LA NARCOCONEXIÓN DE ARISTIDE

LA NARCOCONEXIÓN DE ARISTIDE

En los próximos meses, el ex presidente de Haití Jean Bertrand Aristide será acusado por un fiscal en Miami de haber recibido millones de dólares en sobornos del narcotráfico colombiano por permitir el paso de toneladas de cocaína que iban rumbo a Estados Unidos.

24 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

En los próximos meses, el ex presidente de Haití Jean Bertrand Aristide será acusado por un fiscal en Miami de haber recibido millones de dólares en sobornos del narcotráfico colombiano por permitir el paso de toneladas de cocaína que iban rumbo a Estados Unidos.

Eso sugiere un artículo que publicó The New York Times esta semana y cuya tesis central fue confirmada a EL TIEMPO por funcionarios del Departamento de Estado y de Justicia.

Según el Times, desde que Aristide abandonó la isla, han comenzado a emerger evidencias muy concretas de cómo el narcotráfico había logrado permear todas las instancias del gobierno haitiano.

En el caso que están tratando de ultimar los fiscales en Miami y la DEA se alega que durante los últimos tres años del gobierno de Aristide más de 80 toneladas de cocaína usaron a la isla como punto de tránsito hacia las costas estadounidenses. Por cada uno de esos 80.000 mil kilos, sostienen, los narcotraficantes colombianos pagaban hasta 1.500 dólares en "impuesto de tránsito" (3,750.000 pesos colombianos). En total, las autoridades haitianas -entre ellos el propio Aristide- se habrían "embolsillado" cerca de 200 millones de dólares. Aunque hay muchas piezas en el proceso contra Aristide que todavía están por encajar, hay dos testigos ya acusados que podrían aportar buena parte de la evidencia.

El primero es su jefe de seguridad, Oriel Jean, que fue capturado en Canadá hace dos meses y luego extraditado a Estados Unidos. A Jean lo acusan en una Corte de la Florida de haber recibido sobornos del narcotráfico por valores que van hasta los 50.000 dólares. Por el momento el ex jefe de seguridad se ha declarado inocente pero las autoridades confían en que comenzará a "cantar" cuando se aproxime su sentencia.

El segundo es Beaudoin Ketant, un traficante haitiano que fue sentenciado, en febrero, a 27 años de cárcel. Ketant alega que le pagó cientos de miles de dólares a Aristide y que puede demostrarlo. "Ese tipo -Aristide- era un capo del narcotráfico" dijo Ketant durante las audiencias de su juicio.

Investigadores del caso le han dicho a EL TIEMPO que existen grandes movimientos de dinero en cuentas que tenía Aristide en Estados Unidos y que un primer paso en contra del ex presidente sería el congelamiento de esos activos.

Aristide, a través de sus abogados, niega todos los cargos y hay quienes sugieren que E.U. está tratando de usar la acusación del narcotráfico para intimidar al ex presidente y evitar que estelos demande. Según Aristide, su abandono de la presidencia no fue voluntario sino producto de un "secuestro" organizado por E.U.

Si el ex presidente llega a ser acusado y condenado, podría seguirle los pasos al ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega que de aliado de E.U -como en su momento lo fue Aristide- terminó en una cárcel sentenciado por narcotráfico. Pero más allá del caso Aristide, lo hoy que les preocupa a las autoridades en E.U. es el futuro de Haití. "Aristide y su núcleo eran parte del problema. Pero en general hay narcotráfico en todos los niveles de la sociedad. Al salir estos, otros heredaron el negocio. El narcotráfico está muy arraigado en la isla", dijo a este diario uno de los investigadores.

De hecho, según declaraciones dadas al Times por Bruce Bagley, profesor de la Universidad de la Florida, lo que sucedió en Haití a comienzos de año fue una rebelión sino un "narcogolpe" contra Aristide. -"La lucha era por quién controlaba el tráfico de drogas y sus dividendos", dice Bagley-, que lleva años estudiando el tema.

En particular, las autoridades de E.U. tienen en la mira a Guy Philippe, el líder rebelde que terminó acorralando a Aristide. Hoy Philippe está muy bien posicionado en la isla, trata de ubicar a cientos de sus combatientes en la nueva Policía y piensa lanzarse a un cargo público el año entrante. Para E.U., no obstante, Philippe es "más de lo mismo". En el 2000 ya se le había abierto un proceso por narcotráfico y piensan que su movimiento contra Aristide fue financiado en buena parte con fondos de los narcos colombianos.

De acuerdo con los investigadores, E.U. había comenzado a presionar a Aristide para que tomara distancia de los narcotraficantes y estos, viendo peligrar su paraíso de impunidad en la isla, decidieron tumbarlo.

FOTO: SI ARISTIDE llega a ser acusado y condenado, le seguiría los pasos al panameño Manuel Antonio Noriega. Archivo /EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.