ENFERMOS SILENCIOSOS

ENFERMOS SILENCIOSOS

Por lo menos un millón y medio de personas sufren en el país de alguna enfermedad del hígado que afecta su calidad de vida e incluso puede llevarlas a la muerte. Algunos no se dan cuenta de que están enfermos y solo lo descubren cuando prácticamente hay muy poco por hacer. Ese descuido se debe en gran parte a las falsas creencias que hay sobre el hígado, ya que irónicamente lo culpan de gran número de cosas como que mancha la piel, que tumba el pelo, que incrementa el acné, que reseca la piel, que produce mareos, todas mentira. Es más no hay que limpiarlo con aguitas o pepas , ya que jamás está sucio. Todas esas creencias han hecho de una de las principales fábricas del cuerpo el ser más vilipendiado del mundo y al mismo tiempo el más descuidado.

23 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Por lo menos un millón y medio de personas sufren en el país de alguna enfermedad del hígado que afecta su calidad de vida e incluso puede llevarlas a la muerte. Algunos no se dan cuenta de que están enfermos y solo lo descubren cuando prácticamente hay muy poco por hacer. Ese descuido se debe en gran parte a las falsas creencias que hay sobre el hígado, ya que irónicamente lo culpan de gran número de cosas como que mancha la piel, que tumba el pelo, que incrementa el acné, que reseca la piel, que produce mareos, todas mentira. Es más no hay que limpiarlo con aguitas o pepas , ya que jamás está sucio. Todas esas creencias han hecho de una de las principales fábricas del cuerpo el ser más vilipendiado del mundo y al mismo tiempo el más descuidado.

Incluso algunos médicos al ver los exámenes de laboratorio dicen:pronto esta un poquito malo del hígado, pero nada de qué preocuparse.De allí el silencio con el que avanzan las enfermedades del hígado, que preocupan a la Asociación Colombiana de Hepatología (ACH), ya que en el país apenas hay seis hepatólogos y gran parte del personal médico desconoce el tratamiento que se les debe dar a los cuatro los tipos de hepatitis que en los últimos tiempos más se diagnostican entre la población colombiana: La crónica autoinmune, la por alcohol, la A y la C. Dice Gonzalo Guevara, vicepresidente de la ACH:hígado no hace tonterías, cuando se manifiesta lo hace en serio.

La que más llama la atención es la hepatitis crónica autoinmune, que ataca más a mujeres que a hombres.cada hombre hay nueve mujeres que la padecenexplica el hepatólogo y presidente de la ACH Víctor Idrovo.mucho a jóvenes, niños y mujeres entre los 20 y 30 añosagrega. Por lo menos 500 mil personas la padecen en el país, incluso hay un gran número de casos en mujeres entre 48 y 60 años. Para las jóvenes es más complicado, ya que la coloración amarillenta es intensa y las drogas para mitigarla causan efectos secundarios como hinchazón. Por eso a veces se aíslan o sufren estigmas de quienes no comprenden a enfermos que siempre están desganados, quieren dormir constantemente o no desean mostrar el color que saca corriendo a la gente, que además cree que se puede contagiar. Pero no es el caso. La hepatitis crónica autoinmune como la artritis o el asma es producida por el propio organismo que, creyéndose en peligro, actúa sin darse cuenta de que está dañando órganos vitales.

La hepatitis producida por alcohol, también tiene gran incidencia entre las mujeres, ya que prácticamente toman como los hombres. Solo que ellas necesitan menos tragos para emborracharse y por supuesto para dañar este órgano. En este grupo lo que más preocupa a la Asociación son lo que denominan alcohólicos inocentes , campesinos y jornaleros que tienen dentro de su dieta el guarapo para acompañar sus comidas y quitarse la sed.una población muy desprotegida en regiones donde se produce panela, incluso en las cafeteras y generalmente acuden al médico cuando ya tienen un daño terminal del hígadoindica Guevara.cultura está matando a gran parte de nuestros campesinos, que obviamente no tienen por qué saber el mal que se están haciendo.

Aunque la cirrosis es confundida con cáncer de hígado, los alcohólicos pasan por otras etapas antes de darse cuenta de que ese factor predispone y aumenta la gravedad de la enfermedad. En estos casos el número de enfermos en el país puede superar los 300 mil. Calladamente llevan los síntomas sin explicarse por qué desaliento, ganas de no moverse, de quedarse en la cama, incluso mareos.

La hepatitis A, a pesar de tener vacuna, es una de las más recurrentes, generalmente después de vacaciones. De allí algunos brotes preocupantes que se presentaron en Cali y Bogotá. Se transmite por comer alimentos contaminados con desechos fecales.las costas las condiciones de higiene no son las mejores y en muchos sitios se sirven mariscos y otros comidas sin saber su origen o con qué aguas han sido lavadas; cuando regresan a las ciudades resultan con la enfermedadexplica Guevara.esa misma razón indica Idrovo se ha vuelto tan común entre los adultos, que tienen buenos hábitos de higiene en su casa, pero cuando van a la Sierra Nevada, los Llanos u otros sitios en los que las aguas no son bien tratadas o los hábitos de higiene no son los mejores, resultan con la enfermedad Mientras un niño se demora pocos días en recuperarse, una persona de 30 ó 40 puede incapacitarse por dos o tres meses.

La hepatitis C se transmite por transfusiones sanguíneas. El mayor riesgo de padecerla lo tienen las personas que antes de 1992 tuvieron alguna emergencia y necesitaron sangre para sobrevivir.tener la enfermedad de César Rincón, pues antes de ese año la sangre no tenía el sello de calidad y la garantía de que no estaba infectada. Allí pueden estar un gran número de mujeres que tuvieron sus hijos por cesárea, tratamientos obstétricos y que de pronto tuvieron que ser transfundidasdice Guevara. En este grupo también están drogadictos que reutilizan las jeringas y quienes se hacen tatuajes y piercing con material quirúrgico no desechable, así como enfermeras y médicos que pueden accidentalmente infectarse. Por lo menos 400 mil personas sufren esta enfermedad que no es curable en un 100 por ciento; únicamente el 57 por ciento se recupera con el tratamiento, que dura un año. Puede dar a cualquier edad y generalmente no presenta síntomas en sus primeras etapas. Muchos la confunden con un resfriado. Recuadro.

Qué hace.

El hígado es literalmente un laboratorio, ya que realiza los procesos bioquímicos del cuerpo. Allí se producen las proteínas y se vigilan factores como una buena coagulación, el metabolismo y hasta el ácido úrico y el colesterol, entre otros. Si se pudiera ver a simple vista un hígado sano es de color rojo intenso y liso. Esta compuesto por miles de millones de hepatocitos, células que hacen infinidad de procesos para limpiar el organismo. Cuando está mal o se manifiesta con una gran enfermedad o la oculta hasta que ya casi es demasiado tarde.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.