EL BARRIO DEL AGUA NOCTURNA

EL BARRIO DEL AGUA NOCTURNA

Cuando se le pregunta sí tiene que bañarse con agua tirada después de que sale el sol, Héctor Rojas se sonríe. Desde que tiene memoria, nunca ha tenido agua permanente en su casa y solo la conoce en horas de la noche cuando en los grifos se siente el goteo.

18 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cuando se le pregunta sí tiene que bañarse con agua tirada después de que sale el sol, Héctor Rojas se sonríe. Desde que tiene memoria, nunca ha tenido agua permanente en su casa y solo la conoce en horas de la noche cuando en los grifos se siente el goteo.

El comerciante Rojas, de 37 años, es uno más de los 2.500 habitantes del barrio Libertador, de Espinal, que nunca ha tenido agua constante a pesar de solo estar a seis cuadras de la Alcaldía Municipal donde este líquido nunca falta.

El agua comienza a llegar a las 10 de la noche, pero a veces llega a la una de la mañana. Tenemos que trasnocharnos para recoger el líquido en baldes , asegura Melba Rodríguez, habitante hace 14 años del barrio y quien hace dos años mandó a construir un aljibe de 13 metros y no depender del agua que llega por días.

Asegura Rojas, quien fue presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, que el 80 por ciento de las 900 casas del sector tienen aljibes . El tiene uno de 10 metros. Así mismo, anota que los fines de semana nunca hay agua y solo aparece tres días en la semana, y de noche.

Pagamos por el airei.

Según el gerente de la Empresas Públicas de Alcantarillado y Aseo de Espinal, Fabio Vásquez, poco a poco hemos venido solucionando el problema, pero sabemos que falta . La señora Rodríguez, dice que sí ha mejorado, pero que solo fue este año. Pero hay semanas que no hay agua .

A pesar de tener un acueducto alterno realizado por el anterior alcalde, Hernán Cárdenas, nunca ha funcionado. Según Rojas, fue una obra que costó 500 millones de pesos, luego le invirtieron 120 más haciendo en un pozo subterráneo, pero resultó mal hecho, que no servía. Hoy está en mal estado .

Rodríguez cuenta que los recibos que cobra el agua siempre llegan cumplidamente y en aumento. La única manera de saber cuando llega el agua es abrir las llaves. Aquí pasa el aire y eso marca. Pero debemos hacerlo o nunca sabemos cuando llega el agua. Pagamos por el aire , concluye Rojas, quien recuerda que barrios como Nacional, Villa Lorena, Fátima y Primero de Mayo hacen apenas pocos meses se les solucionó el problema.

Tanto la señora Rodríguez como Rojas piensan que todo ha sido un celo político entre el viejo y el nuevo alcalde. Ya se cansaron de pelear con los entes municipales y dice que seguirán recogiendo agua así el recibo aumente cada mes y Rojas se tenga que bañar de noche o con agua tirada.

Foto: Melba Rodríguez construyó su aljibe hace dos años. El agua que utiliza solo sirve para bañarse y la limpieza de la casa, nunca para el consumo.

Javier Amaya.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.