CORTE ORDENA AL ESTADO TRATAR A UN ALCOHÓLICO

CORTE ORDENA AL ESTADO TRATAR A UN ALCOHÓLICO

Las personas alcohólicas de bajos recursos económicos, en particular aquellas que se encuentran en la indigencia, tienen derecho a recibir por parte de los hospitales públicos el tratamiento para controlar su mal.

08 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Las personas alcohólicas de bajos recursos económicos, en particular aquellas que se encuentran en la indigencia, tienen derecho a recibir por parte de los hospitales públicos el tratamiento para controlar su mal.

Con ese argumento, la Corte Constitucional acaba de ordenar al Instituto Departamental de Salud de Nariño que atienda a una persona de la calle que sufre de alcoholismo, y a quien las entidades públicas se niegan a brindarle el tratamiento con la tesis de que ese mal no está cobijado por el Plan Obligatorio de Salud.

La sentencia del magistrado Rodrigo Escobar Gil advierte que resulta inadmisible la postura, según la cual, debe condenarse a un individuo a padecer dolor por falta de tratamiento médico efectivo, pues ello conduciría a la negación de su dignidad humana.

hay una alternativa para superar el dolor, se debe acudir a ellaexpresa el fallo.

Agrega que la condición de indigencia limita los valores y principios que la misma Constitución pretende amparar, y por tanto, la persona que la padece no está en capacidad de velar por su propia existencia. Por eso advierte que son la sociedad y el Estado a quienes les asiste la responsabilidad de procurar la protección.

El caso.

Yesid Lozano* sufre de alcoholismo de primer grado desde hace varios años, enfermedad que ha deteriorado su salud física, mental, social, familiar y laboral.

El problema ha llegado al extremo que se ha visto obligado, ahora como indigente, a consumir alcohol puro que le ha producido una úlcera gástrica que amenaza aún más su existencia.

Por esa razón solicitó al Hospital San Pedro de Pasto, el suministro de un proceso de desintoxicación, atención integral, rehabilitación psiquiátrica y manejo físico.

La entidad se negó a prestar ese servicio con el argumento de que no está considerado en el POS y de que además el hospital no es una institución destinada al tratamiento de pacientes y rehabilitación psiquiátrica.

Por su parte, el Instituto Departamento de Salud de Nariño que maneja la red hospitalaria sostuvo que la única posibilidad de tratamiento es en Alcohólicos Anónimos. Y dijo que solo en caso de presentar complicaciones por intoxicación sí sería atendido en hospitales.

Lozano, con el apoyo de una persona, interpuso una tutela y alega que se le están vulnerando sus derechos a la salud en conexidad con la vida en condiciones dignas, la integridad física y la igualdad.

El análisis de la Corte asegura que Lozano tiene un demostrado interés en salir del problema de adicción al alcohol y puntualiza el grave peligro que corre su salud y su vida en caso de no practicarse el tratamiento.

Y añade, que la Constitución es clara en conceder especial protección a este tipo de personas.

evidente, pues, que una persona que padece los síntomas descritos no goza de su derecho a la integridad física y mental.

Con esas bases, el tribunal ordenó al Instituto que en 48 horas gestione y coordine con instituciones de salud públicas o privadas el tratamiento médico integral que corresponda a la enfermedad que padece Lozano.

* Nombre cambiado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.