TRES AÑOS DE PELEA POR UN SALÓN

TRES AÑOS DE PELEA POR UN SALÓN

Una disputa por el salón comunal protagonizan la saliente Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Marruecos, localidad Rafael Uribe Uribe, y la elegida el pasado 25 de abril.

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Una disputa por el salón comunal protagonizan la saliente Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Marruecos, localidad Rafael Uribe Uribe, y la elegida el pasado 25 de abril.

Hace tres años resultó como presidente de la JAC Francisco Arturo Berrío quien, según la nueva Junta, además de desconocer a sus compañeros de junta, se apropió del salón comunal para operar la ONG Despertar al progreso, valórese usted mismo . "A los dos meses de posesionado ya estaba sacando a la gente de la junta y no nos dejó trabajar", comentó Cecilia de Jesús Riasa ex fiscal de la JAC.

Según Berrío, cuando constituyó la ONG con los miembros de la junta los llamó a trabajar. "Les dije que se les asignaría una remuneración a penas llegaran los recursos, entonces todo el mundo empezó a abrirse".

Entonces comenzaron los enfrentamientos de uno y otro lado. La JAC denunció a Berrío por apropiarse de unos materiales que Codensa había dejado luego de un cambio en el alumbrado.

"Mediante resoluciones 070 y 256 del 2003, el Departamento Administrativo de Acción Comunal destituyó al señor Berrío -afirma Pedro León actual presidente de la JAC- pero él insiste en continuar en el salón". También le ordenaron desocupar.

Pero él se niega amparándose en una sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca según la cual el salón comunal es una propiedad del Estado que no puede ser administrado por una entidad privada como una JAC. "Ellos (la nueva junta) lo quieren arrendar para lucrarse de manera personal. Yo tengo unos niños que recojo de la calle y los tengo estudiando", declaró Berrío.

Pero los vecinos también aseguran que tienen a 65 ancianos de Marruecos haciendo ejercicio y sus actividades en la calle. "Nuestros ancianos tienen que exponerse todos los días a que los roben y al frío porque el señor no deja que ellos hagan sus ejercicios en el salón", dijo León.

"Esos viejitos son personas pensionadas. El Distrito está gastando plata en ellos, mandándoles personal de Bienestar Social cuando ellos tienen clubes en donde reunirse", sostiene Berrío.

Entre tanto, la Fiscalía realizará el 11 de junio una visita para determinar quién tiene la razón. Por ahora Berrío se sostiene en que "el 8 de julio, cuando se vence mi mandato, miraré a quien le voy a entregar el salón, como esto es un problema judicial, le digo al juez o al fiscal que yo le entrego a quién ellos deleguen que no sean de la comunidad".

Foto:.

Mientras se define si el salón es entregado a la nueva JAC, sus miembros se reúnen en un kiosco en el parque del barrio.

Milton Díaz/ EL TIEMPO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.