TRES MAYORES IMPLICADOS EN SECUESTRO Y MUERTE

TRES MAYORES IMPLICADOS EN SECUESTRO Y MUERTE

Un nuevo escándalo, con tintes cinematográficos, con un ciudadano muerto de por medio y 350 millones de pesos perdidos, salpicó ayer a la Policía.

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Un nuevo escándalo, con tintes cinematográficos, con un ciudadano muerto de por medio y 350 millones de pesos perdidos, salpicó ayer a la Policía.

Y a diferencia de otros casos en los que los involucrados son agentes o suboficiales, esta vez son tres mayores de la institución -el grado anterior al de coronel y general-, los que están en la mira de la Fiscalía.

Todo comenzó el 20 de abril pasado, cuando Rubén Suárez López salió de Chiquinquirá para Bogotá en su camioneta de placas VIV368.

Sus familiares aseguran que el es un comerciante dedicado al cambio de moneda extranjera y que ese día transportaba en una caleta especial de su vehículo 350 millones de pesos. Lo cual, era, según ellos, normal por su oficio.

A la altura de la localidad de Susa (Cundinamarca), en un retén policial lo capturaron . Y eso fue lo último que se supo de él. Hasta unos días después, cuando, tras las denuncias de sus familiares, la Fiscalía encontró su cuerpo enterrado como N.N. en el cementerio de Girardot.

Es decir, el hombre, vivo o muerto, debió cruzar todo Bogotá, pues lo detuvieron al norte de la capital (vía a Chiquinquirá) y su cadáver fue hallado, por un campesino a la orilla de la carretera al sur de la misma (vía Girardot-Melgar).

Curiosamente, la camioneta fue descubierta por las autoridades en un estacionamiento de Bogotá y con la caleta completamente vacía.

Qué pasó con él?.

Según lo que han podido recaudar los investigadores, en el retén de Susa, al mando del mayor John Esnéider Romero Garzón, comandante del distrito de Policía con sede en Ubaté, lo detuvieron porque, supuestamente, tenían información de que Rubén Suárez hacía parte de una banda de secuestradores.

Luego de capturarlo , se lo entregaron al también mayor Edilberto Ballén García, subcomandante del Gaula de Bogotá, que era quien, según el mayor Romero, había ordenado la detención.

El mayor Ballén, a su vez, remitió al capturado al mayor César Augusto Pardo Salcedo comandante de la Escuela Móvil de Carabineros.

Los únicos capturados son el mayor Esnéider y el subinentendente que llevó a cabo la captura (Erwin Severiano Mora Méndez), los otros dos mayores han sido declarados prófugos de la justicia pues agentes de la Fiscalía fueron a buscarlos y no los encontraron.

El inspector de la Policía, general Jaime Vera Garavito, explicó ayer que los familiares del comerciante denunciaron el hecho ante la Procuraduría y conjuntamente con un grupo de la Sijín y la Fiscalía comenzaron las investigaciones.

La Fiscalía ordenó sus capturas por los presuntos delitos de extorsión agravada, secuestro, hurto calificado y agravado, falsedad en documento público y homicidio.

Según Vera, "se estableció la posible vinculación con los hechos de tres oficiales" y afirmó que los uniformados fueron suspendidos de sus cargos.

El general fue enfático en anunciar que "no se va a tolerar el más mínimo espacio a la corrupción ni a los actos ilícitos en la institución".

Aseguran a fiscales.

Un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia resolvió ayer la situación jurídica de cinco ex fiscales y una particular, involucradas en una investigación por emitir fallos a favor de miembros del cartel de l norte del Valle.

A la ex fiscal Diana Motta Pérez le dictaron medida de aseguramiento por los delitos de prevaricato por acción agravado, homogéneo y sucesivo. Se le negó el derecho a libertad condicional, por lo que continuará detenida en la cárcel El Buen Pasto de Bogotá.

Luz María Rabal Ramos, también ex fiscal, recibió medida de aseguramiento por prevaricato por acción, destrucción, supresión y ocultamiento de documento público, en concurso homogéneo y sucesivo. También seguirá detenida en la cárcel El Buen Pasto.

La justicia halló méritos para seguir el proceso contra el ex fiscal Jorge Chamorro Molineros por los delitos de prevaricato por acción agravado homogéneo y sucesivo, en concurso con cohecho impropio. Está detenido en la cárcel de Chiquinquirá.

Al ex funcionario del CTI de Cali, Edgar Restrepo Hamburger, se le dictó media de aseguramiento por los delitos de prevaricato por acción, También está detenido en Chiquinquirá.

A José Jesús Quintero, ex fiscal especializado de Buga, y a la particular Liliana Patricia Arango de Rivera, la Fiscalía se abstuvo de dictarles medida de aseguramiento y ordenó su libertad.

La fiscalia no resolvió la situación jurídica del ex director de Fiscalías de Cali, Diego Rojas Girón, por ser prófugo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.