SE ACABARON LAS PRIMERAS DAMAS

SE ACABARON LAS PRIMERAS DAMAS

Recientemente, durante un evento organizado por la Cooperativa Nacional para el Fomento y Desarrollo Municipal que reunía a las primeras damas de las ciudades y los municipios de Colombia, tuve la oportunidad de intervenir con una charla que pretendía motivar a las esposas o compañeras de los recién electos alcaldes para trabajar por su municipio. Pero no me resistí y, exasperada por ese calificativo de primeras damas , improvisé una vehemente diatriba en contra de esta ridícula denominación.

07 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Recientemente, durante un evento organizado por la Cooperativa Nacional para el Fomento y Desarrollo Municipal que reunía a las primeras damas de las ciudades y los municipios de Colombia, tuve la oportunidad de intervenir con una charla que pretendía motivar a las esposas o compañeras de los recién electos alcaldes para trabajar por su municipio. Pero no me resistí y, exasperada por ese calificativo de primeras damas , improvisé una vehemente diatriba en contra de esta ridícula denominación.

Lo hice acaloradamente, con argumentos, y las comprometí a no aceptar nunca más esta absurda etiqueta. Desde esta semana de Pasión, las primeras damas desaparecieron del panorama nacional. En adelante, podrían llamarse primeras mujeres , como lo recomendó la compañera del alcalde de Medellín, Lucrecia Ramírez, o primeras compañeras , como le gusta llamarse a Marcela, la compañera de Lucho. A mí me gusta más primeras ciudadanas .

Pues todo esto de primeras damas me evoca inevitablemente aquellas damas del siglo XII cuyos silencios nos hablan hoy de su soledad, de su infinita paciencia y de sus encierros eternos como abnegadas Penélopes tejiendo una trama vacía y siempre inconclusa mientras esperaban el regreso del caballero de una hazaña guerrera.

Primeras ciudadanas, no creen que es tiempo de entrar a la modernidad cuando el voto femenino en Colombia va a cumplir 50 años en agosto próximo? No creen que su papel -por cierto tan ambiguo y mal definido política y administrativamente- va más allá de una figuración silenciosa al lado de su marido-compañero? No creen que es tiempo de afirmarse desde su estatus de ciudadanas de tiempo completo con ese primer acto fundante de rechazo absoluto de esta denominación de primera dama?.

Para empezar, les sugiero dos tareas importantes: que se cumpla la ley de cuotas en la alcaldía de su municipio, esta ley de reparación histórica que nos permite visibilizarnos y estar presentes en la administración del mundo. Como segunda tarea y sobre una recomendación de la primera mujer de Medellín y ahí me dirijo más a las primeras ciudadanas de capitales departamentales : no gastar un centavo del presupuesto de su alcaldía para reinados de belleza: Los reinados de belleza no pueden seguir siendo asuntos del Estado o asuntos públicos , afirmó ella en uno de los primeros boletines de su despacho y estoy plenamente de acuerdo con ella.

Primeras ciudadanas: el reto entonces es habitar ese espacio tradicionalmente tan protocolario y vacío de sentido democrático con el ejercicio pleno de una ciudadanía participativa y real.

* Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.