LOS INVITADOS, A PUERTA CERRADA

LOS INVITADOS, A PUERTA CERRADA

La realeza y los plebeyos se juntaron en la Catedral de La Almudena, de Madrid. Felipe y Letizia, príncipes de Asturias, invitaron.

23 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La realeza y los plebeyos se juntaron en la Catedral de La Almudena, de Madrid. Felipe y Letizia, príncipes de Asturias, invitaron.

Y fueron las plebeyas casadas con los príncipes quienes más brillaron. A lo mejor se sintieron más en confianza al ver que ya son muchas las que han llegado a casarse con reyes y herederos de trono.

Haakon de Noruega llegó con Mette-Marit. Iban con el rey Harald y la reina Sonia, discretos y elegantes, vistiendo ellos los atuendos militares y ellas trajes sobrios.

Guillermo de Orange, de gancho con su esposa, la argentina Máxima, fueron escoltados por la reina Beatriz de Holanda. La gaucha, pese a haber dado a luz hace poco tiempo, mostró una muy buena figura.

Igual, Felipe, heredero de Bélgica, quien estuvo con su esposa Matilde.

No faltaron los solitarios. Carlos, príncipe de Gales, fue el único representante de la casa real británica. Inicialmente se dijo que William, su hijo mayor, lo acompañaría, pero no fue así. Según los entendidos, fue uno de los más elegantes.

Naruhito, heredero del trono japonés, también fue solo. Su esposa, la princesa Masako, sufre, según los médicos, una fuerte depresión por el rígido protocolo.

Asimismo, los representantes de las casas reales de Oriente Medio llegaron sin parejas. Salman Bin Abdulaziz al Saud, príncipe saudí y los jeques Mohamed Bin Zayed al Nahyan y Abdullah Bin Zayed al Nahyan, de los Emiratos Arabes Unidos, que lucieron trajes tradicionales.

Rania de Jordania no asistió con su esposo, sino con la última esposa de su fallecido suegro, la reina Noor. Carolina de Mónaco no fue acompañada por Ernesto de Hannover, sino por su hermano Alberto.

Victoria de Suecia, heredera al trono y en algún momento en el sonajero para convertirse en esposa de Felipe, asistió con sus padres. La reina Margarita de II de Dinamarca; el ex rey Constantino, de Grecia, y el jeque heredero de Bahrein, Salman Ben Hamad Al Jalifa, también estuvieron entre los invitados.

Por los lados de los mandatarios latinoamericanos, el colombiano Alvaro Uribe Vélez llegó solo, pues su esposa, Lina Moreno, no fue autorizada a viajar por su médico, debido a quebrantos de salud. Mireya Moscoso, presidenta de Panamá, fue otra de las solitarias.

En cambio, Lucio Gutiérrez, de Ecuador, fue con su esposa y sus dos hijas; el nicaragense Enrique Bolaños, con su señora, Lila T. Abaunza, igual que el salvadoreño Francisco Flores, de gancho con Lourdes Flores.

Las primeras damas de Bolivia, Elvira Salinas Gamarra de Mesa; Costa Rica, Leila Rodríguez Pacheco, y Perú, Eliane Karp de Toledo, representaron a sus gobiernos.

Entre los invitados hubo más colombianos: los ex mandatarios Belisario Betancur, Andrés Pastrana y César Gaviria, este último en su calidad de secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El gobierno español en pleno asistió, encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero y su señora. Y entre los faranduleros a los que les llegó invitación figuraron los cantantes Miguel Bosé y Plácido Domingo; el pentacampeón del Tour de Francia, Miguel Induráin.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.