EL COLOMBIANO QUE DESCRESTÓ A MCCARTNEY

EL COLOMBIANO QUE DESCRESTÓ A MCCARTNEY

Un pastuso tuvo el privilegio de ser el alumno estrella del autor de Yesterday, Sir Paul McCartney. Su nombre: Javier Martínez. Su don natural: la música. Su pasión: los Beatles.

13 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Un pastuso tuvo el privilegio de ser el alumno estrella del autor de Yesterday, Sir Paul McCartney. Su nombre: Javier Martínez. Su don natural: la música. Su pasión: los Beatles.

Todos estos ingredientes le permitieron a Martínez abrir las puertas del Instituto de Artes Escénicas de Liverpool (LIPA), que dirige McCartney en Inglaterra, uno de los compositores más influyentes del último siglo.

Help.

Llegar a Liverpool no es fácil si no se tienen en el bolsillo los 100 mil dólares que cuestan los pasajes, la matrícula, el hospedaje y la alimentación por un año, sin mencionar que Javier viajó con su esposa, Vicky Niño.

Echó mano de todos los recursos posibles. Vendió el carro, el apartamento, pidió plata prestada y sacó los ahorros de toda una vida como productor musical.

All you need is love.

El sueño de Javier hubiera sido más difícil de alcanzar de no ser por el constante apoyo de su esposa.

Como en la canción del cuarteto de Liverpool, todo lo que necesitó fue el amor de esta administradora de empresas. "Yo siempre lo he secundado en todo. Le dije que si no aprovechábamos esta oportunidad, nos íbamos a arrepentir después", afirma Vicky, mientras deja ver el color miel de sus ojos.

A hard day s night.

Una vez dentro de LIPA, Javier demostró sus capacidades para la música. Se dedicó día y noche a perfeccionar sus habilidades. Y lo logró. Fue el mejor extranjero en el instituto. Sorprendió de tal manera, que se entrevistó con McCartney, en persona.

"En el bar de LIPA, el día de la graduación, bajó y tomamos unas cervezas juntos, me firmó el bajo y brindamos por Colombia", recuerda Javier.

Help for my friends.

"La filosofía de McCartney habla de ayudar a la gente, y eso es lo que está haciendo Javier", asegura Luis Villa, beatlómano y uno de sus mejores amigos.

Ahora, el principal objetivo de Javier es compartir sus conocimientos y brindar oportunidades a otros músicos colombianos. Por eso, estableció un convenio con LIPA para el intercambio de jóvenes músicos entre la Universidad de San Buenaventura y el instituto.

"Aquí no existen academias de música pop, y creo que el intercambio cultural, con los profesores de LIPA, va a ser muy significativo", dice Andrés Ospina, beatlómano y músico.

"En este momento hay tres alumnos míos que se van a Liverpool y eso es muy satisfactorio", afirma Javier mientras permanece en un estudio del norte de Bogotá, rodeado de diplomas del LIPA, su foto con McCartney, el bajo con el autógrafo, un piano y decenas de discos.

PERFIL.

A los 9 años, Javier Martínez, dio su primer concierto de piano. En 1985 presentó su primera composición Variaciones sobre temas de Silvio Rodríguez en la Biblioteca Luis Angel Arango. En 1987 estudia composición de música para cine en Boston (E.U.). En 2001 ingresó a LIPA, y se gradúa con honores. Actualmente, tiene una empresa productora musical.

FOTO/Camilo George EL TIEMPO.

La pieza más preciada para Javier es su bajo autografiado por Paul McCartney, después de su graduación en el Instituto de Artes Escénicas de Liverpool.

FOTO/Archivo particular.

McCartney y Javier brindaron por Colombia. Con el encuentro cumplió uno de sus sueños.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.