EL PRÍNCIPE SE HA CASADO CON QUIEN QUIERE, NO CON QUIEN DEBE

EL PRÍNCIPE SE HA CASADO CON QUIEN QUIERE, NO CON QUIEN DEBE

Nadie en España tiene las credenciales de Jaime Peñafiel como periodista experto en monarquía. Ha cubierto más de 40 bodas reales, fue redactor jefe de la revista Hola durante años y ha viajado con los Reyes de España por medio mundo.

23 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Nadie en España tiene las credenciales de Jaime Peñafiel como periodista experto en monarquía. Ha cubierto más de 40 bodas reales, fue redactor jefe de la revista Hola durante años y ha viajado con los Reyes de España por medio mundo.

Y hoy Peñafiel, desde su columna en el diario El Mundo, es una de las pocas voces que se atreven a decir en público lo que muchos monarquistas hablan en petit comité: que la boda del Príncipe de Asturias con Letizia Ortiz (periodista y divorciada) no ha sido una buena decisión. EL TIEMPO le preguntó a Peñafiel porqué.

- Cuáles son las razones que lo llevan a manifestar su inconformidad por la elección de Letizia Ortiz como esposa del Príncipe Felipe y futura reina de España?.

Soy una persona leal, no un cortesano. Y la diferencia radica en que un cortesano solo dice lo que al rey, a la reina y al príncipe les gusta oír, mientras que la persona leal les dice lo que deben saber. Y yo tengo un enorme respeto por la institución.

Pero, qué le ve de malo a Letizia?.

Lo que pasa es que durante 26 años he tenido una imagen de reina, que es la de doña Sofía: una persona que lleva la realeza en la sangre, que reina con una enorme dignidad, que ejerce el oficio con profesionalidad. Y, de pronto, resulta que ese modelo ya no vale; que cualquier muchacha puede ser reina de España. Ser reina es algo importante, y una reina no puede tener pasado, porque el pasado siempre es presente.

Ha trascendido que el Rey no recibió bien la elección de su hijo, por qué cree que ha terminado por aceptarla?.

En primer lugar, porque era la tercera vez que se planteaba un problema de este calibre. Primero fue con Isabel Sartorius, que no pudo ser, pues era hija de padres divorciados. Luego vino Eva Sannum, la modelo noruega, que no reunía las condiciones: una persona sin formación, una modelo de bajo nivel, una persona vulgar en términos sociales. Y en segundo lugar, porque el rey se dio cuenta de que el príncipe estaba dispuesto a casarse por encima de la voluntad real y, con buen sentido, no quiso crear un problema institucional.

Cabe recordar que el artículo 57 de la Constitución establece que el heredero al trono necesita el permiso de su padre para contraer matrimonio. Y como ocurre en las familias cuando el hijo decide casarse con una persona que no conviene, al final los padres acaban cerrando los ojos y autorizándolo.

Usted ha planteado en alguna columna que el rey se equivocó con esta decisión...

Yo lo que he dicho es que el rey ha actuado más como padre que como rey. Yo no estoy en contra de que las monarquías se modernicen, pero hay que tener cuidado de que eso no se transforme en una vulgarización, como en el caso de Mette-Marit en Noruega. Esperemos que en España no suceda algo así.

Cree que Letizia podría llegar a ser una buena Reina?.

Eso sería entrar a jugar con futurismos, y yo no juego a eso. El tiempo lo dirá. Lo que sí es cierto es que los méritos del rey no son hereditarios. Su hijo solamente heredará sus derechos dinásticos e históricos, pero tendrá que ganarse el puesto, todos los días, con la ayuda de Letizia.

Ahora, tampoco hay de qué preocuparse, el rey es un hombre joven, tiene 66 años y todavía le queda mucha vida. A los 86 años puede seguir reinando y en 20 años pueden pasar muchas cosas, incluso, que vivamos en un país que se llame Europa.

Hay dudas acerca del príncipe Felipe, de si está preparado para reemplazar a su padre. Qué opina?.

El príncipe tiene una enorme preparación. El hecho de que haya sido irresponsable en el tema sentimental, es otra cosa. Pero el amor es ciego y no cabe duda de que éste es un matrimonio por amor, como fue el de Eduardo VIII y Wallis Simpson, que también era divorciada, y eso hay que aceptarlo. Aunque buscando el lado positivo, diría que es un buen principio que una pareja se case enamorada.

La España Contemporánea es un país monarquista o juancarlista ?.

Juancarlista, totalmente. Monárquicos hay pocos y están -dolorosamente- callados. La labor del rey ha sido decisiva para que España pasara de la dictadura de Franco a una democracia, y los españoles le están y le estarán eternamente agradecidos por eso. El problema está en que los juancarlistas de hoy sean felipistas mañana.

Algunos sectores monarquistas radicales han descrito a Letizia como un caballo de troya que terminará erosionando la monarquía en España. Incluso los antimonarquistas han recogido con cierto gozo esta teoría. Es Letizia un caballo de troya ?.

No lo veo así. Y Dios me libre de hacer hincapié en la biografía de Letizia, una persona joven e independiente, libre desde muy joven, que tiene su biografía apasionada y apasionante, fracasos sentimentales, incluso matrimoniales, lo cual, si bien no es normal, si es frecuente. Aquí a quien habría que criticar es al propio príncipe: quien ha elegido a quien ha querido, pero, a lo peor, a quien no ha debido; que se casa con quien quiere, pero, a lo peor, no con quien debe.

No creo que éste sea un camino expedito a la República. Los españoles nos encontramos satisfechos con el rey que tenemos, que es el más prestigioso de Europa. Pero también es cierto que los matrimonios pueden salir mal, con los matrimonios nunca se sabe.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.