LA MAYOR REPÚBLICA BANANERA DEL MUNDO

LA MAYOR REPÚBLICA BANANERA DEL MUNDO

La política económica de la administración Bush es la mayor amenaza para la economía mundial. Parecería normal escuchar esta tajante afirmación en el escenario de un congreso de economistas como el celebrado recientemente en Cuba; lo que no es tan normal es que tal juicio provenga de un distinguido profesor de la Universidad de California y que además ha sido merecedor del Premio Nobel de Economía por sus aportes a esta disciplina.

24 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

La política económica de la administración Bush es la mayor amenaza para la economía mundial. Parecería normal escuchar esta tajante afirmación en el escenario de un congreso de economistas como el celebrado recientemente en Cuba; lo que no es tan normal es que tal juicio provenga de un distinguido profesor de la Universidad de California y que además ha sido merecedor del Premio Nobel de Economía por sus aportes a esta disciplina.

Pero esa fue una de las tesis que expuso el profesor Daniel Mc Fadden, quién fue inclusive más duro en sus críticas pues calificó a los Estados Unidos como la mayor "república bananera" del planeta, entendiendo como tal a aquellos países cuyos gobiernos son totalmente irresponsables en el manejo de sus finanzas públicas y se endeudan más allá de la las posibilidades de pago, y afirmó que las políticas de su país cada vez se parecían más a la que produjeron la crisis argentina. Por supuesto los argentinos presentes en el Congreso se sintieron ofendidos con la comparación.

Mc Fadden fundamenta sus críticas en tres hechos incontrovertibles: primero, el tamaño del déficit fiscal de los Estados Unidos que ha alcanzado la descomunal cifra de 525 mil millones de dólares (casi seis veces el tamaño de la economía colombiana), que equivale al 4,5 por ciento de su PIB, y que se mantendrá en estos niveles por los próximos diez años. Como punto de comparación para entender las dimensiones de esta cifra basta recordar que la meta de déficit fiscal acordada por el gobierno colombiano con el FMI fue de 2,8 por ciento del PIB, la cual ha sido considerada como excesiva por algunos analistas. Pero si no se quiere comparar a la potencia del Norte con un pequeño país subdesarrollado como Colombia, puede recordarse que el déficit fiscal de los Estados Unidos excede con mucho el tope impuesto a los países miembros de la comunidad europea, que es del 3 por ciento del PIB.

En segundo lugar está el déficit en el comercio exterior, pues el año pasado las importaciones de bienes y servicios estadounidenses llegaron a exceder sus exportaciones en otra cifra exorbitante: 500 mil millones de dólares. Hasta ahora los Estados Unidos no han tenido problema con este déficit por la poderosa razón que el dólar es moneda de reserva y que han sido capaces de atraer inmensos flujos de capital extranjero para financiar sus excesos de gasto, pero cada vez es mayor la desconfianza de los mercados internacionales de capitales en la deuda norteamericana, tal como se refleja en la drástica caída del precio del dólar respecto de casi todas las monedas del mundo.

El tercer factor de preocupación son las futuras demandas de gasto público para financiar los gastos en seguridad social, pensiones y atención médica, que serán cada vez mayores por la tendencia demográfica del envejecimiento de la población. De acuerdo con un estimativo optimista, si el gobierno americano no introduce profundas reformas en sus programas de seguridad social, su déficit fiscal puede incrementarse de 3 a 5 por ciento del PIB por año.

Con estas perspectivas es claro por qué los Estados Unidos están actuando como una república bananera y son la mayor amenaza para la estabilidad de la economía mundial, y se justifica la recomendación de Mc Fadden para los países en desarrollo: "Todas las economías emergentes deben considerar cuidadosamente su posicionamiento en los mercados globales, su exposición al riesgo de la volatilidad del dólar y su dependencia a las exportaciones hacia los Estados Unidos, para protegerse del maremoto que se puede desatar con una crisis en la economía de ese país en los próximos años".

En buen romance este consejo quiere decir que hay que tratar de no mantener en dólares un porcentaje muy alto de las reservas internacionales sino cambiar hacia otras monedas, y que no es sensato aumentar la dependencia de nuestras exportaciones del mercado norteamericano sino que se debe reforzar la búsqueda de otros destinos comerciales. Ojalá los fanáticos defensores de la negociación del TLC con los Estados Unidos reflexionaran sobre estos consejos, y si quieren leer la conferencia de Mc Fadden con mucho gusto les informo la página de Internet donde se puede descargar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.