LAS MUJERES EN LA MIRA

LAS MUJERES EN LA MIRA

A pesar de que en Medellín el número de asesinatos ha disminuido, cada vez con más frecuencia las noticias aterrorizan a la gente con un nuevo caso de mujer violadas y asesinadas.

06 de julio 2004 , 12:00 a.m.

A pesar de que en Medellín el número de asesinatos ha disminuido, cada vez con más frecuencia las noticias aterrorizan a la gente con un nuevo caso de mujer violadas y asesinadas.

La principal alarma para la ciudadanía se encendió en septiembre del año pasado cuando corrió el rumor de que varias jóvenes fueron ultrajadas y muertas, entre las estaciones del Metro del Estadio y la Floresta.

Aunque hay evidencias de que algo está pasando con las mujeres en Medellín, no existe un diagnóstico claro. Según Jorge Mario Henao, director seccional del Instituto de Medicina Legal, el año pasado hubo una reducción del 35 por ciento en todas las muertes, pero esa reducción es mayor en hombres que en mujeres.

"Si en marzo del año pasado hubo 216 homicidios de hombres (91 por ciento) y 21 de mujeres (9 por ciento), en el mismo mes de este año murieron 135 hombres (88 por ciento) y 16 mujeres (11 por ciento)", dice.

No existe ninguna explicación de las autoridades acerca del porqué del aumento de la proporción de mujeres asesinadas. "Creemos que las medidas de seguridad que hay en la ciudad están dirigidas al conflicto armado en el que participan más hombres. Las mujeres están por fuera de ese conflicto, pero son expuestas a otro tipo de violencia cotidiana, que no ha sido atacada", dijo una integrante de la Red Colombiana de Mujeres por los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Este año han sido violadas y asesinadas seis mujeres. Entre enero y septiembre del año pasado les ocurrió lo mismo a 17. A 10 de ellas se les comprobó la agresión sexual, pero de otras 7 solo existe sospecha, debido a que sus cuerpos fueron hallados en estado de descomposición.

Efectivamente, septiembre fue el mes más grave, pues 33 mujeres murieron violentamente, y de ellas 6 fueron violadas. Nueve meses después no hay claridad sobre las causas y los autores de estos hechos. La Fiscalía realiza una investigación sobre cuatro violadores en serie, existe acusación contra un presunto violador de 14 menores y este año la Policía ha capturado 44 violadores por orden judicial.

Los rostros.

Este año, la alerta volvió a encenderse el 11 de mayo con el asesinato y la violación en el barrio Kennedy, en Robledo, de Nidia Galeano, de 30 años, atacada a unas cuadras de su casa cuando regresaba de su trabajo como operaria de confecciones, en el centro de la ciudad.

Otros casos fueron el de una menor de 17 años encontrada en el barrio Caicedo, una joven de 19 años hallada en una cañada de Blanquizal el 11 de febrero, una pequeña de 14 años asesinada en Encizo y una mujer abandonada en abril cerca de una cancha en el barrio 12 de Octubre. A estas dos últimas no se les ha confirmado la violación, por el estado de sus cuerpos. El último caso es el de Luz Mery Maya, de 26 años, que apareció cerca del Estadio el 9 de junio.

Según investigadores de la Sijín, esto obedece a distintas causas y no significa que haya un asesino en serie. "Al parecer uno de los hechos tiene relación con autodefensas, otro fue cometido por jóvenes que, por desplantes de una muchacha, la violaron y asesinaron", dijeron.

Adriana Benjumea de la Corporación Mujeres que Crean no considera que los casos sean aislados. Reclama que "están esperando a que sucedan más, y ya es hora de tener más información".

Suben delitos sexuales.

Y aunque las violaciones en las que las víctimas son asesinadas aterrorizan a la comunidad, no hay que perder de vista que los delitos sexuales están en aumento. Este año van denunciados 448, que investiga la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía. En el 2003 se denunciaron 872 agresiones sexuales entre accesos carnales violentos o violaciones, y actos sexuales violentos (exhibición del miembro masculino y caricias).

Hace unas semanas un fiscal seccional profirió resolución de acusación contra Marlomeyer Vélez, un presunto violador de 14 menores, que atacaba cerca del cerro El Volador y es conocido como el de las vírgenes . Agredió niñas entre 11 y 14 años. Este se hacía pasar por monaguillo, se ganaba su confianza y les pedía que lo acompañaran a comprar flores para la parroquia.

También hay resolución de acusación contra Edgar Orlando Londoño, un taxista que presuntamente atracó y violó a varias mujeres en el occidente de la ciudad.

Las fuentes consultadas coinciden en que las cifras no reflejan el problema. "Muchas no denuncian porque destruyen las pruebas que dejó el violador, se bañan o esperan muchos días y esos casos nunca se conocen", dijo Guillermo Acevedo, Fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales.

Pero la causa más compleja del subregistro "es que muchas de las personas que reciben las denuncias no están capacitadas", sostiene un sicólogo de la Fiscalía.

El subregistro es tan alto, que un estudio de la Corporación Mujeres que Crean calcula que diariamente se presentan 16 casos de abuso sexual, pero solo cuatro son registrados y uno es judicializado.

EL DRAMA DE UNA FAMILIA.

Con la mirada perdida y los ojos intentado retener las lágrimas, doña Luz Elena Gómez busca una explicación de lo que le pasó a su hija Luz Mery Maya el pasado 9 de junio, cuando apareció muerta y al parecer violada.

Esta madre se llena de desasosiego al recordar la forma brutal en que dejaron a su hija de 26 años, en una quebrada cerca del estadio Atanasio Girardot, con fuertes golpes en la cabeza, sólo con la camisa puesta y el pantalón enrollado en el cuello.

Según una allegada, "a la niña le echaron ácido en el rostro y tenía las uñas moradas como si hubiera peleado por vivir". Pero hasta el momento el caso es materia de investigación.

Luz Mery Maya era vendedora de apuestas afiliada a la empresa de Gildardo Echeverri y salió de su trabajo, en el sector de la 70, hacia el centro, a las 9:30 p.m. del miércoles 9 de junio a entregar el recaudo de las apuestas. Esa noche no llegó a su casa y al día siguiente, a las 2:00 p.m., la encontraron en este sector cercano a su trabajo.

"Nos han dicho muchas cosas, que fue un taxista porque ella se fue en taxi, otros dicen que la atracaron, que hay una banda de violadores, pero hasta ahora no sabemos nada", dijo la madre que tiembla al mencionar el tema.

El hecho tiene conmocionadas a muchas vendedoras de chance que conocían a la joven y que aseguran que era una mujer trabajadora, que se desvivía por su hijo de 9 años.

A Luz Mery el sueño de estudiar y sacar adelante a su pequeño, era lo que más le importaba. Tenía planes de matrimonio y, según sus familiares, además de correr con sus propios gastos, apoyaba a su padre desempleado.

RECOMENDACIONES.

-Evite estar sola cerca de paraderos de transporte público, cañadas, viviendas abandonadas y lugares solitarios.

-Si va a tomar un taxi, solicítelo a una empresa reconocida. Sólo aborde el móvil que le indicaron y si llega otro niéguese a aceptarlo. Verifique que el vehículo al que se suba tenga el número de las placas visible, generalmente a los costados y en el vidrio delantero.

-En la calle, desconfíe de personas que hagan preguntas inapropiadas para la circunstancia en la que se encuentra, como si tiene novio, si es virgen o ese tipo de temas que no se discuten con extraños.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.