HORROR DE TORTURAS, EN VIDEO

HORROR DE TORTURAS, EN VIDEO

El escándalo por los abusos cometidos contra prisioneros iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib, en Irak, tomó ayer nuevo aliento luego de que varios medios de comunicación en E.U. presentaron evidencia fresca sobre el inhumano trato al que fueron sometidos.

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El escándalo por los abusos cometidos contra prisioneros iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib, en Irak, tomó ayer nuevo aliento luego de que varios medios de comunicación en E.U. presentaron "evidencia fresca" sobre el inhumano trato al que fueron sometidos.

Se trata de varios videos y testimonios de prisioneros recopilados por los propios funcionarios del Pentágono que investigan el caso, en el que se presentan salvajes golpizas, sodomía y humillaciones a granel. Incluso, eran forzados a ingerir alimentos que eran puestos primero en la taza de un sanitario.

Aunque los videos mostraron con movimiento a una situación que hasta ahora solo se conocía a través de fotos, fueron los dramáticos testimonios de 13 de los detenidos, publicados en The Washington Post, los que generaron más estupor.

"Nos obligaban a caminar como perros, en cuatro patas, a ladrar como perros, y si uno se negaba nos daban violentos golpes en la cabeza y en el pecho", dice Hiadar al-Aboodi, uno de los prisioneros. Según la mayoría de los entrevistados, se les obligaba a maldecir el Islam, comer carne de cerdo y tomar licor, todas acciones prohibidas por su religión. Además, se les forzaba a masturbarse en público, eran manoseados por las mujeres soldados y se les amenazaba permanentemente con la violación.

"El me decía que me iba a violar. Me hacia poner en cuatro y luego me dibujaba una mujer en la espalda. Nos decían que cuando acabaran con nosotros desearíamos estar muertos", sostuvo otro.

Kasim Mehaddi Hilas, el detenido número 151108, le dijo incluso a los investigadores que presenció la violación de un joven de unos 15 años. Según Hilas, vio cuando el joven era asaltado sexualmente por un traductor del Ejército y dice que toda la secuencia fue fotografiada por una soldado de E.U.

Aunque la veracidad de los testimonios está por demostrarse, todo indica que está muy cerca de la verdad. De acuerdo con los investigadores, al entrevistar a los prisioneros se dieron cuenta que todos recreaban los mismos eventos con alto nivel de detalle, pese a que fueron interrogados por separado.

Señalan a culpables.

Al menos a ocho de ellos identificó con nombre propio, entre ellos a Charles Garner, uno de los soldados, de quien se dice que era el líder del grupo. Garner, junto a otros seis soldados, deberán enfrentar a una Corte Marcial que juzga lo sucedido en Abu Ghraib y podrían recibir hasta cadena perpetua.

Pese a todo lo conocido, funcionarios del Pentágono dicen que aún existe mucho material que no ha sido revelado al público y probablemente nunca lo sea. "Hay cosas que sencillamente no se pueden mostrar", afirma uno de ellos.

La circulación del nuevo material coincidió con la decisión de E.U. de liberar a 475 prisioneros de esta misma cárcel. A la salida, muchos de los iraquíes besaron el suelo y se refirieron también a los malos tratos que recibieron durante el tiempo de su reclusión.

Paralelamente, cuatro personas fueron detenidas en relación con la muerte del estadounidense Nicholas BERD (ver recuadro). Según voceros iraquíes, los asesinos son ex fedayines, antiguo grupo paramilitar al servicio de Saddam Hussein, y no militantes de Al Qaeda como se pensaba.

A su vez, se registraban fuertes combates en varias ciudades de Irak entre las tropas de E.U. y las milicias del shiita Muqtada Sadr. Al menos 30 era el parte inicial de los caídos, cuando en el país continuaba el luto y la rabia por las 45 personas que murieron mientras, aparentemente, asistían a una boda.

FOTO:.

EL INFIERNO VIVIDO por los prisioneros de la cárcel de Abu Ghraib abarca todas las transgresiones. Incluso amenazas con perros amaestrados. AP / The Washington Post.

AFP.

Detenidos por decapitación.

BAGDAD (AP).

Las fuerzas de la coalición en Irak detuvieron a cuatro sospechosos del asesinato de Nicholas Berg, el civil estadounidense decapitado hace una semana, pero dos de ellos fueron dejados en libertad, dijo ayer un vocero militar.

Los sospechosos fueron detenidos durante una redada el miércoles en Bagdad, afirmó el brigadier general Mark Kimmitt. Según un funcionario que habló bajo anonimato, los hombres habían sido miembros de la organización paramilitar Fedayín de Saddam Hussein y el grupo involucrado en el asesinato de Berg estuvo liderado por Yaser al-Sabawi, sobrino del ex dictador iraquí.

La decapitación de Berg (cuyo cuerpo fue hallado el pasado 8 de mayo) fue grabada en un video divulgado por sus asesinos. El crimen, que causó conmoción y repudio mundial, fue entendido por expertos como una venganza por las torturas cometidas contra los presos iraquíes.

De otra parte, el enviado especial de Radio Nacional de España (RNE) a Irak, Fran Sevilla, pasó este viernes varias horas retenido por un grupo de milicianos, adeptos del clérigo radical Moqtada Sadr en la ciudad chiíta de Nayaf, al sur de Bagdad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.