

En este orden de ideas es que resulta improrrogable la creación de una Corporación Centro de Ibagué, pues el corazón de nuestra ciudad aparece huérfano y su mantenimiento, teniendo en cuenta las limitaciones económicas oficiales, no es el mejor.

Esta Corporación tendría un sin número de frentes para realizar su labor, dado que, tal y como concibo espacialmente la ciudad, el centro abarcaría desde la Estación Central de la Policía hasta el CAM y el Parque Centenario entre carreras primera y décima.

En esta área existen diferentes plazoletas, un recién inaugurado bulevar, el Museo de Arte del Tolima, construcciones de época como el panóptico y el edificio de la Administración de Impuestos y varias casonas de los años 30 y 40 del siglo pasado. Las labores incluirían la recuperación de sectores deprimidos, mantenimiento del mobiliario urbano, concepción y desarrollo de programas de arborización y preservación de los bellísimos y emblemáticos ocobos y por qué no, acompañar estamentos como Planeación Municipal, las Curadurías Urbanas y la Secretaría de Gobierno Municipal en la distribución del espacio público y la conservación del patrimonio urbanístico de la ciudad que se encuentra en esta zona de la ciudad.

La Cámara de Comercio de Ibagué y Fenalco deberán jugar un papel preponderante, pues en otras ciudades como Bogotá y Medellín son los portaestandartes de estas iniciativas.

* Abogado litigante

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.