EL FONDO DEL FONDUE

EL FONDO DEL FONDUE

En estos días, cuando Estados Unidos está expandiendo la frontera del matrimonio para incluir parejas del mismo sexo, es oportuno pensar en el significado real de esta condición. Tiene que ser algo más que el anillo!

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En estos días, cuando Estados Unidos está expandiendo la frontera del matrimonio para incluir parejas del mismo sexo, es oportuno pensar en el significado real de esta condición. Tiene que ser algo más que el anillo!.

Creo que nadie está casado sin la presencia de dos equipos de fondue en su casa. Son mucho más dicientes que un anillo! Alguna vez ha visto uno de ellos en la casa de un soltero?.

Para mí es una ofensa que me atiendan con un fondue! En casa significa salir del paso sin hacer un esfuerzo. En un restaurante, es peor aún. Se lavan las manos al no responder por la comida! Si es un fondue de aceite y la carne se pasa de punto, la culpa la tiene el comensal. Qué suerte eso de inventarse la fórmula donde el comensal paga precio de restaurante y resulta haciendo todo el trabajo! Solo le falta lavar los platos! Además del precio del plato, del IVA y del servicio, hay que calcular el valor de enviar hasta los calzoncillos a la lavandería porque quedan impregnados de olor a aceite!.

Tenían que ser los suizos los inventores de esta tortura: es el país más aburrido de Europa. Lo único interesante que tiene es ser embajador allí! Sus excelentes quesos saben mucho mejor en otro lado y consumidos, por supuesto, después de las 9 p.m.

Pero sí existe una receta que sirve cuando se prepara en este equipo: bagna couda. Es un plato del otro lado de los Alpes suizos, Piedemonte, uno de los grandes centros gastronómicos de Italia. Es la perfecta entrada para una comida elegante. La traducción es "baño caliente" y es exactamente eso: una salsa caliente para untar las verduras crudas.

Para 6 personas se necesitan de taza de aceite de olivas de excelente calidad, 3 cucharadas de mantequilla, 2 cucharadas de ajo finamente picado y 10 anchoas.

En una sartén derrita, a fuego lento, la mantequilla con el aceite. Agregue el ajo y sofría sin dejar dorar. Si ocurre esto, bote todo y arranque de cero. Agregue las anchoas picadas y revuelva con una pala de madera, mientras las machaca contra los lados. Pase todo al fondue con la llama prendida.

Ponga el fondue en el centro de un plato inmenso, rodeado de las siguientes verduras crudas. Los cardos son los clásicos, si los puede encontrar. Es una verdura italiana y cachaca. La conocerá si tiene más de 80 años! Si escoge corazones de alcachofa, cocínelos; son demasiado duros para comerlos crudos. Del brócoli solo se utiliza el tallo pelado. Sirva hojas de espinacas bebés con su tallo. Zanahorias y pimentones rojos y amarillos agregan color. Sírvalos en julianas. Los rábanos son deliciosos. Espárragos muy delgados y frescos son perfectos.

Cada cual unta sus verduras con la salsa en el fondue. Sirva con abundante pan para secar los jugos. Es el plato perfecto para los que ya aprendieron a cocinar y, por ende, no utilizan su fondue. Y para los novatos, es un uso digno y sencillo de su equipo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.